Gibraltar tiende la mano

Caruana retoma las relaciones vecinales mientras el PP traslada su frente contra el Peñón

El ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana.
El ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana.GARCÍA CORDERO

El ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, cruzará a La Línea, la población española vecina, por primera vez en cuatro años. El enfrentamiento con el anterior alcalde, Alejandro Sánchez (PP), que llegó a proponer un peaje de cinco euros para acceder al Peñón, llevó a romper relaciones. Pero el PP no ha aliviado el frente, sólo lo ha trasladado. Ahora lo dirige el diputado José Ignacio Landaluce, alcalde de Algeciras.

La buena vecindad con Gibraltar es fundamental para el control del contrabando y el narcotráfico, así como para la seguridad marítima y el medio ambiente, ya que la bahía es una zona de tránsito masivo de buques y de entrada ilegal de droga y tabaco. Caruana ha aprovechado el cambio de alcaldía en La Línea, que ha pasado a la socialista Gemma Araujo, para intentar retomar las relaciones y tiene previsto su primera visita oficial en cuatro años a final de mes o a principios de agosto.

Gibraltar es una oportunidad, no un problema

Gemma Araujo, alcaldesa de La Línea

Araujo considera Gibraltar “una oportunidad y no un problema”. De entrada, la renuncia al proyecto de peaje a las puertas de la Roca fue su primera decisión.

Pero el PP no está dispuesto a bajar la guardia y ha aprovechado la propuesta de Caruana de crear una guardia costera para reabrir el frente. La guardia del Peñón tendría entre sus funciones el control de la inmigración en los accesos a Gibraltar, inspecciones en el aeropuerto, controlar el abastecimiento de buques en alta mar y la vigilancia de las aguas y la frontera terrestre.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Landaluce ha exigido el Gobierno que se “plante” y reclamado un acuerdo entre Madrid y Londres en materia de seguridad.

La jurisdicción de las aguas, donde patrulleras de la Guardia Civil han sufrido incidentes con la Policía gibraltareña y la Armada británica, sigue siendo clave en los diferentes frentes abiertos.

El pasado mes, el Tribunal General de la UE (TUE) rechazó un recurso de Caruana contra el dictamen de Bruselas de inscribir como espacio protegido español en el plan Natura 2000 la zona marítima conocida como Estrecho Oriental, que incluye una zona que Gibraltar considera sus aguas territoriales.

Más información
Peter Caruana
Vídeo: peaje a Gibraltar

"El Gobierno de Gibraltar no permitirá en ninguna circunstancia que las aguas territoriales británicas de Gibraltar sean tratadas, administradas o gobernadas para la UE o para cualquier otro objetivo de una forma que no sea como aguas de soberanía exclusiva británica, bajo la jurisdicción y el control exclusivo del Gobierno de Gibraltar y de las autoridades de Gibraltar y sujetas a la aplicación exclusiva de las leyes de Gibraltar", afirmó Caruana.

Pero el agua no es el único conflicto. También están en cuestión la nueva pista del aeropuerto y la urbanización Ocean Village, en Marina Bay, que según el PP supone un crecimiento equivalente a “cuatro campos de fútbol”.

Por el contrario, con La Línea se han establecido ya vías de diálogo que beneficiarían a los escolares y a los trabajadores españoles en la Roca. Por el momento, el alcalde de Gibraltar ya ha abierto el camino y los vecinos han decidido hermanarse en un acto simbólico que pretende ser una forma de recuperar las relaciones.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS