Columna
i

¿Y después?

Muchos creemos que no hay nada después de la muerte, pero otros tantos creen que sí e imaginan, con espíritu lírico, vírgenes sin pecado y sociedades perfectas. ¡Bienaventurados!

'Inmaculada Concepción' (1625-30), de Francisco de Zurbarán (1598-1664).
'Inmaculada Concepción' (1625-30), de Francisco de Zurbarán (1598-1664).MADRID. MUSEO NACIONAL DEL PRADO. DONACIÓN PLÁCIDO ARANGO

Es imposible pensar en el más allá, en lo que viene luego, porque no hay modo de imaginarlo, de darle una imagen. No sólo es difícil para los incrédulos, los cuales suponen que después no hay nada. También para los creyentes la metafísica es de muy difícil alcance. En tiempos más poéticos el más allá se llenaba de figuras luminosas, fueran ángeles con arpa o círculos áureos de santos, mártires y divinidades. Aquel Paraíso (por no hablar de la dificultad de imaginar lo infernal) ya no se sostiene y en la actualidad los clérigos que aún conservan una grey pía han dejado de explicarlo....

Lo más visto en...

Top 50