Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urkullu pide a López elecciones en Euskadi y a Zapatero que acerque presos

Patxi López inicia con esta reunión una ronda de conversaciones con todos los partidos vascos

El presidente del PNV cree que tras el anuncio de ETA Bildu debería estar en el Parlamento

Tras reunirse durante una hora con el lehendakari Patxi López para analizar los pasos a dar tras el anuncio de ETA del cese definitivo de la violencia terrorista, el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha planteado que se derogue la ley de partidos, así como la ejecución de una política penitenciaria "flexible" que implique "el fin de la política de alejamiento de los presos" para favorecer su reinserción y consolidar así el final del ciclo terrorista. López, que no ha hecho declaraciones tras la reunión, se ha comprometido mediante un comunicado a colaborar con el Gobierno para "resocializar" a los presos de ETA.

Según ha explicado a los medios tras el encuentro en Lehendakaritza, Urkullu ha solicitado a López que reflexione sobre cuál será la mejor manera de que todas las sensibilidades estén representadas en las instituciones vascas, sugiriendo la posibilidad de un adelanto electoral de los comicios autonómicos previstos para 2013 para que la izquierda abertzale tenga representación en el Parlamento vasco y avanzar así "hacia la normalización política", según ha sostenido. En todo caso, ha precisado que no ha reclamado formalmente que se convoquen comicios anticipados.

El presidente del PNV ha considerado que el decálogo para la concordia presentado en el Pleno de Política General por el lehendakari está "superado" y ha abogado por "dar continuidad" a los puntos recogidos en la Declaración de Aiete. También ha hablado de la importancia de mantener las políticas institucionales a favor de las víctimas del terrorismo y ha considerado "urgente" que la izquierda abertzale "se comprometa al reconocimiento de las víctimas y del daño causado".

Urkullu ha abogado por la legalización de Sortu, nueva marca de la izquierda abertzale, y la revisión de la doctrina Parot, ambos pendientes de pronunciamientos del Tribunal Constitucional. Sobre la posibilidad de conceder indultos a determinados presos, se ha limitado a decir que tampoco hay que caer en el "error de la desmemoria".

El máximo dirigente peneuvista ha añadido que espera, en el plazo "más breve posible", poder reunirse con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. También ha planteado acordar una fecha para "celebrar el nuevo tiempo" y trabajar para que la UE se implique en un programa que favorezca la convivencia en Euskadi. Preguntado sobre la posibilidad de que se constituya una mesa de partidos, ha considerado prematuro cualquier gesto en este sentido. Urkullu ha reiterado que su partido brindará al futuro Gobierno de España su apoyo para lo que "redunde en el final de ETA".

El lehendakari, Patxi López, ha iniciado hoy con la reunión con Urkullu en Ajuria Enea, que ha durado una hora y media, una ronda de conversaciones con todos los partidos políticos del País Vasco, incluido Bildu, tras el comunicado de ETA del jueves pasado en que la banda terrorista anunció el cese de la actividad armada.

Víctimas y presos

La prioridad y el compromiso previo para esa normalización institucional, ha incidido el líder peneuvista, será el mantenimiento y la profundización en el reconocimiento a las víctimas del terrorismo. Ese reconocimiento del daño causado, como ha explicado, ya lo ha "hecho el Gobierno vasco en las últimas legislaturas y hay que reconocer este recorrido" ya que no parten de cero. En lo que sí ha sido tajantemente es en la necesidad de que la izquierda abertzale de un paso adelante y reconozca a las víctimas.

Urkullu considera que "las medidas de excepcionalidad por la amenaza terrorista", a las que ha recordado que el PNV se ha opuesto siempre, deben terminar porque dicha amenaza ya es pasado. En ese ámbito, ha apuntado a la derogación de "esta" ley de partidos, y a la revisión de la legislación penal, y la doctrina Parot, para dar paso a una "política penitenciaria flexible" que equipare el trato otorgado a los presos etarras con el que reciben el resto de reclusos.

Es en ese capítulo en el que el presidente del PNV ha insistido en la necesidad de acabar con el alejamiento de presos y de poner en marcha una política dinámica de reinserción. "Todas estas medidas corresponden al Gobierno español y al francés, y se lo plantearé lo antes posible al presidente del Gobierno", ha asegurado.

El lehendakari, Patxi López, ha manifestado su voluntad de colaborar con el Gobierno que resulte tras las elecciones del 20-N para avanzar en el "tratamiento resocializador de los presos" de ETA, en la medida en que expresen su "voluntad de integrarse en  la democracia y la legalidad vigente". A juicio de López, es necesario abordar la etapa del "posterrorismo con la máxima unidad y con la misma claridad de criterios" que ha conseguido el "desistimiento de ETA", con "prudencia, responsabilidad y apertura".

"La valentía y el coraje ya hubo que acreditarlos cuando la democracia se vio seriamente amenazada por la violencia totalitaria", ha considerado el lehendakari ante las peticiones de algunas formaciones de que sea "valiente" para consolidar la paz. López ha anunciado que se esforzará en propiciar "puntos de acuerdo con las fuerzas políticas y sociales", aunque reconoce que el contexto electoral en el que se encuentra la política española "añade dificultades para adoptar en estos momentos decisiones que requieren criterios compartidos".

El lehendakari ha trasladado a Urkullu, como hará con el resto de formaciones, la posibilidad de convocar algún tipo de actividad pública que permita al conjunto de la sociedad vasca "celebrar la libertad y el inicio del nuevo tiempo de convivencia". También ha dicho que la próxima jornada del Día de la Memoria, el 10 de noviembre, puede ser una "buena ocasión para fortalecer la unidad de todos y reivindicar y reconocer el daño sufrido por las víctimas".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >