_
_
_
_
_

El impacto de los embarazos múltiples: un sobreesfuerzo personal, familiar y económico

Las mujeres viven estos embarazos con más miedos y ansiedad y, después, la llegada de dos bebés tiene consecuencias en cuanto a espacios y logística. A ello hay que sumar que muchas parejas han pasado por largos tratamientos de reproducción asistida que conllevan cansancio y desgaste

Embarazos múltiples
La doble maternidad y paternidad supone un importante impacto a nivel personal, familiar, social y sanitario.SVETLANA DAMJANAC (Getty Images)

Según el último Informe Europeo de Salud Perinatal (2015-2019), elaborado por Euro-Peristat, España es uno de los países europeos con un mayor número de embarazos múltiples (17,9 por cada 1.000 nacimientos). La aplicación de técnicas de reproducción asistida y una edad materna más avanzada han provocado el aumento de los embarazos múltiples en las últimas dos décadas; una tendencia que, según los registros de los últimos años, parece ir disminuyendo de forma constante debido a las mejoras en las técnicas artificiales para lograr un embarazo.

Para Estefanía Jurado García, doctora y matrona en el Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla, pese a que la tendencia actual es que las cifras se estabilicen a la baja no se puede obviar el origen profundamente socioeconómico que se encuentra detrás de las transferencias múltiples que se siguen produciendo y las consecuencias éticas asociadas. En España, según la Ley 14/2006 sobre técnicas de reproducción humana asistida, aún se pueden transferir hasta tres embriones en la fecundación in vitro. Jurado cree que se debe considerar el escenario socioeconómico en el que se desarrolla esa ley. “Los requisitos de acceso a los servicios públicos de reproducción asistida son más restrictivos que en la sanidad privada, con lo cual una pareja que ha sido excluida de la lista pública y tiene que financiarse un tratamiento privado, si opta por una transferencia doble, en una sola gestación puede ver cumplidos sus deseos reproductivos y tener dos hijos en un solo embarazo, y así aprovechar el esfuerzo económico, laboral y personal que implica someterse a este tipo de técnicas, especialmente para la mujer”, señala la también profesora del Grado de Enfermería de la Escuela Universitaria de Osuna. Igualmente, la experta considera que si se accede al sistema público ese doble embarazo sigue siendo muy tentador debido al esfuerzo que implica someterse a estos tratamientos.

Esa doble maternidad en un solo proceso, sin embargo, supone un importante impacto a nivel personal, familiar, social y sanitario. En una investigación realizada por Jurado en noviembre de 2021, la doctora y matrona encontró que las madres vivieron mayoritariamente su doble maternidad como un proceso extenuante y complejo, sobre todo desde el punto de vista emocional. “No solo hay mayores riesgos para el bebé y la madre desde el punto de vista físico —mayor riesgo de diabetes, hipertensión, hemorragia postparto y cesárea en las madres; y prematuridad y bajo peso en los bebés—, sino que desde el punto de vista emocional hay un impacto psíquico, la gestación múltiple se considera un factor de riesgo para la depresión postparto y está relacionada con mayores niveles de estrés”, argumenta.

Según Andrea Rueda Granero, psicóloga perinatal y fundadora del proyecto de investigación y atención psicológica a madres y parejas Dolores y gloria, uno de los factores que tienen un mayor impacto en la salud emocional de las madres es que desde el momento en el que hablamos de embarazo múltiple, este, en general, es categorizado como una gestación de riesgo. “Esto supone un peso enorme sobre los hombros de la mujer. Si un embarazo ya conlleva ciertos miedos frente a las revisiones, tener esta etiqueta no hace sino aumentar esos miedos, viviendo el embarazo con angustia, desde una hipervigilancia del cuerpo. Si a esto le sumas que, muchas veces, esas mujeres llegan al embarazo tras una concatenación de duelos (que no hayan podido ser madres de manera natural, el duelo genético, que hayan sufrido alguna pérdida perinatal…), tenemos un caldo de cultivo que aumenta la tensión y conduce a las mujeres a vivir el embarazo con una gran ansiedad”, explica.

El momento del parto supone un extra añadido de tensión, ya que en el caso de embarazo múltiple suele ser programado e inducido o, incluso, prematuro. “Esto hace que la entrada en la maternidad sea más abrupta y aumenta de nuevo el estrés, el miedo, lo que tiene un impacto en el vínculo, en la lactancia y en cómo se vive un momento tan vulnerable como el postparto”, recuerda Rueda.

En el ámbito de pareja y familiar también se debe asumir entonces un duelo de expectativas: inicialmente se espera llegar a la maternidad o paternidad con un bebé, pero cuando el escenario cambia esas expectativas se deben redefinir. Además, según comenta Andrea Rueda, no podemos olvidar que la llegada de dos bebés tiene un impacto en cuanto a espacios, de organización, de tiempos, de logística; a lo que hay que sumar que muchas parejas han pasado por largos tratamientos de reproducción asistida, lo que conlleva cansancio y desgaste en la pareja y una situación económica que se puede ver debilitada cuando se debe recurrir a clínicas privadas. “La pareja llega cansada, desgastada y, en muchas ocasiones, endeudada, y esto supone un gran desgaste a nivel emocional. Sin embargo, estas parejas sienten que no pueden quejarse porque han llegado donde querían llegar. ¿Cómo vas a sentir que tienes derecho a quejarte si ya tienes lo que querías?”, señala la psicóloga perinatal.

Si criar un hijo en el contexto actual es complejo, para Estefanía Jurado lo es mucho más en el caso de nacimientos múltiples, máxime si ya existen otros hijos en la familia. “No es solo el contexto personal, es que tampoco contamos con un sistema de atención sanitaria preparado para apoyar la atención diferenciada de este tipo de gestaciones, como sí ocurre, por ejemplo, en el contexto anglosajón, donde existe un protocolo de gestaciones múltiples multidisciplinar”. Jurado cree que es necesario seguir trabajando en el estudio de las repercusiones de los embarazos múltiples y poner el foco en la necesidad de diseñar políticas sociosanitarias que tengan en cuenta todos los contextos socioeconómicos y que favorezcan que las mujeres tengan los embarazos de uno en uno.

Puedes seguir Mamas & Papas en Facebook, Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter quincenal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_