Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior constata la práctica desaparición de la ‘kale borroka’ en el primer semestre

Los casos de violencia callejera se redujeron a dos, un 91% menos que en 2010

La kale borroka parece estar abandonando paulatinamente las calles vascas, como atestiguan los datos de Interior. En el primer semestre del año, los delitos de terrorismo contra bienes materiales descendieron un 91% en comparación con el mismo periodo del pasado año. En esos seis meses tan solo se registraron dos casos de kale borroka. Esta tendencia positiva parece estar siendo también la tónica de este verano, en el que, según Interior, no se ha registrado ningún episodio de este tipo.

Las cifras del departamento contrastan con las del verano del pasado año, en el que, en pleno debate en el seno de la izquierda abertzale, rebrotó la violencia callejera, especialmente en las fiestas, provocando dudas en el seno de Batasuna y generando un debate público sobre si se trataba de casos de kale borroka o bien de simple gamberrismo asociado a las fiestas.

Fuentes de Interior eludieron comentar ayer la ausencia de violencia callejera este verano. También prefirieron esperar a que concluya la actual Semana Grande de San Sebastián y pasen las fiestas de Bilbao antes de ofrecer datos precisos sobre presencia y retirada de simbología en apoyo de ETA y sus presos.

Por otra parte, el conjunto de delitos disminuyeron en el periodo citado un 3,7% con respecto al primer semestre de 2010. En total, se contabilizaron 22.060, frente a los 22.911 anteriores.

Los delitos contra el orden público, entre los que se incluyen los relacionados con el terrorismo y la violencia callejera, fueron los que más descendieron en conjunto: un 27%. Entre enero y junio pasados se registraron un total de 718 casos de este tipo, frente a los 984 que se produjeron en las mismas fechas del pasado año.

Por contra, los delitos cometidos contra la libertad sexual aumentaron un 10,9%, pasando de los 165 casos del primer semestre de 2010 a los 183 registrados en los seis primeros meses del presente año. También crecieron un 11% los delitos de tortura y los cometidos contra la integridad, entre los que se incluyen los malos tratos en el entorno familiar.

Los delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico fueron, como es habitual, los más numerosos, pese a que en el primer semestre del año bajaron con respecto a 2010. Así, se contabilizaron 15.076 casos, un 6,44% menos. Este apartado incluye los hurtos, que se dispararon un 17%; los robos con fuerza en las cosas, que cayeron un 12%, o los robos con violencia o intimidación, que subieron en carca de un 4%.

Interior precisa también que en el primer semestre de este año se contabilizaron un total de siete delitos de homicidios o asesinatos consumados frente a los seis del mismo periodo de 2010, y 13 homicidios o asesinatos en tentativa, uno menos que en las mismas fechas del pasado ejercicio. Finalmente, los delitos por tráfico de drogas descendieron un 14%, aunque, por el contrario, los relacionados con la conducción bajo la influencia del alcohol o las drogas crecieron un 8%.