‘Wakanda’ o cómo una superheroína negra encandila al público en un cine de Ghana

En Ghana, primer país en alcanzar la independencia en África, muchos ven al reino imaginario de Marvel como modelo de Estado ideal para el continente: integrador, poderoso y autónomo

Letitia Wright como Shuri en 'Black Panther: Wakanda Forever' de Marvel Studios.Foto: Marvel Studios

Es lunes por la tarde en los cines del Accra Mall, un inmenso centro comercial en el norte de la capital de Ghana. La sala donde se proyecta Black Panther: Wakanda Forever está a medio llenar. Ocupan la mayoría de butacas grupos de amigas, chicas que llevan vestidos multicolor y hablan inglés entre ellas, en lugar de twi u otra lengua local. En un abrumador predominio femenino, algún chico ostenta ropa cara (la marca bien visible) y mira a su alrededor con aire despistado. Dos o tres parejas se recuestan en las últimas filas. Están viendo a Shuri, la protagonista, alzarse con el trono de Wakanda, el país ficticio situado en el África subsahariana. La miran batallar, siempre escoltada por sus fieles guerreras. También defender su reino contra la rapacidad de Occidente.

La última producción de Marvel —con protagonista negra y mujer— ha provocado gran expectación en el país, uno de los centros neurálgicos del panafricanismo. En redes sociales, en la calle, incluso en lúdicos encuentros universitarios —la Webster University organizó un pase privado para sus alumnos— se debate sobre la contribución de la película hacia la igualdad racial y de género. Se argumenta su posible impacto en el lento destierro de los prejuicios. Se calibra su poder simbólico.

Trushna Buddhdev-Patel, directora gerente de una distribuidora de películas que representa a Walt Disney y Warner Bros. en la región de África Oriental, dijo, en un estreno en Lagos, Nigeria, el 6 de noviembre, que más de 39.000 personas en Kenia, Uganda, Tanzania y Ruanda vieron la película. Según informaciones recogidas por The Washington Post, esto convierte a Wakanda Forever en el segundo mayor estreno de todos los tiempos para la región, detrás de Avengers: Endgame.

Katherine, joven ghanesa, a la salida de la película 'Wakanda Forever' en los cines del Accra Mall, en la capital del país africano.
Katherine, joven ghanesa, a la salida de la película 'Wakanda Forever' en los cines del Accra Mall, en la capital del país africano.Tasos Karantakos

Tras la proyección, Katherine despliega alegre su entusiasmo: “Me he identificado totalmente con Shuri, volvería a ver la película una y mil veces”. Esta espectadora ghanesa sitúa el nuevo lanzamiento de Marvel en “el momento adecuado, justo en medio de una nueva ola de feminismo, cuando su mensaje sobre la fuerza de las mujeres negras puede calar más hondo”. Para ella, este tipo de productos culturales no son la panacea anti-discriminación, aunque “ayudan mucho a cambiar el relato, sobre todo entre las nuevas generaciones, que crecen con referencias que antes no existían”. Katherine destaca la “sutileza” con que la película bombea “mensajes ocultos”. Por ejemplo, la crítica a la voracidad de Occidente “en la extracción de recursos naturales africanos”, añade.

[Este tipo de productos culturales] ayudan mucho a cambiar el relato, sobre todo entre las nuevas generaciones, que crecen con referencias que antes no existían
Katherine, joven ghanesa

Fawaz, chico de aspecto pulcro, con camisa blanco nuclear y fina corbata oscura, no abandona su amplia sonrisa ni para realizar declaraciones solemnes: “Wakanda enaltece el mismo concepto de negritud, que poco a poco se va normalizando en las grandes producciones”. Praise, apenas una adolescente, celebra el “mensaje global de igualdad” que atraviesa todo el metraje, más allá de “géneros, razas o culturas”.

La casualidad sitúa a dos amigas mexicanas en la salida de los cines del Accra Mall. Caminan lentamente, enfrascadas en un intercambio de pareceres sobre la película, cuyo villano, Namor, representa a un cruel déspota maya. En la película, identidad africana y precolombina convergen. “Se me ha hecho mágico ver esta combinación cultural justo ahora que me encuentro aquí”, comenta Sharon, mexicana, que tiene en Accra su propio negocio de artesanía.

Esta joven de Yucatán agradece el respiro que da Wakanda en cuanto a representaciones hegemónicas, con “el hombre blanco, por fin, en un segundo plano”. Su amiga Gabriela enriquece el crisol identitario con un atuendo desconcertante, propio de mujer musulmana: vestida de negro, de aire riguroso, con hiyab y telas hasta los tobillos. “Pero no soy creyente, simplemente me atrajo desde pequeña todo lo que tiene que ver con el islam”, explica. ¿La película? “Me interesa sobre todo su mensaje contra el racismo y que este no se centre solo en el que puedan sufrir las personas de color”, continúa Gabriela.

Sin embargo, hoy sobran butacas para ver el largometraje en uno de los dos cines que operan en Accra. Los cambios en el consumo audiovisual y el precio de la entrada (unos diez euros, prohibitivo para la mayoría de la población) han hecho que el grueso de la juventud ghanesa se decante por el atajo de las descargas ilegales en internet en sus móviles, tabletas o portátiles.

El 24 de septiembre, mucho antes del lanzamiento mundial de Wakanda Forever, el Global Citizen Festival (organizado por la ONG homónima) ya había utilizado a este reino imaginario como hilo conductor de su décima edición, celebrada en Accra. Condujo el evento la actriz zimbabuense Danai Gurira, quien interpreta en la película a la General Okoye, personaje esencial en la trama, siempre fiera al mando de su ejército de guerreras. Al presentar a la artista nigeriana TEMS (que aparece en la banda sonora de la película), Gurira recurrió a la enésima referencia wakandiana. “Demos la bienvenida”, dijo, “a una niña de Lagos que logró cumplir sus sueños y hoy es una reina”. La actriz recordó cómo Ghana había servido, al alcanzar su independencia en 1957, de inspiración a otros países africanos en su lucha emancipadora. Con la vista en el futuro, ella y otras asistentes remitieron a Wakanda como horizonte ideal de país africano: fuerte, igualitario, independiente.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter, Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra ‘newsletter’.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS