Sí a colegios que segregan

Rajoy se muestra en contra de la ley de igualdad que prohíbe financiar con dinero público a los centros que separan a los niños de las niñas

Al final de la comida de los barones autonómicos se produjo un debate imprevisto. Esperanza Aguirre criticó con dureza la ley de igualdad, aprobada el pasado viernes en Consejo de Ministros, y que prohíbe financiar con dinero público a los colegios que segregan a los niños de las niñas. A la presidenta de Madrid -en la comunidad hay 11 colegios concertados con este tipo de educación donde estudian 8.000 niños que perderían la subvención- está indignada y lo considera un atentado contra la libertad de los padres. La ley no prohíbe este tipo de educación, simplemente impide que tenga subvención pública. Se puede hacer sin problemas de manera privada.

Aguirre, de formación anglófona, defendió este modelo porque ha triunfado en la educación inglesa, la que ella considera, por motivos obvios, la mejor de Europa. Rajoy, que tiene a su hijo mayor en este momento estudiando en ese país, se colocó inmediatamente del lado de Aguirre. La presidenta de Madrid anunció que recurrirá contra la ley cuando se apruebe en el Congreso. Rajoy, que en esta batalla puede contar probablemente con CiU, aseguró en tono muy serio que el PP luchará para que no se apruebe y para que los colegios que segregan sigan con sus conciertos. “Este es un tema importante como el que más”, recuerdan que dijo en la comida.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS