Columna
i

Justos por pecadores

Aquellos que han cuidado con esmero los protocolos del ocio y del negocio acusarán las imprudencias de los que han ido amontonándose en terrazas y restaurantes, perdiendo la cabeza, tanto dueños como clientes

Ambiente en la Plaza de Olavide, Madrid, el pasado jueves.
Ambiente en la Plaza de Olavide, Madrid, el pasado jueves.Olmo Calvo

Volvíamos en coche del Festival Hay de Segovia. La noche se anticipaba por un cielo cubierto de nubarrones. Escuchábamos las alarmantes noticias de la radio. Se iba sabiendo el alcance de las restricciones de movimientos en los barrios históricamente castigados en cualquiera de los aspectos del bienestar. Íbamos en silencio, rumiando los datos. En estos días andamos haciendo equilibrios entre el impulso que se precisa para vivir, trabajar, incluso disfrutar, y el acecho de una sombra que de pronto oscurece el ánimo. Hay cosas que se piensan y no se dicen para no contagiar la melancolía, y esto...

Lo más visto en...

Top 50