Ortiz admite que la financiación ilegal es habitual y busca ensuciar al PSOE

El empresario, encausado en Brugal y Gürtel, ayudó al PP contra los socialistas

Enrique Ortiz, a su llegada a los juzgados de Orihuela para declarar por la 'Operación Brugal'.
Enrique Ortiz, a su llegada a los juzgados de Orihuela para declarar por la 'Operación Brugal'.JOAQUÍN DE HARO

El empresario Enrique Ortiz, el mayor propietario de suelo en Alicante, promotor inmobiliario, contratista de Administraciones Públicas y constructor, ayudó durante meses al Partido Popular a buscar facturas con las que tratar de demostrar la financiación ilegal del PSOE, según las conversaciones telefónicas grabadas por orden judicial dentro de la investigación del denominado caso Brugal, cuyo sumario indaga una trama vinculada a la contrata de basuras y el urbanismo en la provincia de Alicante.

El empresario diseñó junto al PP una estrategia para atacar al PSOE

El intento de Ortiz de ensuciar a los socialistas para justificar su implicación en la financiación irregular del PP es una de las novedades que contiene el sumario del caso. El promotor está imputado por un doble cohecho. Por un lado, enriqueció supuestamente al líder provincial del PP de Alicante, José Joaquín Ripoll, por la contrata de la basura de la Vega Baja (sur de Alicante) y, por otro, sobornó presuntamente a los alcaldes de Alicante Sonia Castedo y su antecesor Luis Díaz Alperi, ambos del PP, por información privilegiada del Plan General de la ciudad. El promotor también está implicado en la financiación ilegal del PP vinculada al caso Gürtel. Según la investigación, las sociedades de Francisco Correa facturaron muchos gastos de actos electorales del PP de Francisco Camps a empresas contratistas de la Comunidad Valenciana, entre ellas la de Enrique Ortiz.

Cuando, en julio de 2009, trascendió el informe policial que probaba con documentos de la red corrupta que la empresa de Enrique Ortiz, entre otras, había colaborado en financiar actos electorales del PP, el empresario, en contacto con la alcaldesa de Alicante y el vicesecretario general del PP valenciano, David Serra, diseñó una estrategia para atacar al PSOE.

Los socialistas, tras comprobar como el Tribunal Superior de Justicia de Valencia había despreciado el informe de la Brigada de Blanqueo de Capitales argumentando falta de competencia, decidieron presentar una querella en los tribunales contra las empresas implicadas en la financiación ilegal del PP. Desde entonces, Ortiz y el PP se afanaron en buscar pruebas de que el PSOE también se financiaba ilegalmente.

Las grabaciones del sumario Brugal demuestran cómo Ortiz llamó a otros empresarios y les pidió facturas que probasen la financiación ilegal del PSOE. A uno de ellos llega a decirle: “Pregúntale a ese empresario si ha puesto carpas para el PSOE que hayan pagado otras empresas, porque eso es habitual”.

Tan habitual como lo que, según el sumario del caso Gürtel, hacía Enrique Ortiz con el PP de la Comunidad Valenciana.

Enrique Ortiz al PP: “Aquí está la manita de Zaplana detrás, ¿eh?”

El vicesecretario general, David Serra, cuyas conversaciones se incluyen en el sumario del caso Brugal, intentando buscar el dinero para pagar las deudas a la red Gürtel, llamó preocupado al empresario Ortiz en varias ocasiones a raíz de que se hiciera público el informe policial sobre financiación ilegal del PP.

“Tened atado todo lo de las facturas”, le advirtió en una ocasión. El informe aludía al de “las magdalenas” o “galletas”, en referencia a una persona que pagaría las deudas del PP. En el segundo informe, depositado en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid en septiembre de 2009, la policía profundizaba sobre algunos de los nombres en clave y vinculó los apelativos “galletas” y “magdalenas” al empresario Enrique Ortiz, al asociarse su apellido con una conocida marca de repostería.

La charla de David Serra del 27 de septiembre con Enrique Ortiz transcurre así:

Ortiz está imputado por cohecho y delito fiscal en Brugal y Gürtel

Enrique Ortiz. Aquí estamos luchando, aguantando marea, la madre que nos parió.

