NaBai se sume en la incertidumbre

La apuesta ‘abertzale’ por un frente soberanista para el 20-N en Euskadi y Navarra complica el futuro de la coalición

Patxi Zabaleta, portavoz de NaBai en el Parlamento Navarro.
Patxi Zabaleta, portavoz de NaBai en el Parlamento Navarro.LUIS AZANZA

La fuerte irrupción de Bildu en el panorama político tras el 22 de mayo ha vuelto a sembrar de dudas e incertidumbre el futuro de Nafarroa Bai, una coalición que ha cosechado importantes éxitos electorales pero que está perseguida, casi desde su misma creación en 2003, por las crisis internas y los intentos por marginarla. Las diferentes realidades de los partidos que la conforman en el País Vasco y Navarra han hecho inviable su consolidación.

Tal y como ya pasara con los últimos comicios autonómicos y municipales, la cercanía de una nueva cita electoral ha levantado la polvareda en el seno de la coalición navarra, que una vez más evidencia públicamente las diferencias internas de calado que separan a sus socios. Y de nuevo, es la izquierda abertzale la protagonista del enredo. Tras la salida a principios de año de EA de NaBai para la formación de Bildu, ahora es Aralar quien negocia con la izquierda abertzale, EA y Alternatiba su posible unión para las elecciones del 20-N y lo hace intentando separar las necesidades de las dos comunidades autónomas.

Aunque la formación que lidera Patxi Zabaleta se negó a que la izquierda abertzale pudiera presentarse con NaBai a las autonómicas y municipales y criticó duramente a EA por su decisión, el éxito de Bildu en esos comicios, y los pasos dados últimamente a su juicio por esta nueva coalición para desmarcarse de la violencia de ETA, han sido determinantes para el cambio de opinión de la dirección de Aralar. Este partido busca ahora un nuevo acuerdo que cierre el circulo iniciado en su día por el propio Zabaleta, uno de los fundadores de HB que impulsó hace más de diez años una corriente alternativa dentro de la izquierda abertzale por las diferencias en torno a la lucha armada y la condena del terrorismo.

Y como ya pasara en anteriores crisis, de nuevo nadie quiere ser el responsable de una posible ruptura de NaBai. La propuesta de Aralar para concurrir con Bildu en Navarra al Congreso es diferente a la de Euskadi, porque incluye al resto de socios que quedan en NaBai, PNV e independientes (estos últimos, liderados por Uxue Barkos, han formado la asociación Zabaltzen para canalizar su presencia en la coalición). Ambos han expresado ya su negativa, porque creen que este proyecto “choca frontalmente” con la ideología de NaBai y han enviado oficialmente a Aralar su propuesta para reeditar NaBai.

En las pasadas elecciones autonómicas, NaBai consiguió ser la tercera fuerza en Navarra con 8 parlamentarios y Bildu la cuarta, con 7. Por ello, PNV e independientes entienden que se han consolidado “dos proyectos diferentes, dos maneras de entender el nacionalismo y el vasquismo en Nafarroa”, y creen que la suma de ambos “aporta más que la unión de los mismos”.

Así, fuentes del PNV e independientes aseguran que si Aralar decide presentarse con Bildu, lo que queda de Nabai se presentará a las elecciones “con el mismo espíritu de siempre”. Sin embargo, de nuevo planea la sombra de la propiedad de la marca NaBai, que pertenece a Aralar. En ese sentido, Uxue Barkos se muestra confiada y no cree que este partido llegue al “abuso” de prohibir su utilización.

En todo caso, de ser así, PNV e independientes buscarían alternativas con otro nombre pero, insisten, “con el espíritu y el trabajo de NaBai, porque son ellos los que se van, nosotros seguimos siendo y creyendo en NaBai”. Su objetivo es que la coalición, que ha conseguido durante dos legislaturas consecutivas un diputado en Madrid, mantenga su proyecto inicial, con una apuesta heterogénea que aúne al “progresismo, vasquista y abertzale”, que apueste “por el cambio en Navarra”. Y sobre los posibles candidatos, Uxue Barkos podría repetir aunque en su día aseguró que no quería compaginar de nuevo su cargo de diputada con el de concejala en Pamplona otros cuatro años. Ahora “las necesidades actuales de NaBai” podrían hacerle cambiar de opinión.

Mientras, Aralar mantiene las negociaciones con Bildu y celebra hoy una asamblea en Berrioplano donde puede definirse la posición que tomará de cara al 20-N. La dirección ya se ha posicionado a favor de comparecer junto a Bildu y ha elaborado una ponencia en este sentido que ha sido enmendada por diversos cargos públicos en Navarra que siguen apostando por NaBai. La decisión final se tomará el 17 de septiembre en el Congreso nacional que se celebrará en Derio.

Con todo, están en juego cinco diputados que corresponde a Navarra en las elecciones generales. En 2008, UPN-PP consiguió 2, PSN, 2 y NaBai, 1. Ahora, tras la ruptura de la derecha, la mala situación del PSOE nacional, la posible separación de NaBai y la unión entre Aralar y Bildu, los resultados pueden cambiar sustancialmente y poner a prueba definitivamente la fuerza del nacionalismo en Navarra, más allá de la marca NaBai.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50