Gibraltar planea montar otro parque de gasolineras flotantes

Los ecologistas se oponen a extender el bunkering al este del Peñón Caruana pide abrir un debate político para aumentar la zona de reabastecimiento de barcos

El grupo de ecologistas Verdemar en el Campo de Gibraltar lo tiene claro: “Hay que impedir las intenciones del Gobierno gibraltareño de ampliar la actividad de suministro de suministro de combustible a barcos a la zona Este del peñón”. El pasado lunes el Gobierno gibraltareño que dirige el socialdemócrata Peter Caruana anunció que impulsará “un debate político” sobre la posible expansión del bunkering, o repostaje de barco a barco. Esta práctica ha sido denunciada en innumerables ocasiones por los ecologistas a las autoridades comunitarias, ya que casi siempre se producen vertidos.

El ejecutivo gibraltareño aclaró a través de un comunicado que la Autoridad Portuaria de Gibraltar está llevando a cabo, “un estudio de impacto ambiental que tendrá en cuenta los posibles beneficios de la propuesta: el desarrollo la actividad económica y la reducción de los riesgos en las tareas de abastecimiento en la zona oeste de Gibraltar”: Asímismo, se tendrá en cuenta “cualquier impacto ambiental significativo” que pueda afectar a los recursos naturales del área, según indica el comunicado.

Antonio Muñoz, portavoz de Verdemar-Ecologistas en Acción, anunció las medidas que tomarán: “Vamos a presentar alegaciones al estudio de impacto ambiental que está realizando la Autoridad Portuaria de Gibraltar”. Muñoz habla incluso de “negligencia” por parte de Gibraltar, al tratarse de “una zona peligrosa en la que ya se han producido varios accidentes, como los del New Flame, el Fedra o el Samothrakis”, dos barcos que colisionaron en la cara Este de Gibraltar provocando importantes vertidos en las costas de la Bahía de Algeciras.

El alcalde popular de Algeciras (Cádiz), José Ignacio Landaluce, secundó ayer la denuncia de los ecologistas. Según Landaluce, “se trata de un área desprotegida en la que los fuertes vientos de la zona incrementan el peligro que supone, por una parte, la permanencia de los buques a la espera de ser abastecidos, y por otra, la maniobra de abastecimiento en condiciones meteorológicas adversas”. El alcalde aludió también “al silencio de las administraciones españolas”, tras el anuncio realizado por las autoridades de la colonia británica, ya que, “Gibraltar vuelve a dar una vuelta de tuerca a sus reivindicaciones sobre las aguas españolas que rodean el Peñón anunciando una actividad económica y empresarial en unas aguas que el Estado español reconoce como suyas y que, hoy por hoy, suponen el principal escollo en las relaciones entre nuestro país y Reino Unido”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS