_
_
_
_
_

Biden confirma nuevas sanciones a Rusia durante una reunión en San Francisco con la viuda de Navalni

Yulia Naválnaya y Dasha, una de las hijas del activista ruso, se entrevistan con el presidente de Estados Unidos en una visita a California

Joe Biden durante una reunión con Yulia Naválnaya en San Francisco (EE UU), el 22 de febrero de 2024.
Joe Biden durante una reunión con Yulia Naválnaya en San Francisco (EE UU), el 22 de febrero de 2024.Presidencia EE UU (EL PAÍS)
Luis Pablo Beauregard

Joe Biden, el presidente de Estados Unidos, ha adelantado que este viernes su Administración dará a conocer nuevas sanciones contra Rusia en respuesta a la muerte del opositor Alexéi Navalni. El mandatario dio a conocer su decisión en un encuentro que sostuvo en San Francisco con la viuda del activista, Yulia Navalnaya y una de las hijas de la pareja, Dasha, quien estudia en la universidad de Stanford. En la reunión, el mandatario les comunicó sus condolencias y reconoció “el valor” y el legado que deja Navalni, fallecido el 16 de febrero dentro de una prisión del círculo polar ártico.

El presidente aseguró que la lucha iniciada por el enemigo de Vladimir Putin seguirá viva en Rusia y en todo el mundo por aquellos que lamentan la muerte de Navalni y creen en los valores de la libertad, la democracia y los derechos humanos. “El presidente ha expresado su admiración por el extraordinario valor y su legado en el combate a la corrupción y por una Rusia libre y democrática donde todos sean iguales bajo la ley”, aseguró la Casa Blanca en un comunicado.

Yulia Navalnaya busca tomar el testigo que su esposo dejó al frente del movimiento de oposición a Putin. La activista publicó un mensaje desde California la madrugada del jueves, donde aparece con su hija. “Vine a abrazarte y apoyarte. Eres tan fuerte, valiente y resistente. Definitivamente nos ocuparemos de todo”, publicó Navalnaya en X, antes Twitter. Dasha llegó a estudiar Psicología a la universidad de Stanford en 2019. Hoy es profesora asociada en la facultad.

Biden ha dicho que no tiene duda de que Putin está detrás de la muerte de Navalni. Desde inicios de esta semana, su Gobierno ha dejado entrever que prepara una serie nueva de sanciones contra Moscú. John Kirby, el portavoz de Seguridad Nacional, había confirmado que las medidas se anunciarán este viernes, cuando se cumple una semana del fallecimiento del opositor de 47 años y en el marco de los dos años de la invasión rusa a Ucrania.

El jefe del Ejecutivo no ha detallado en qué consistirían las nuevas medidas. Desde Washington, no obstante, el subsecretario del Tesoro, Wally Adeyemo, ha dado algunas claves en una entrevista con la agencia Reuters. “Serán cientos de sanciones tan solo aquí en Estados Unidos, pero es importante recordar que no solo este país ha adoptado estas acciones”, ha asegurado el funcionario. La Administración Biden y sus aliados se han fijado 500 objetivos en la industria de Defensa rusa y empresas en otros países que auxilian al régimen de Putin.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El miércoles, en una reunión a puerta cerrada, Biden llamó a Putin un “loco hijo de puta”. El presidente insultó a su homólogo ruso en un acto de recaudación de fondos celebrado en la mansión de Gordon Getty, el cuarto hijo del magnate petrolero J. Paul Getty. En este evento, el mandatario habló de varios temas, entre ellos la emergencia climática. “Es la última amenaza existencial. Es el clima. Tenemos un loco hijo de puta como Putin y otros, y siempre tenemos que preocuparnos por los conflictos nucleares, pero la amenaza existencial para la humanidad es el clima”, comentó Biden a un grupo de donantes.

Kirby ha defendido al presidente este viernes asegurando que Biden empleó palabras “llanas y directas” para calificar al autócrata. “Es así como debemos abordar la amenaza (...) de forma clara, directa y transparente”, subrayó el portavoz de Seguridad Nacional en Washington.

No es la primera vez que Biden lanza un insulto. A pesar de hablar en murmullos y de ser criticado por su edad, el político de 81 años tiene un volcánico carácter, según ha documentado la prensa estadounidense en varias ocasiones. Axios aseguró el año pasado que el mandatario tiene una mecha corta y que varios de sus asesores evitan quedarse a solas con él para ahorrarse gritos y exabruptos.

En enero de 2022, Biden insultó con un “hijo de puta” a un corresponsal de Fox News en la Casa Blanca. También se ha referido en términos más que despectivos contra el Gobierno chino e Israel, uno de los aliados más importantes de Estados Unidos en Oriente Próximo. En otra reunión privada llamó “imbécil” a Benjamin Netanyahu, el primer ministro israelí, por la cruenta ofensiva que lleva en Gaza. Este miércoles, el presidente aseguró que el Partido Republicano tuvo alguna vez un “centro moral, pero parece haberlo perdido”.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard
Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_