Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tomás Gómez provoca un conato de rebelión por las listas de Madrid

La inclusión in extremis de Torres Mora por Málaga cierra la crisis

El diputado irá tras Trinidad Jiménez y Miguel Ángel Heredia

Cuesta, diputado por Asturias desde 1982 renuncia a presentarse para “facilitar” el paso a Trevín

Durante unas horas planeó sobre el PSOE la reapertura de hostilidades entre el líder del PSM, Tomás Gómez, y el aparato federal. El motivo fue la exclusión del diputado José Andrés Torres Mora de la candidatura de Málaga, por la que es actualmente diputado. Esa lista la encabezará la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, malagueña como Torres Mora, y apoyada mayoritariamente por Ferraz y las agrupaciones locales. La enorme presión de candidatos sobre la lista de Madrid originó que la ministra fuera por Málaga. Ese movimiento provocó, en unas horas, primero la salida de Málaga de Torres Mora, la amenaza de Gómez de meterlo en Madrid de número tres en vez del ministro Valeriano Gómez y la rectificación de Ferraz.

Este diputado, muy cercano a José Luis Rodríguez Zapatero, del que fue jefe de gabinete, mantiene también una relación muy estrecha con el líder del PSM, Tomás Gómez, que aseguró ayer su intención inapelable de que figurara en la lista de Madrid. Es decir, en la que encabeza el candidato a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba con quien Torres Mora no tiene especial empatía como tampoco con José Blanco, vicesecretario general del PSOE. Rubalcaba y Blanco, así como Zapatero, apoyaron inequívocamente a Jiménez como candidata a presidir la Comunidad de Madrid, frente a Gómez.

Lo cierto es que Tomás Gómez tiene capacidad suficiente, como secretario general del PSM, para incluir a Torres Mora en la lista madrileña lo que llevaba consigo un puesto menos para la ya apretada candidatura madrileña. No pasará, Torres Mora volverá a ser candidato a diputado por Málaga, después de movimientos incesantes durante toda la tarde de ayer para arreglar la situación. Del asunto estuvo muy pendiente el secretario de Organización, Marcelino Iglesias, hasta que al filo de las ocho de la noche fuentes de la Ejecutiva confirmaron a este periódico que el ex jefe de gabinete de Zapatero iría de número tres por Málaga, detrás del secretario general de esa provincia, Miguel Ángel Heredia.

Lo cierto es que Tomás Gómez no hablaba a humo de paja. Torres Mora es una “cabeza privilegiada” para la socialdemocracia y “necesario” para el proyecto socialista, señalo Tomás Gómez en una comparecencia informativa en la Asamblea de Madrid.

Para este líder socialista, la “incorporación de un valor político de primer nivel” como Trinidad Jiménez en la lista por Málaga no puede conllevar la exclusión de “otro valor político de primer nivel”. Será un “proceso tranquilo” y protagonizado por el “acuerdo” entre las direcciones territoriales y nacionales, ha explicado el secretario general del PSM, quien también cree “importante” que Delia Blanco, Lucila Corral o Rafael Simancas formen parte de esta lista por el “extraordinario” trabajo que han desarrollado.

En estos momentos se hace encaje de bolillos en la lista de Rubalcaba al que le siguen Elena Valenciano, Valeriano Gómez, ministro de Trabajo, y Cristina Narbona. A partir del puesto, 12 las posibilidades de salida son escasas y entre esos ocho tienen que estar Antonio Hernando, Simancas, Delia Blanco, José Enrique Serrano, Diego López Garrido y algún representante de Izquierda Socialista. Pero ya todos no caben.

Más información