Elecciones EE UU

Lesley Stahl está bajo protección por amenazas de muerte tras la entrevista que Trump interrumpió

El presidente de EE UU violó el acuerdo con la cadena y publicó el vídeo sin editar en Facebook para que el público vea “el prejuicio, el odio y la mala educación” del equipo del reputado programa televisivo

Lesley Stahl en la entrevista de 60 Minutes con Donald Trump. En video, el momento en el que Trump abandona la entrevista. (60 Minutes)

La presentadora del programa 60 Minutes, Lesley Stahl, está bajo protección debido a amenazas de muerte. La cadena de televisión ha dotado a la periodista con seguridad las 24 horas del día debido a llamadas amenazadoras que se recibieron en casa de uno de sus familiares directos en la costa oeste, según ha informado TZM. La veterana reportera tiene guardias monitoreando su casa y la de los miembros de su familia además de escolta si salen en público. La llamada se realizó dos días después de que Stahl entrevistara al presidente Donald Trump, quién interrumpió el encuentro de forma abrupta y abandonó el plató de televisión por las preguntas de la periodista. Dos días más tarde, el presidente publicó el vídeo inédito del encuentro en sus redes sociales. “Miren el prejuicio, el odio y la mala educación en nombre de 60 Minutes y CBS”, escribió Trump en el tuit en que enlazaba el link a la entrevista subida a Facebook.

La cadena de televisión CBS ha emitido la polémica y conflictiva entrevista al presidente Donald Trump poco después de que esté la publicara sin editar en sus redes sociales para exponerla. Stahl entrevistó en el programa 60 Minutes, al mandatario la semana pasada pero no pudo concluir la conversación porque Trump interrumpió el encuentro y se retiró enfadado. Un testigo detalló que el presidente comenzó a sentirse muy incómodo e incluso enfadado por el tipo de preguntas que la veterana reportera de CBS hacía y su manera de realizarlas.

El pasado 20 de octubre el presidente estadounidense y Stahl habían pactado conversar solos durante un primer bloque del programa, y luego se les uniría el vicepresidente Mike Pence. Tras 37 minutos de entrevista, Trump dio por concluida la conversación sin previo aviso. El vídeo que publicó el mandatario en sus redes sociales muestran a Trump irritado por la manera en que la veterana y reputada periodista estaba conduciendo la conversación. “Lo primero que me dijiste fue ¿estás listo para preguntas difíciles? Esa no es forma de hablar, no es forma de hablar”, le espetó.

La CBS aseguró que la decisión sin precedentes de la Casa Blanca de ignorar el acuerdo “no disuadirá a 60 Minutes de proporcionar sus reportajes completos, justos y contextualizados en los que los presidentes han participado durante décadas”. En un momento de la entrevista, después de que Trump lanzara una batería de acusaciones infundadas contra Biden y al expresidente Obama, Stahl le aclaró: “Esto es 60 Minutes y no podemos poner cosas que no podemos verificar”.

Suscríbase aquí a la newsletter sobre las elecciones en Estados Unidos.