El sucesor de Fabra toma posesión con un discurso conciliador

Javier Moliner califica a su antecesor de "ejemplo"

Carlos Fabra deja la Diputación de Castellón tras 16 años como presidente.
Carlos Fabra deja la Diputación de Castellón tras 16 años como presidente.EUROPA PRESS (Europa Press)

El sucesor de Carlos Fabra, Javier Moliner, ha tomado posesión de la presidencia de la Diputación de Castellón con una intervención con la que ha querido marcar, de forma indiscutible, el inicio de una nueva etapa en esta institución. Moliner habló de humildad, honradez y honestidad. De voluntad, de concordia, de tolerancia y de apartar intereses partidistas, conceptos bastante alejados de los utilizados en los últimos años en la Diputación. “Es el momento en el que la política deje paso a la gestión y las palabras dejen paso a los hechos”, ha señalado quien, en cualquier caso, fue designado por el propio Carlos Fabra como su sucesor y quien se ha dirigido a su antecesor calificándole de “maestro” y “ejemplo”. Aún así, y pese a que explícitamente nunca ha admitido la ruptura del proyecto fabrista, el nuevo presidente de la Diputación de Castellón marcó unas diferencias evidentes con su antecesor, pese a pertenecer al mismo partido, el PP. Incluso, les dio un abrazo a los portavoces de los dos partidos de la oposición, el nacionalista del Bloc y al socialista Francesc Colomer, del que Fabra se despidió con un “adiós, hasta nunca”, después de que se convirtiera en su azote, durante toda la legislatura, al pedirle explicaciones, de forma constante, por sus imputaciones por los presuntos delitos de tráficos de influencias cohecho y fraude fiscal. Pese a la afabilidad, sí ha señalado que “no son tiempos de convertir las instituciones en espacios para el espectáculo o el insulto”.

“No celebramos la victoria de ningún partido político, sino el triunfo de la libertad”, ha dicho Javier Moliner, quien en la anterior legislatura se hizo cargo de la vicealcaldía de Castellón.

El nuevo presidente de la Diputación de Castellón, después de los 16 años que Carlos Fabra ha ocupado el puesto, ha defendido el papel de estas instituciones provinciales que “llegan donde otros no llegan”. También habló de austeridad, y lo tendrá fácil ejemplarizar con el elenco de más de una treintena de asesores que ha dejado Fabra.

La toma de posesión de la nueva corporación provincial estuvo marcado por el control de acceso al que sometieron de decenas de agentes de policía al palacio provincial. A unos metros, unas decenas de inignados corearon consignas contra el estamento político, sin  registrarse incidentes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS