Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU lanza una “convocatoria social” para elaborar su programa

La formación quiere reconciliarse con jóvenes, sindicalistas y artistas

Tras llegar a la conclusión de que la crisis ha dado lugar a un tiempo en el que “los Gobiernos actúan al dictado de los especuladores, la soberanía popular está en entredicho y la democracia, en cuestión”, Izquierda Unida ha decidido abrirse de nuevo a “lo más dinámico de la izquierda social, sindical, cultural y política” para que todos esos colectivos le ayuden a elaborar su programa electoral en “próximas elecciones generales”. El coordinador federal de IU, Cayo Lara, y el responsable de Acción Política, José Luis Centella (que es también el secretario general del PCE), presentarán hoy en rueda de prensa la Convocatoria Social para una Alternativa Programática.

La iniciativa consiste en crear “asambleas abiertas” en los barrios, a partir de este mismo mes, e invitar a participar en ellas a “colectivos de jóvenes, organizaciones sociales, profesionales, sindicalistas y gente de la cultura”. Con ellos pretende IU teorizar una “salida social a la crisis” y proponer un “cambio de modelo económico”, según el texto redactado por Centella. “Se trata de dedicar toda nuestra fuerza, estructuras, cargos públicos, dirigentes sociales... a organizarnos con la gente de abajo, a ras de suelo”, añade.

IU ya se embarcó hace dos años en un proceso de “refundación” con asambleas de barrio cuyo objetivo era atraer a colectivos sociales, grupos de izquierda y jóvenes. Ese proceso, anunciado por todo lo alto por la dirección de Lara y que debía estar listo para las elecciones municipales del pasado 22 de mayo, no ha concluido aún. Entre tanto ha estallado el movimiento popular 15-M, en el que la dirección de la tercera fuerza política española ve la prueba de que llevaba razón en muchas de sus reivindicaciones —pero cuyo nacimiento no supo prever— y a cuyos integrantes trata de atraerse.

Además, la dirección de IU ha tenido que ver cómo rostros conocidos de la cultura, la judicatura o la docencia cercanos desde siempre al PSOE o a la propia IU organizaban el pasado sábado una rueda de prensa para reclamar un proyecto de izquierdas desvinculado de ambos partidos.

Frente a esas críticas, IU sostiene que su propuesta de “convocatoria social” es “estratégica, no coyuntural, no táctica”. “La indignación debe convertirse en rebeldía organizada”, remarca el texto, que invita a “politizar la crisis” y “elaborar un nuevo programa político para la izquierda en España”.

Con el fin de “ordenar el debate”, aunque advirtiendo de que la lista está abierta a nuevas ideas, la formación lanza 15 preguntas iniciales, el eje de ese futuro programa:

- ¿Cómo crear empleo?

- ¿Qué medidas habría que adoptar para conseguir una democracia real?

- ¿Cómo resolver el déficit público?

- ¿Cómo actuar ante los embargos de las viviendas?

- ¿Cómo impulsar la economía real?

- ¿Cómo defender el sistema público de pensiones?

- ¿Cómo avanzar en la igualdad de género?

- ¿Qué gasto social deberían tener las administraciones del Estado?

- ¿Cómo actuar ante la deuda externa privada de las instituciones financieras?

- ¿Cómo actuar para conseguir un cambio del actual modelo productivo?

- ¿Cómo conseguir la autonomía financiera de las administraciones locales?

- ¿Cómo reorientar la actual política de la Unión Europea para conseguir la cohesión social y territorial?

- ¿Cómo garantizar un buen futuro para la juventud?

- ¿Qué política exterior, de cooperación y de seguridad debería tener el Estado?

- ¿Qué proceso deberíamos impulsar para conseguir la instauración de la República como modelo de Estado?

Un “programa alternativo al neoliberalismo” cuyo resultado final será determinado, promete Centella, en una “Asamblea de la Convocatoria Social, fruto de un proceso plenamente representativo desde la base”.