Biden: “Les ruego que usen mascarilla. Llevar mascarilla no es una declaración política”

El presidente electo pone en marcha su grupo asesor sobre la covid-19 cuando EE UU alcanza los 10 millones de casos

Joe Biden este lunes desde Delaware, tras la primera reunión con su grupo de expertos sobre la covid-19. En vídeo, algunas de sus declaraciones. FOTO | VIDEO: REUTERS

Con los fallecidos contándose por millares en los últimos días en EE UU, el presidente electo, Joe Biden, ha hecho este lunes un sentido llamamiento a los ciudadanos estadounidenses, a los que ha implorado que, por favor, hagan uso de la mascarilla, ya que “la peor ola” del virus está todavía por llegar. Biden ha hablado desde Wilmington (Delaware, donde está su hogar), por primera vez desde que se dirigió al país el pasado sábado para dar su discurso de victoria, en el que llamó a sanar las heridas de un país divido a tal extremo que el presidente saliente no ha reconocido todavía su derrota (ni parece que vaya a hacerlo en un tiempo cercano).

Con Kamala Harris a su lado –la vicepresidenta electa, quien lucía una mascarilla y no ha hablado durante la comparecencia de Biden de apenas 10 minutos–, el demócrata ha resaltado que su objetivo es controlar la pandemia de coronavirus que desgarra al país y al mundo una vez que asuma el cargo el próximo 20 de enero. Según el centro Johns Hopkins, Estados Unidos ha alcanzado este lunes los 10 millones de casos de la covid-19.

“Nos enfrentamos a un invierno muy oscuro”, ha asegurado el veterano político, quien llegó al podio con mascarilla y se la quitó solo para hablar. El presidente electo acababa de reunirse con su grupo de trabajo recién creado sobre la covid-19. “Se lo ruego. Lleven mascarilla”, imploró. “Háganlo por ustedes. Por su vecino”, prosiguió Biden, para a continuación declarar que “una mascarilla no es una declaración política, pero sí una buena manera de empezar a unir al país”.

Respecto a la noticia conocida esta mañana de que el laboratorio Pfizer -que fue de los que no recibió ayuda económica por parte de la Administración Trump- había logrado una vacuna con un 90% de efectividad para combatir el coronavirus, Biden ha dicho que era algo muy positivo pero ha querido mantener la prudencia al declarar que era obvio que la vacuna, "incluso si era aprobada, tardaría meses en estar disponible de forma masiva ". El presidente electo ha recordado que varios días de la semana pasada EE UU registró más de 120.000 nuevos casos de covid-19. Su siguiente advertencia fue muy dura: el país podría “perder más de 200.000 vidas en los próximos meses”. A diferencia de Trump, Biden no niega o esconde la dureza de la pandemia, con lo que también recalcó y recordó los más de 240.000 ciudadanos norteamericanos que han fallecido hasta la fecha.

Mientras se definía humilde por su victoria, Biden no dejó pasar la ocasión de recordar que las elecciones habían concluido, a pesar de que no se alargó en el asunto ni tampoco mencionó de forma directa a Donald Trump y su enroque en el poder.

La oficina del presidente electo, quien no tomará posesión hasta el 20 de enero de 2021, desveló las líneas maestras de su plan que incluye garantizar el acceso gratuito a las pruebas de la enfermedad; solucionar los problemas con los equipos de protección individual (EPI); así como proporcionar recomendaciones claras, coherentes y basadas en pruebas sobre cómo se debe afrontar la pandemia. En opinión del equipo de Biden al frente de la covid-19 es fundamental que los recursos lleguen a los colegios, a los pequeños negocios y a las familias. Pero para el presidente electo, la lucha comienza con las mascarillas y la distancia social.

Biden, quien va a buscar el restablecimiento “inmediato” de la relación con la Organización Mundial de la Salud (OMS), de la que Trump sacó a EE UU, considera que ese partenariado es esencial para coordinar una respuesta global, cuando en el mundo hoy se han rebasado los 50 millones de casos.

Como era de esperar, la lucha contra el coronavirus ya se ha convertido en un elemento de conflicto entre la Casa Blanca saliente y el presidente electo. El día en que Pfizer ha dado a conocer al mundo que su vacuna contra la covid-19 tiene una eficacia del 90%, uno de los hijos del mandatario republicano, Donald Trump Jr, ha puesto en cuestión el momento del anuncio, dando a entender que la multinacional lo ha hecho ahora para ayudar a Biden. “La elección del momento es bastante sorprendente”, ha tuiteado el hijo de Trump. "¿Nadie ve nada perverso en el momento en que sucede todo esto?, ha sido la reacción conspiranoica de Trump Jr.

Suscríbase aquí a la newsletter sobre las elecciones en Estados Unidos

Sobre la firma

Yolanda Monge

Desde 1998, ha contado para EL PAÍS, desde la redacción de Internacional en Madrid o sobre el terreno como enviada especial, algunos de los acontecimientos que fueron primera plana en el mundo, ya fuera la guerra de los Balcanes o la invasión norteamericana de Irak, entre otros. En la actualidad, es corresponsal en Washington.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS