Botánica, ‘Sexo en Nueva York’ y los ‘Papeles de Pandora’: tres artículos para escuchar cada semana

Una selección del equipo de EL PAÍS Audio para sus lectores (y oyentes)

El inventariado de las 6.120 plantas ibéricas: la gesta ignorada de dos generaciones de botánicos

Escrito y leído por Clemente Álvarez

Hace casi 40 años, tres hombres se propusieron identificar, nombrar y ordenar toda la flora de la Península y Baleares, una variedad botánica que incluye un 22% de especies que no existen en ningún otro lugar del mundo. El proyecto, considerado un hito solo comparable al catálogo realizado por el botánico Heinrich Moritz Willkomm en el siglo XIX, acaba de ver la luz y ha implicado a 255 autores de 72 instituciones y 14 países, pero solo uno de sus impulsores ha vivido para verlo hecho realidad.

Cuatro pijas privilegiadas: el enigma de por qué ‘Sexo en Nueva York’ sigue hipnotizando dos décadas después

Escrito y leído por Patricia Rodríguez

Cynthia Nixon (Miranda), Kristin Davis (Charlotte) Sarah Jessica Parker (Carrie) y Kim Cattral (Samantha).
Cynthia Nixon (Miranda), Kristin Davis (Charlotte) Sarah Jessica Parker (Carrie) y Kim Cattral (Samantha).Cordon Press

Muchas cosas han cambiado desde que en los años 90 Sarah Jessica Parker encandilara al público interpretando a Carrie Bradshaw, una columnista neoyorquina adicta a la moda con unas amigas de lo más extrovertidas. Hoy, aquellas mujeres que bebían cócteles y hablaban de su intimidad sin tapujos son analizadas desde algunos ámbitos como cuatro mujeres blancas heterosexuales y privilegiadas y por eso, dicen, Sexo en Nueva York es un formato caduco. El anuncio de una secuela de la serie no invalida esa teoría, pero confirma que a pesar de las contradicciones que encarna, Carrie sigue teniendo el mismo poder de atracción que hace 25 años.

De Panamá hasta Puerto Banús: así compran los ricos en España casas con una sociedad opaca

Escrito y leído por Patricia R. Blanco

Sr. García

En los 11,9 millones de documentos de los Papeles de Pandora hay un patrón que se repite incesantemente: viviendas de lujo cuyo propietario es (o parece ser) un sociedad fiscal, un fondo de inversión o una enrevesada trama societaria. Pero, ¿quién es el verdadero dueño de esos complejos de la Costa del Sol, esos campos de golf o esas mansiones en nuestro país? Así es cómo las empresas offshore y los paraísos fiscales sirven para que empresarios y millonarios compren y vendan propiedades inmobiliarias librándose de una gran parte de los impuestos.


Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS