Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de mil personas se manifiestan contra la violencia policial

Protestan por el desalojo a golpes de la marcha laica del miércoles y la concentración de ayer

Un grupo de manifestantes se arrodilla ante la policía. Ampliar foto
Un grupo de manifestantes se arrodilla ante la policía.

La policía ha vuelto a cargar contra la segunda manifestación de repulsa a la violencia que, con hoy, llevan tres días ejerciendo contra manifestantes laicos que se oponen a la financiación pública de la visita del Papa a Madrid. En la plaza de Oriente, frente al Palacio Real, donde se celebraba un acto con peregrinos de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), los antidisturbios han corrido y repartido golpes a la vez que trataban de establecer un cordón que separase a los jóvenes cristianos de los manifestantes.

Más de mil personas comenzaron la protesta por la “brutalidad” de las cargas policiales que tuvieron lugar tras la manifestación laica del miércoles en la Puerta del Sol y tras la concentración de repulsa a esa violencia del jueves. Los manifestantes, que se habían convocado a través de las redes sociales, partieron cerca de la estación de Atocha con la intención de llegar hasta Sol, pero la policía les impidió el paso porque había previstas varias procesiones del viacrucis organizadas con motivo de la visita de Benedicto XVI.

La marcha ha ido improvisando el recorrido conforme detectaba las furgonetas policiales, desplegadas tanto en la plaza a la que pretendían acceder como en las calles aledañas. En varios puntos del recorrido, como en la calle Postas, entre la plaza Mayor y la Puerta del Sol, ha habido choques verbales entre peregrinos y laicos. Estos han increpado a gritos de "hipócritas" e "incultos" a un grupo de jóvenes franceses, que les han respondido formando un corazón con las manos y gritando "Benedicto".

Un policía graba una de las consignas de los manifestantes. ampliar foto
Un policía graba una de las consignas de los manifestantes.

Los manifestantes han continuado con la intención de llegar a Sol, pero en las confluencia de las calles Mayor y Arenal (paralelas) con la plaza, un cordón policial formado por una treintena de agentes les ha impedido el paso. Algunos se han arrodillado ante ellos en el suelo, con las manos tras la cabeza, como si estuviesen detenidos.

Segunda carga

Ante la imposibilidad de llegar a su objetivo, un grupo de manifestantes se ha divido, y seguido por la policía, se ha dirigido a la Gran Vía y ha cortado el tráfico, para después dirigirse hacia barrios cercanos. En la calle Almagro, la policía ha cambiado de táctica para dispersarles y directamente se han puesto acelerar en sus furgonetas, con las sirenas zumbando, obligando a la gente a correr para no ser atropellado. Han utilizado también las porras y han causado al menos un herido, un joven al que le han abierto una brecha que sangraba abundantemente. Han retenido también a unas 30 personas y les han pedido identificarse.

Los manifestantes llevaban banderas republicanas y arco iris y delante de la policía, se han parado en varias ocasiones con las manos en alto gritando “estas son nuestras armas”. También han coreado consignas contra el gasto público que ha ocasionado la visita del Papa que fue el motivo de la primera manifestación. “El Papa viene y África se muere”, decían.

Un grupo de laicos, que sí consiguió entrar en la Puerta de Sol, ha organizado espontáneamente una asamblea con participantes en la JMJ. El perfil de Twitter de Asamblea Sol, ya había propuesto celebrar un debate, que habían previsto para el domingo, para demostrar que hay más cosas que les unen que las que les separan". La convocatoria la hacían con el hashtag (etiqueta que agrupa los mensajes temáticos en la red social) .

"Delegada dimisión"

Los convocantes gritaban “delegada dimisión” en referencia a la Delegada del Gobierno en Madrid, Dolores Carrión, y “detenidos libertad” por las 8 personas que fueron apresadas el miércoles.

Ante las críticas y las demandas de dimisión para Carrión, que arrecian desde todo el espectro político, el portavoz del Gobierno y ministro de Fomento, José Blanco (PSOE), ha defendido la actuación de la policía. Según el ministro, la marcha laica del miércoles "transcurrió mayoritariamente sin ningún tipo de incidentes y luego, como consecuencia de la actuación de una minoría, hubo un incidente que no ha sido mayor. Lo mismo ocurrió en el día de ayer", ha valorado.

Más tarde, sin embargo, el equipo de campaña de Alfredo Pérez Rubalcaba, candidato socialista a la presidencia, y ministro de Interior hasta hace poco más de un mes, ha pedido que se investiguen los excesos policiales y se depuren responsabilidades

En internet circulan varios vídeos en los que puede observarse cómo la policía actúa contra ciudadanos golpeándoles sin aparente justificación. En uno de ellos, puede verse cómo un grupo de antidisturbios marchan en grupo por una calle del centro de Madrid y deciden al otro lado para agredir, sin mediar aviso, a una chica que les increpaba. Inmediatamente después, golpean y tiran al suelo a un fotógrafo que estaba registrando el incidente.

Más información