Tribuna
i

El virus en la frontera greco-turca

Como era de esperar, la pandemia ha llegado ya a los campos de refugiados, hacinados e insalubres

Una niña con mascarilla para protegerse de la covid-19 en el campo de refugiados de Moria, en Grecia.
Una niña con mascarilla para protegerse de la covid-19 en el campo de refugiados de Moria, en Grecia.Elias Marcou / REUTERS

Los efectos de la covid-19 se han dejado sentir de forma inmediata en la frontera greco-turca. El miedo a la pandemia ha permitido justificar lo que hasta ahora parecía injustificable: del cierre de facto de los campos de refugiados a la retirada de las ONG de ayuda humanitaria. Incluso se ha vuelto a hablar de concentrar a los refugiados en islas desiertas al estilo de Australia. También como efecto de la covid-19 se han acallado las voces más críticas, ya sea porque el confinamiento en tiempos de confinamiento es más fácil de aceptar o por la suspensión en la práctica del derecho a ma...

Lo más visto en...

Top 50