Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los jueces dan otro golpe a Batasuna al enviar a prisión a su ‘número dos’

El juez comunica a Otegi su condena en el calabozo del tribunal

El tribunal encargado de juzgar el intento de reconstrucción de Batasuna a través de Bateragune ha ordenado este lunes el ingreso en prisión sin fianza inmediato del exdirigente de LAB Rafael Díez Usabiaga, tras condenarle el pasado viernes a 10 años de cárcel por integrar ETA en calidad de dirigente. Díez Usabiaga se encontraba desde el 26 de abril de 2010 en libertad provisional con fianza de 30.000 euros. El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón le dejó libre para que pudiese asistir a su madre, que sufre cáncer, y que le reclamó como "cuidador" acogiéndose a la Ley sobre la Dependencia. La resolución establece que el condenado tenga que cumplir la mitad de esa pena, aunque, tras haber permanecido en prisión condicional más de seis meses, Usabiaga permanecerá en la cárcel algo más de cuatro años.

Según la sentencia, "el condenado ostenta", con otro de los acusados (en referencia a Arnaldo Otegi, a quien el tribunal ha comunicado esta mañana la sentencia en el calabozo de los juzgados) la "suprema categoría de responsable y promotor del grupo" al que considera "receptor de las órdenes" de ETA. Todo ello, dirigido a la "culminación del proceso independentista y la implantación del socialismo en los territorios que hoy agrupan las comunidades autónomas del País Vasco y Navarra". La Audiencia Nacional motiva su resolución porque existe “un gran riesgo de fuga y reiteración delictiva”, y considera además que dejarle en libertad hubiera supuesto un agravio comparativo ante los otros condenados.

Sobre el estado de salud de la madre de Usabiaga, la resolución explica que “el tribunal entiende ahora que su situación procesal actual es muy diferente a la hasta ahora existente, máxime cuando la madre del acusado no precisa de su ayuda y puede ser atendida por otro familiar”.

La decisión judicial se produce después de que la fiscalía pidiese el ingreso en prisión del exsecretario general de LAB, a quien la Audiencia Nacional ha comunicado hoy la condena dictada el viernes. El tribunal lo considera responsable de un delito de integración en organización terrorista en grado de dirigente por haber intentado reconstruir la ilegalizada Batasuna a las órdenes de ETA. El exlíder del sindicato ha sido convocado junto al exdirigente de la ilegalizada Batasuna Arnaldo Otegi y los otros tres condenados por el caso Bateragune.

Encuesta

¿Crees que los tribunales deberían tener en cuenta el contexto político en sentencias como la de Otegi?

Votar Ver resultados »

La acusación popular ejercida en el caso por la asociación Voces contra el Terrorismo, de Francisco José Alcaraz, ha pedido el ingreso en prisión de Díez Usabiaga, el único de los cinco condenados que se encuentra en libertad. El exsecretario general del sindicato LAB fue excarcelado bajo fianza de 30.000 euros por el juez Baltasar Garzón en abril de 2010 para que cuidara de su madre.

Usabiaga ha dicho al tribunal que nunca perteneció a la banda y ha pedido seguir libre, asegurando que no huirá. "Conmigo ustedes no deben tener miedo de que eluda la justicia. Di la cara antes y durante el juicio y aquí sigo, e iré donde toque ir. Yo voy a seguir luchando por mi país y la búsqueda de soluciones para la salida del conflicto", ha explicado al tribunal.

Es probable que los otros cuatro condenados -Arnaldo Otegi, Miren Zabaleta (hija del líder de Aralar Patxi Zabaleta), Arkaitz Rodríguez y Sonia Jacinto (extesorera de ANV)- pidan también su puesta en libertad tras recurrir la sentencia, aunque su excarcelación parece difícil ya que sus condenas superan los cinco años y no han cumplido en prisión preventiva la mitad de la pena, requisitos jurisprudenciales para poder quedar en libertad mientras una resolución adquiere firmeza.

Una amplia delegación de la izquierda abertzale, junto a representantes de EA, Alternatiba y Aralar, se manifestó el sábado en San Sebastián en solidaridad con los presos de ETA y contra la sentencia de Bateragune.

Por otra parte, la comunicación de la sentencia a los condenados por el caso Bateragune se produce la misma jornada que la Fiscalía y la Abogacía General del Estado presentarán previsiblemente hoy lunes sus alegaciones al recurso presentado por Sortu ante el Tribunal Constitucional contra la decisión del Tribunal Supremo de no inscribir a la formación abertzale en el Registro de Partidos Políticos.

Más información