Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
JUAN CARLOS IZAGIRRE | ALCALDE DE SAN SEBASTIÁN (BILDU)

“Yo no soy de la izquierda ‘abertzale”

Juan Carlos Izagirre (San Sebastián, 1963) se convirtió este sábado en el primer alcalde que Bildu consigue en una de las tres capitales vascas

Juan Carlos Izagirre, alcalde de San Sebastián, en el Palacio Miramar.
Juan Carlos Izagirre, alcalde de San Sebastián, en el Palacio Miramar.

Juan Carlos Izagirre (San Sebastián, 1963) se convirtió este sábado en el primer alcalde que la izquierda abertzale consigue en una de las tres capitales vascas.

Pregunta. ¿Cuál va a ser su primera decisión?

Respuesta. Nuestro trabajo fundamental es conocer la situación actual en el Ayuntamiento. Va a suponer un trabajo arduo. Queremos ver qué personal hay en cada departamento, con qué recursos contamos y qué trabajo hacen. El objetivo es simplificar el organigrama y encauzar los recursos que tenemos en personal e infraestructuras hacia nuestras prioridades: participación e información ciudadana.

P. ¿Se van a someter a consulta popular todas las decisiones?

Tenemos clarísimo que a corto plazo la pancarta ‘ETA no’ no va a tener sentido

R. Lo que ha prevalecido en la democracia representativa es que se eligen unos representantes cada cuatro años y se hace política sin consultar con los ciudadanos. Queremos que cualquier decisión que se vaya a tomar llegue a la ciudadanía mediante una descentralización administrativa; abrir debates en los barrios para tomar decisiones. No es fácil, pero hay muchas cosas que se consiguen porque hay voluntad política.

P. Póngame un ejemplo.

R. Queremos que los próximos presupuestos sean participativos, que la ciudadanía tome parte en el debate. Si hay que invertir más en cultura que en infraestructuras o al contrario, por ejemplo.

P. ¿Cómo será la recuperación de la memoria histórica de la que habla Bildu?

R. Cosas puntuales, como cambios de nombre de calles o construir monolitos en relación a las víctimas del franquismo. También reconocimientos, estudios de gente que no aparece en los listados, fosas comunes que no se han encontrado... Existe un reconocimiento oficial, pero no hay un trabajo serio de fondo.

Esperemos que el día de mañana esté Sortu. Entonces se le ofrecerá que entre en Bildu

P. San Sebastián lleva años celebrando actos de homenaje a las víctimas del terrorismo. ¿Los mantendrán?

R. En el asunto de las víctimas, todo tipo de víctimas, nos remitimos al Acuerdo de Gernika. Hay que compensar a estas víctimas y tiene que haber una reconciliación. En la primera fase se contempla un escenario sin violencia, en el que se respeten todos los derechos políticos y civiles de este país. En una segunda fase, una mesa de todos los partidos para dar salida al problema político que existe, y una tercera en que las víctimas tienen que ser resarcidas de alguna manera y trabajar la convivencia entre todos. Hay muchas heridas que tardarán años en cerrarse.

P. De la fachada del Ayuntamiento cuelga una pancarta con el lema ETA no. ¿Seguirá?

R. Tenemos clarísimo que a corto plazo esa pancarta no va a tener sentido, porque el proceso de normalización no va a tener vuelta atrás.

P. ¿Cómo enfoca Bildu el discurso oficial de San Sebastián como ciudad de la paz?

R. Es otro discurso que carece de contenido. ¿Qué es la paz? Para algunos es una cosa diferente que para otros. Ciudad de la paz, sí, dentro del contexto del proceso de normalización.

P. ¿Cómo gestionará el Ayuntamiento? ¿Habrá recortes?

R. Hay que ver dónde nos encontramos en cuanto a endeudamiento y proyectos pendientes. Nos planteamos una auditoría. Hay departamentos en los que hay que aumentar el gasto en políticas sociales y servicios públicos, y si hay que endeudarse será en estos campos. Pero en infraestructuras o sueldos de los políticos sí se puede recortar. Y los Ayuntamientos deberían recaudar más. Hay dinero que no se debería destinar, por ejemplo, a la Casa Real o al Ejército español.

P. Representa a la izquierda abertzale que no ha condenado los 100 asesinatos de ETA en la ciudad.

R. Es un concepto erróneo porque yo no soy de la izquierda abertzale; soy independiente dentro de Bildu. Otra cosa es que nuestro discurso pueda coincidir con el de la izquierda abertzale y hayamos tenido votos, pero en Bildu hay dos partidos y una serie de gente independiente. Esperemos que el día de mañana esté Sortu. Entonces se le ofrecerá que entre en Bildu.

P. ¿Peligran festivales como el de cine o el de jazz?

R. Para nada. Ese discurso alarmista que están usando algunas fuerzas nos parece ridículo. Estos festivales tienen un peso importante para la ciudad y se van a mantener. Ahora, en un momento de crisis quizá haya que hablar de los presupuestos, pero para eso da igual que esté Bildu o el PP.

P. ¿Llegará el AVE a San Sebastián?

R. No sabemos. Lo que sí sé es que hay que reforzar el transporte ferroviario. El AVE está en marcha, pero no ha habido ni información ni debate social previo. Intentaremos reconducir eso. Como Ayuntamiento, si llega, habrá que ver en qué condiciones lo hace.

P. Elorza dice que deja una ciudad “abierta, cosmopolita y moderna”.

R. De aquí a cuatro años será más abierta, más moderna y más cosmopolita. Y también más euskaldun, con mayor difusión de la cultura propia, más participativa y con una apuesta clara por el proceso de normalización política.