Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANÁLISIS

Eguiguren cambia el paso al PSE

Los socialistas no tenían voluntad de acudir a esta cita, promovida desde el ámbito 'abertzale'

Una vez más, en cuestiones relativas a la violencia en Euskadi, Jesús Eguiguren cambia el paso a su partido, el PSE, del que es presidente. Ahora, con motivo de la Conferencia de Paz que se celebrará el lunes en San Sebastián ha obligado a los suyos a desdecirse. Los socialistas vascos no tenían voluntad alguna de acudir a esta cita, promovida desde el ámbito abertzale para comprometer la última voluntad de ETA. Incluso, desde los Gobiernos en Madrid y Vitoria se huía de toda valoración. Compartían, eso sí, la dimensión del acontecimiento, pero discrepaban del arrope que había adquirido. De hecho, el propio lehendakari, Patxi López, aunque reconocía que “bienvenidos todos los esfuerzos para conseguir la paz”, eludió su presencia bajo la disculpa institucional del viaje que hoy ha iniciado al frente de una delegación empresarial a Estados Unidos, donde permanecerá hasta el día 23 de octubre.

Sin embargo, ha bastado el deseo de Eguiguren, adelantado anoche por ELPAÍS, de acudir a título personal a la conferencia para que ponga en jaque a sus compañeros. De entrada, ha pillado con el pie cambiado a su propio secretario general en Gipuzkoa, el consejero vasco Iñaki Arriola que ha abierto los informativos de esta mañana asegurando que su partido no acudiría a la cita. Pero dos horas después, el propio portavoz parlamentario del PSE-EE, José Antonio Pastor, le dejaba en evidencia al confirmar que, finalmente, estarán presentes en el diálogo sobre cómo llegar a vivir en paz en el País Vasco. Pastor restó importancia al clima de confusión interna, alegando que cuando Arriola daba su versión aún no se había reunido el partido en el Parlamento vasco.

Eguiguren ha vuelto a dejar en una incómoda posición a su partido en Euskadi porque destapa de nuevo las dos velocidades a las que el PSE-EE parece haberse acostumbrado en un tema tan delicado como el fin de la violencia. En definitiva, Eguiguren, principal conocedor del estado de situación de la izquierda abertzale, es partidario de arriesgar en los tiempos tan cruciales que corren y de ahí que se hubiera adelantado al anunciar su presencia en la Conferencia. Como justificación, el presidente de los socialistas vascos entiende que su partido no puede quedarse fuera del escenario de donde puede salir una exigencia internacional a ETA para que entienda que su tiempo se ha acabado. Y la explicación ha calado en cuestión de horas en el resto de su organización interna, aunque el PP ha aprovechado este cambio de criterio para acusarles de su “confusión interna”, como señala su portavoz, Leopoldo Barreda.