David Serra. Como todos.

E. O. Hijos de puta.

D. S. Sí sí, sin ningún escrúpulo, les da todo igual. Son unos caraduras.

E. O. Esta semanita me voy yo en busca de angelito [supuestamente Ángel Luna, el socialista que denunció la financiación ilegal del PP] a ver qué pasa, he estado fuera y no me he enterado de la película.

D. S. Y ¿has visto?

E. O. Mi mujer tampoco me quería dar disgustos, he estado fuera, he estado en México.

D. S. Sí, yo te he llamado un día.

E. O. Ya, pero no pudimos hablar, estando aquí me salen números desconocidos, sabes.

David Serra a Enrique Ortiz: “Tened atado todo lo de las facturas”

D. S. Es un escándalo.

E. O. Qué jeta tienen, y hoy el Información lo he leído y es para meterle una querella.

D. S. Es muy fuerte.

E. O. Es muy... Tienen una jeta, esto la manita de Zaplanita con su amigo está detrás también ¿eh?

D. S. Seguro.

E. O. Seguro, seguro, seguro, seguro, que jeta tienen, yo mañana voy a tener una reunión para ver, porque sabes que hablaron estos, y dijeron que no querían salir contestando, han hecho un comunicado de prensa, pero yo, me parece muy pobre eso.

D. S. Mañana con quién tienes...

E. O. Yo voy a reunirme con mi gente, con la que me lleva el gabinete de prensa, que por cierto es la mujer de Juan Ramón Gil (...) es que es de risa, y basta que se ensañan, les das de comer y se ensañan los cabrones. Voy a hablar con ellos a ver lo que opinan, pero me gustaría hablar con alguno de vosotros, para ver si podemos salir y decir, “pero oiga, es que esto de estar callados parece que estuviésemos reconociendo algo coño” y hay que salir diciendo la verdad, oye este señor nos ha hecho unos trabajos, le hemos pagado y a tomar por culo pero, es que no querer entrar en el juego de los medios de comunicación...

D. S. Hablaste, han hablado los abogados los que tenían que hablar.

E. O. Sí, sí, sí.

D. S. Vale vale, habla con Vicente también, llámale.

E. O. Sí, sí he estado hablando con él, pero Vicente es partidario de que no quieren calentarse la cabeza, que han hecho un comunicado y bye bye, el tema es que os van a dar hostias por un tubo como no salgamos nosotros diciendo que esto es así y defendiendo el tema. Habrá que ver el informe ese al que se refieren, si es un policía afiliado al PSOE y mandado del PSOE, porque esto no es normal.

D. S. Es un escándalo Enrique.

E. O. Pero bueno, quien calla otorga y eso no puede ser.

D. S. Nosotros estamos respondiendo.

E. O. Pero nosotros tendríamos que salir... Vamos mi opinión, no lo sé. Pero esto de qué va, ustedes saben que los partidos no se financian así, los partidos se financian de otras maneras y si quieren solucionarlo, no metan a los empresarios por el medio que no tenemos nada que ver, esto este trabajo que se ha hecho y punto.

La estrategia puesta en marcha por Ortiz y el PP —la conversación entre Ortiz y Serra solo se había difundido parcialmente—, también apuntó directamente a la cabeza de Ángel Luna, el portavoz parlamentario socialista que preguntaba al presidente Francisco Camps en cada sesión de control por las corruptelas del caso Gürtel.

Sonia Castedo, como ya informó este periódico, llegó a pedirle a Ortiz facturas de obras realizadas en la casa particular de Luna, pero el empresario negó que las tuviera. Pese a ello, el PP presentó una denuncia el 20 de septiembre de 2010 por un supuesto cohecho. La querella del PP sostenía que Luna realizó en 1997 obras de reforma en su casa que fueron costeadas por Ortiz. El PP presentó la denuncia con la complicidad del empresario, quien confesó en privado que él no había pagado la reforma de la casa de Luna. La denuncia fue archivada. Castedo ha asumido que “puede parecer poco ético” este capítulo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS