Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
'CASO HACIENDA'

Los condenados de Hacienda evitan ir a prisión al no haber riesgo de fuga

La Audiencia de Barcelona considera que los reos no han manifestado "rebeldía" contra la justicia

El auto tiene en cuenta el arraigo personal y la edad, 79 años, del expresidente del Barça Núñez

José Luis Núñez, a su llegada a la Audiencia de Barcelona para asistir a una sesión del juicio.
José Luis Núñez, a su llegada a la Audiencia de Barcelona para asistir a una sesión del juicio.

Los principales condenados por la trama de corrupción de Hacienda en Cataluña, entre los que se encuentra el expresidente del Barcelona José Luis Núñez, han evitado ir por ahora a la cárcel porque el tribunal descarta el riesgo de fuga por su arraigo familiar y empresarial y porque durante los 12 años que se ha prolongado esta causa no han manifestado "ninguna voluntad de rebeldía" contra la justicia.

Así lo expone la sección novena de la Audiencia de Barcelona en el auto en el que justifica su decisión de adoptar como medida cautelar para los ocho principales condenados del caso la retirada del pasaporte y la obligación de comparecer cada 15 días en el juzgado, en vez de fijar la prisión provisional para algunos de ellos, como pedía la fiscalía.

Por la trama de corrupción, la Audiencia ha condenado a seis años de prisión al expresidente del Barcelona y constructor José Luis Núñez y a su hijo Josep Lluís Núñez y Navarro, así como al exjefe de la Inspección de Hacienda en Cataluña Josep Maria Huguet (13 años) y a los exinspectores Manuel Abella (11 años), Roger Berga (9 años) y Alvaro Pernas (12 años). También se han dictado penas de prisión para el abogado Juan José Folchi (7 años y medio) y al asesor financiero de Núñez y Navarro, Salvador Sánchez Guiu (6 años).

Tras la lectura pública del fallo la semana pasada, la fiscalía pidió que, antes de que el Tribunal Supremo resuelva los recursos de las defensas, la Audiencia ordene, ante el riesgo de fuga de los condenados, el ingreso en prisión de Huguet, Abella, Pernas y Bergua (aunque en este caso eludible con una fianza de 50.000 euros) y Folchi (con una fianza de 300.000 euros), así como la retirada del pasaporte y la obligación de ir cada día al juzgado para los Núñez y Sánchez Guiu.

En el auto en el que justifica la adopción de las medidas cautelares, la sección novena reconoce que su sentencia condenatoria no es firme, puesto que aún se tiene que posicionar el Tribunal Supremo. El tribunal admite que nunca puede descartarse que un condenado opte por fugarse, aunque remarca que el hecho de que el riesgo de fuga sea siempre existente no justifica que deba imponerse prisión provisional.

En este sentido, la sección novena da mucha relevancia al hecho de que el procedimiento judicial por el caso Hacienda, destapado durante la década de los noventa, se haya prolongado 12 años, en los que no se ha adoptado ninguna medida cautelar personal sobre los ahora condenados, sin que ello haya perjudicado la instrucción y el enjuiciamiento.

"12 años, ciertamente, es mucho tiempo", pondera el tribunal, que justifica su decisión de mantener en libertad provisional a los condenados porque durante "tan largo procedimiento" no manifestaron "ninguna voluntad de rebeldía".

Además, la sección novena detalla caso por caso, y por ejemplo sobre Núñez, para quien ni la fiscalía pedía prisión provisional, remarca que a sus 79 años no ha mostrado comportamientos reveladores de "ánimo elusivo" y tiene arraigo personal, laboral y social.

Más información