Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP desprecia la conferencia mientras Rajoy prepara su estrategia sobre ETA

El líder trata de evitar la polémica pero piensa ya en qué hacer en La Moncloa

Pese a las estridencias de las declaraciones públicas en uno u otro sentido, en el PP se ha instalado una idea con mucha fuerza: el final de ETA está cerca, aunque nadie sabe cuánto, y sobre todo es irreversible. La única duda se sitúa ya en los tiempos. Los populares están cada vez más convencidos de que le tocará a Mariano Rajoy, si llega a La Moncloa en diciembre como indican todas las encuestas, gestionar ese final.

Rajoy ha dado una serie de órdenes en su entorno. Sobre todo, que se rebaje el tono con este asunto, que se eviten las estridencias para no convertirlo en un eje de la campaña. El líder del PP, según sus estrategas, cree que este asunto apenas tiene ya influencia electoral, pero en cualquier caso sigue interesado en hablar única y exclusivamente de economía, su exitosa estrategia en esta segunda legislatura en la oposición. Rajoy prefiere la línea del doble discurso: algunos dirigentes salen en tono duro para contentar a un tipo de electorado, y él mantiene la prudencia.

En esa línea, ni siquiera convocó ayer a su comité de dirección, como suele hacer cada lunes, y así evitó que su equipo comentara este asunto en público. Rajoy dejó toda la responsabilidad en Antonio Basagoiti, líder del PP vasco, con quien mantiene una relación muy estrecha. Basagoiti y Javier Arenas, otro hombre de confianza que tuvo que responder a preguntas en Almería, despreciaron la conferencia internacional.

“La paz no se consigue con operaciones en las que ETA está directamente detrás o delante”, aseguró Arenas, que calificó de “pantomimas que solo persiguen dar justificación a la política de ETA” la conferencia. Basagoiti señaló que los cinco puntos de la declaración son “inaceptables para cualquier demócrata”, porque, entre otras cosas, “equipara a víctimas con verdugos” y “a la banda terrorista con dos Gobiernos democráticos”.

Basagoiti, en quien Rajoy deja la voz del PP en este asunto: “El texto es inaceptable"

“Son las tesis de ETA y Batasuna con más o menos edulcoración. Lo podían haber escrito hace 20 años, porque aquí no hay ninguna novedad. Ponen por escrito las tradicionales tesis de la banda de la autodeterminación, el conflicto y las víctimas de las dos partes. Es más que darles parte de la razón a sus 50 años de terror”, remató.

En cualquier caso, y al margen de las declaraciones públicas y de las críticas a una conferencia en la que nunca han creído, en el entorno de Rajoy ya se trabaja en este asunto con otra clave. Después de las elecciones, si gana, tendrá que tomar decisiones. Rajoy tiene mucha información, se ha reunido en seis ocasiones con Iñigo Urkullu, líder del PNV, y tiene cada vez más claro que tendrá que dar pasos desde La Moncloa cuando ETA anuncie el cese final.

Al líder le preocupa la presión de un sector de su partido, pero está cada vez más convencido de que la debilidad de ETA le permitirá gestionar este asunto con cautela pero con un éxito más que probable. “La única duda es si se rinden políticamente ante el PSOE o el PP”, llegan a asegurar algunos miembros del partido.

En el País Vasco la sensación es similar. “Estamos encantados de no haber ido a la conferencia”, ironizaba ayer tarde un miembro de la Ejecutiva del PP de Euskadi, horas después del final del encuentro. Pero también miran más allá. Los populares vascos, cuyo discurso está ganando peso en esta materia, por decisión expresa de Rajoy,

son conscientes de que probablemente el líder y ellos mismos, como dirigentes sobre el terreno, tendrán que enfrentarse a decisiones complejas para su base sociológica y electoral, pero insisten en que cualquier gesto ha de partir de un inequívoco final de la violencia sin ningún tipo de condición.

El presidente de los populares visita hoy el País Vasco para ver a empresarios

Rajoy viaja hoy precisamente al País Vasco para mantener un doble encuentro con empresarios. Fuentes populares apuntan que se referirá públicamente a la conferencia para insistir en la idea de que no existen novedades y que los planteamientos de la declaración no son aceptables

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, habló ayer con Rajoy y ambos coincidieron en que el mensaje que hay que mandar a ETA es que “tiene que dejarlo, pero no puede ser así, sino que ha de hacerlo de manera incondicional”, según fuentes populares.

El PP considera además que los socialistas van a tener que adoptar una posición más exigente, visto el resultado de la conferencia. “A más de un socialista se le va a quedar cara de póquer con ese discurso”, apunta otro miembro de la ejecutiva vasca. Y creen que la declaración no deja margen de maniobra al Gobierno de Zapatero para tomar decisiones de calado antes del 20-N.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >