Columna
i

Política basura

Hay mucho margen para hacer oposición a cara de perro, para polemizar dentro y fuera del Congreso, pero ningunear los Presupuestos con ese espectáculo de narcisismos ideológicos es tierra quemada

Pedro Sánchez con Gabriel Rufián el pasado jueves en el Palacio en La Moncloa.
Pedro Sánchez con Gabriel Rufián el pasado jueves en el Palacio en La Moncloa.J.J. Guillén / EFE

El PP veta la negociación con el Gobierno de las izquierdas, Podemos y Esquerra vetan a la derecha, el PSOE veta a Vox, Cs veta la fiscalidad de Podemos, el PNV defiende la lógica de excluir a Arrimadas, BNG y Bildu vetan, Vox veta… Aplicando el clásico Test del Pato, si actúan como una vetocracia, se pronuncian como una vetocracia y parecen una vetocracia, es que son una vetocracia. Ya no se trata de que tus señas de identidad estén definidas por el perfil de tu adversario —algo muy mediocre— sino directamente por su exclusión. ...

Lo más visto en...

Top 50