La exposición sobre niños senegaleses que buscan un futuro en la cámara: “Ahora no pienso en ser futbolista, quiero ser fotógrafo”

La muestra ‘Je suis là’, que significa “estoy aquí”, recoge las fotografías tomadas por ocho jóvenes del país africano en situación de calle que se retratan a sí mismos

Los transeuntes observan las fotos de la exposición Je suis lá en Dakar, Senegal.
Los transeuntes observan las fotos de la exposición Je suis lá en Dakar, Senegal.Patricia Esteve

Moustafa está pasmado mirando la imagen en las calles de Dakar. En ella sale un niño de espaldas, haciendo un corazón sobre su cabeza: “La he hecho yo, ¡es mía!”, reclama emocionado. Para él, esta foto significa “dejar atrás el pasado”. En el retrato sale su compañero Thierno, ocultando su cara, como si estuviera reflejando el abandono que ha sufrido durante su corta vida.

Ellos son dos de los alrededor de 100.000 niños que en Senegal son obligados a mendigar tras sufrir abusos, según los cálculos de Human Rights Watch. A todos ellos se les roba su infancia, oculta su identidad y se les deshumaniza con la etiqueta genérica de talibés, niños enviados por sus padres a estudiar a las daaras, escuelas coránicas donde son explotados. “A los ojos del mundo, estos niños no existen, se ignora su situación y cuando alguien les observa, lo hace desde el prejuicio que son una causa perdida”, asegura Daud, ilustrador e impulsor de la iniciativa Social Visión Projet. Pero no son “niños de la calle”, puesto que no pertenecen a la calle, son niños “en situación de calle. No son ‘talibés’, puesto que no se dedican a estudiar el Corán, sino que son obligados a mendigar”, puntualiza el artista.

En otra de las imágenes sale Omar sonriendo y tapándose los ojos: “Ahora no pienso en ser futbolista, quiero ser fotógrafo”, dice, mientras se dirige a otra fotografía de una mano alzada hecha por él. “Esta mano quiere pedir perdón y también decir STOP (parad) a quienes intenten hacernos daño”. En total, ocho niños de Dakar en situación de calle –Aliou, Omar, Mamadou, Souleymane, Thierno, Mamoudou, Omar y Moustafa– son los protagonistas de Je suis là –estoy aquí, en español–, una exposición de fotografías nacidas de un taller impulsado por Social Vision Projet. “Se trataba de ofrecer a los pequeños la oportunidad de participar en una formación fotográfica para desarrollar ciertas habilidades como usar la cámara, enmarcar, etcétera.”, asegura Lionel Senghor, educador de Empire des enfants, hogar actual de los ocho chicos y la asociación donde acogen a niños en situación de calle en Senegal.

El objetivo era hacerles ver sus capacidades e ir formándose para poder vislumbrar un futuro digno más allá de la mendicidad. “Todos los niños tienen talentos ocultos y talleres como este les permiten sacarlos a la luz y mantenerlos activos”, completa Assy Diamanka, animadora de la iniciativa Social Visión Projet.

Un chico observa una de las fotos de la exposición 'Je suis là' en Dakar, Senegal, el día de su inauguración.
Un chico observa una de las fotos de la exposición 'Je suis là' en Dakar, Senegal, el día de su inauguración.Patricia Esteve

Sin embargo, otro de los grandes retos era cambiar la percepción de la población senegalesa sobre estos niños, de ahí que se buscara sacar la exposición a la calle. En total, las 13 imágenes siguen expuestas en el Bulevar Canal VI de Dakar en el marco de la 14e Biennale Off Dak’Art 2022. “La exhibición final en un sitio público era muy importante para conseguir el objetivo principal del taller. Colgando las fotos en los muros de la ciudad, los chicos conseguían que se les volviese a mirar de nuevo”, asegura Patricia Esteve, la fotógrafa que impartió el taller del que nació la muestra. “Ver nuestras imágenes expuestas en la calle fue una sorpresa”, dice Aliou. “La próxima vez hay que ponerlas en muros más altos para que nadie las pueda romper”.

Estos son solo ocho de los miles de menores de edad senegaleses que tienen ganas de mostrar que existen. La invisibilización va desde la administración pública hasta la sociedad civil. En el país, la mitad de los niños no está inscrito en el Registro Civil y el 90% sufre violencia. En el Índice de los Derechos del Niño creado por la Asociación Humanium, Senegal está pintado en rojo como una situación difícil. Acciones como la exposición impulsada por Social Vision Projet intentan abrir un camino al futuro a algunos de ellos, devolviéndoles su nombre y capacitándolos en diferentes disciplinas artísticas. Ahora, los ocho alumnos no quieren soltar la cámara y quieren ser protagonistas de sus historias. “Me gustaría continuar con la fotografía, pero haciendo fotos en color”, expresa Aliou.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter, Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra ‘newsletter’.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS