_
_
_
_
columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Qué es cultura

Un tribunal considera que es menos grave violar a una niña gitana de 12 años que a una paya, porque la gitana está acostumbrada

Edificio de la Audiencia Provincial de León, el pasado mes de octubre.
Edificio de la Audiencia Provincial de León, el pasado mes de octubre.
Manuel Jabois

La Audiencia de León ha reducido de 37 a 8 años de cárcel la condena a un hombre que dejó tres veces embarazada a una menor entre los 12 y los 15 años porque, entre otras cosas, en la “cultura gitana las uniones de pareja se producen a edades muy tempranas”. O sea, que el tribunal considera que es menos grave violar a una niña gitana de 12 años que a una paya, porque la gitana está acostumbrada. Hay algo más. La niña declaró que sabía lo que hacía cuando mantuvo sexo con el adulto y que consintió esas relaciones. La niña, desde que tenía al menos 14 años, era sometida dentro del clan de su violador a golpes, la llamaban “puta, gorda, hija de puta” y un día el acusado le pegó a la cría una paliza monumental. Si sospechamos lo que los adultos admiten bajo coacciones, dominación psicológica y amenazas, imaginen una niña que no conoce otro mundo que el de una familia que la ha maltratado desde siempre. El lugar del que hablan las noticias es Quiruelas de Vidriales. Allí estuvimos hace unos años dos periodistas de EL PAÍS tratando de contar una historia escurridiza. Cuando llamó a la puerta la Guardia Civil se descolgaron todos por una ventana, usando unas sábanas, dos hermanos de la mujer (uno de ellos con el niño de tres años) y la menor (con su entonces bebé). Dieron con ellos en un descampado. Los niños tiritaban de frío, tenían la piel azulada y tenían signos de hipotermia. El tribunal, sin embargo, no reprendió a los agentes por no dejarlos escapar, siendo la huida de la Guardia Civil otro rasgo ancestral de la cultura gitana. Ni se ha explicado por qué a esa cultura, no sabemos si oficial o ya a tope de jurisprudencia, recurre el tribunal a favor del hombre violador y no de la niña violada, con la cantidad de interesantes propuestas contra el acusado que hay en delitos similares en eso que la Audiencia de León llama, con mucha solemnidad, “cultura gitana”.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Manuel Jabois
Es de Sanxenxo (Pontevedra) y aprendió el oficio de escribir en el periodismo local gracias a Diario de Pontevedra. Ha trabajado en El Mundo y Onda Cero. Colabora a diario en la Cadena Ser. Su última novela es 'Mirafiori' (2023). En EL PAÍS firma reportajes, crónicas, entrevistas y columnas.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_