La oposición duda de la credibilidad de Mas al proponer la tasa de patrimonio

El PSC e Iniciativa recuerdan que el gobierno de CiU eliminó en abril el impuesto de sucesiones Toda la oposición reprocha al presidente que haya repetido el discurso de investidura

Miquel Iceta, portavoz del PSC
Miquel Iceta, portavoz del PSCEUROPA PRESS

Los principales partidos de la oposición han coincidido a criticar el discurso del presidente de Artur Mas en el debate de política general, que consideran una “repetición” de la ponencia que hizo durante el acto de su investidura. La oposición también le ha espetado la falta de propuestas concretas hechas por Mas para afrontar la crisis económica. Esquerra y Joan Laporta han sido los únicos grupos que se han mostrado más benevolentes con el presidente catalán.

El Partit dels Socialistes (PSC) e Iniciativa per Catalunya (ICV-EUIA) han considerado de “escasa credibilidad” la propuesta de Mas de poner un impuesto que grave los patrimonios más altos, cuando una de las primeras medidas del ejecutivo de CiU fue, precisamente, suprimir el impuesto de sucesiones. El portavoz sociaista, Miquel Iceta, ha calificado el discurso de Mas de “vacío y lleno de humo”, mientras según su homóloga ecosocialista, Dolors Camats, el presidente “ha hecho una épica de los recortes y del sacrificio”. Camats ha echado en falta propuestas alternativas a los recortes sociales y ha anunciado que durante la interpelación de su grupo dará algunas propuestas al gobierno de CiU.

El Partido Popular (PP), socio preferente de CiU, se ha mostrado especialmente crítico con el discurso del presidente. “Se ha parecido más a la lectura de un programa electoral, pero no es propio de alguien que lidera un gobierno”, ha afirmado el portavoz del PP, Enric Millo, quién también ha tenido unas palabras para Mas, a quien ha calificado de “poco valiente y sin ambición. Hemos visto un presidente superado por las circunstancias y desbordado por la situación”.

Más edulcoradas han sido las valoraciones de Esquerra y de Joan Laporta. La portavoz republicana, Anna Simó, ha criticado a Artur Mas de carecer de “una hoja de ruta” de gobierno y ha coincidido con Laporta en pedirle al presidente catalán que “lidere” el consenso político para reclamar el pacto fiscal.

El grupo Mixto, formado por Ciutadans y el partido independentista Solidaritat, han juzgado también con severidad a Mas. El portavoz de Ciutadans, Jordi Cañas, ha encontrado el discurso “escapista” y al gobierno  “desenchufado de la realidad”. "Mas intenta desviar la atención de la frustración colectiva que supone el concierto económico”, ha dicho. El líder de Solidaritat, Alfons López Tena, ha dado una vuelta de tuerca y ha valorado la intervención de Mas como “deplorable y mediocre, propia de un contable de tercera que pasa cuentas de lo que recorta”. “Mas no ha sido elegido para llorar, sino para resolver los problemas”, ha remachado.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS