_
_
_
_

Zapatero debatirá sobre la crisis en un pleno extraordinario la semana que viene

El presidente presentará al Congreso para su aprobación las medidas de ajuste que el Consejo de Ministros aprobará este viernes

El portavoz del Gobierno y ministro de Fomento, José Blanco.
El portavoz del Gobierno y ministro de Fomento, José Blanco.EFE

Finalmente la crisis ha obligado al Gobierno a acudir al Parlamento antes del fin del periodo vacacional. El presidente José Luis Rodríguez Zapatero comparecerá la semana que viene en un pleno extraordinario para tratar la situación económica española y presentar el decreto de medidas para reducir el déficit público que el Consejo de Ministros aprobará este viernes.

Así lo ha avanzado el portavoz del Ejecutivo, José Blanco, en una entrevista en RNE. El dirigente socialista ha explicado que el Gobierno quiere tramitar por la vía de urgencia el decreto, que contiene una modificación de la Ley del Impuesto de Sociedades y un plan de ahorro del gasto farmacéutico. También ha señalado que a final de esta semana pedirán la celebración del pleno extraordinario para que el Congreso pueda aprobar las nuevas medidas de ajuste. El Ejecutivo espera ahorrar unos 5.000 millones de euros con las nuevas propuestas, ha avanzado Blanco.

A Zapatero no le ha quedado más remedio que acudir al Congreso, algo que tenía previsto hacer en el mes de septiembre durante el periodo ordinario de sesiones, y no antes para evitar dar la impresión de excepcionalidad a la ciudadanía y a los mercados.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Con la maniobra del Gobierno, el presidente se ha adelantado a los planes del principal partido de la oposición y comparecerá, así, motu proprio en el Congreso para analizar la crisis económica y no a petición del resto de formaciones políticas.

Durante el mes de agosto, mes inhábil en el Parlamento, únicamente puede solicitar la convocatoria de un Pleno extraordinario la mitad más uno de los diputados, el Gobierno o la Diputación Permanente

Cuando en la primera semana de agosto la prima de riesgo alcanzaba sus cotas más altas, por encima de los 400 puntos, el PP instó al Zapatero a adelantar aún más el adelanto electoral. Luego, a través de un comunicado, Mariano Rajoy instó al presidente, desde su descanso en Sanxenxo (Pontevedra), a que abandonara sus vacaciones para debatir sobre "los efectos que la grave situación financiera está teniendo sobre la grave situación económica".

Durante el mes de agosto, mes inhábil en el Parlamento, únicamente puede solicitar la convocatoria de un pleno extraordinario la mitad más uno de los diputados, el Gobierno o la Diputación Permanente. En julio los grupos parlamentarios decidieron por unanimidad que no se solicitaría la constitución de la Diputación Permanente salvo en caso de "fuerza mayor", explicó ayer el presidente del Congreso, José Bono. El PP ya formalizó el pasado 10 de agosto la petición de un debate monográfico sobre economía en la Diputación Permanente y Bono tenía previsto constituirla a principios de la semana que viene.

En las últimas semanas el PP no ha sido el único partido en exigir un debate extraordinario sobre la crisis. El líder de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, ya amagó con la posibilidad de exigir un pleno monográfico sobre la situación económica. El PNV también se ha mostrado partidario de una comparecencia de Zapatero lo antes posible y el portavoz de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares, echaba de menos que no fuera el propio Gobierno quien hubiera pedido un pleno extraordinario.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_