_
_
_
_
_

El FMI eleva su perspectiva de crecimiento para México a 1,8% este año

El organismo multilateral espera que la inflación en la segunda economía de Latinoamérica sea de 6,3% en 2023, por encima de la meta del banco central

PIB México
Imagen de archivo de dos campesinos trabajando en una cosecha de tomate en Tarimbaro, en el Estado de Michoacán.Luis Enrique Granados (EFE)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) elevó a 1,8% su estimación de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de México para este año, una ligera mejora de 0,1% sobre la proyección publicada en enero. Para 2024, el FMI espera que la segunda economía de Latinoamérica se desacelere para crecer 1,6%. Ambos estimados son mucho menores a los del Gobierno Federal, que espera México crezca 3% este año y el siguiente.

La inflación sigue siendo un limitante para México. El Fondo estima que los precios al consumidor subirán 6,3% este año y 3,9% en 2024. El rango meta del banco central mexicano es de entre 2% y 4%, por lo que la institución ha incrementado la tasa de interés referencia desde mediados de 2021. Actualmente se encuentra en 11,25% — la tasa más alta en la historia y desde que entró en efecto el la política monetaria vigente en 2008 —.

“Aunque telegrafiado por los bancos centrales, el rápido aumento de las tasas de interés y la desaceleración anticipada de la actividad económica para poner la inflación en una trayectoria descendente, junto con las brechas de supervisión y regulación y la materialización de riesgos específicos de los bancos, contribuyeron a tensiones en partes del sector financiero, lo que plantea preocupaciones sobre la estabilidad financiera”, apuntan los economistas del FMI en el reporte World Economic Outlook.

Los riesgos a nivel global incluyen no sólo las secuelas de la pandemia de la covid-19 y la ofensiva militar de Rusia en Ucrania, sino también la volatilidad en el sistema financiero global a partir de la caída dos bancos en Estados Unidos y uno en Europa, Credit Suisse.

“Las posiciones de liquidez y capital generalmente sólidas de los bancos sugirieron que podrían absorber los efectos del endurecimiento de la política monetaria y adaptarse sin problemas. Sin embargo, algunas instituciones financieras con modelos de negocios que dependían en gran medida de la continuación de las tasas de interés nominales extremadamente bajas de los últimos años se han visto sometidas a una gran tensión, ya que no estaban preparadas o no podían adaptarse al rápido ritmo de aumento”, dice el reporte.

Para las economías de mercados emergentes y en desarrollo, las perspectivas económicas son, en promedio, más sólidas que para las economías avanzadas, pero estas perspectivas varían más entre las regiones. En los países en desarrollo de bajos ingresos, como algunos países en África, se espera que el PIB crezca un 5,1%, en promedio, durante 2023–24, pero el crecimiento del ingreso per cápita proyectado promedia solo 2,8% en ese mismo periodo. Esto es por debajo del promedio de las economías de ingresos medios como México, en donde se espera suba un 3,2%, apunta el reporte.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Isabella Cota
Es corresponsal económica para América Latina. Como periodista de investigación trabajó con Quinto Elemento Lab, NHK, BusinessWeek y OpenDemocracy, entre otros. También fue staff de Bloomberg News y Reuters en Centroamérica y Reino Unido. Es licenciada en Comunicación y Máster en Periodismo de Negocios y Finanzas por City University London.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_