_
_
_
_
_

“La entrega a Ucrania de tanques como los Leopard 2 cambiaría los equilibrios de control del territorio en la guerra”

John Chipman, director del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, analiza el desarrollo del conflicto en una entrevista en Davos

John Chipman, director del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS por sus siglas en inglés) el 15 de febrero de 2019.
John Chipman, director del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS por sus siglas en inglés) el 15 de febrero de 2019.Sven Hoppe (Getty)

Tras los grandes avances de las fuerzas de Ucrania en los últimos meses de 2022, la guerra en ese país se halla en una fase de atrición con sustancial estancamiento. Aumentan las voces que abogan por dar un nuevo salto en el apoyo a Kiev con la entrega de modernos tanques principales de combate occidentales. Hasta ahora, las Fuerzas Armadas ucranias han recurrido en ese aspecto de la guerra terrestre a los tanques de época soviética que tenía en dotación, junto a otros suministrados por aliados. Los occidentales modernos son de una calidad muy superior. John Chipman, director del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, considera en una entrevista concedida en el marco del Foro económico de Davos que la entrega de modelos como los Leopard 2 alemanes “cambiaría los equilibrios de control del territorio”. La presión sobre Alemania para que dé el visto bueno es elevadísima. En Davos, el canciller Scholz eludió pronunciarse de forma explícita, pero recalcó que la acción alemana está “estratégicamente entrelazada” a la de sus aliados, en lo que algunos interpretaron como una velada referencia a que Berlín aceptará solo si países como EE UU y Francia también dan el paso.

Pregunta. ¿Por qué son tan importantes para Ucrania los tanques modernos occidentales?

Respuesta. Rusia ha invadido el país más grande en Europa. La mayor parte de la guerra es un conflicto terrestre. La artillería ha tenido un papel muy importante, pero también se producen considerables batallas de tanques. Hay límites en la capacidad de Ucrania de proteger la tierra que controla y sin duda límites en la capacidad de reconquistar más si no recibe tanques modernos. En el pasado, una de las preocupaciones era que a las fuerzas ucranias les costaría mucho tiempo aprender a usar con eficacia tanques con estándares OTAN para los que no están entrenadas. Pero la experiencia reciente ha sido que los militares ucranios han sido muy rápidos en adaptarse, enormemente flexibles, y han logrado manejar algunos de los sistemas de armamentos más sofisticados en semanas cuando se pensaba que serían necesarios meses. Y los tanques Leopard 2 no son tan complejos como por ejemplo los Abraham 1 de EE UU, que además de gastar muchísimo combustible, son sofisticados, diseñados pesadamente. Pero los tanques de los que se habla, los Leopard 2 de Alemania, y que tienen otros países también, como Finlandia, o los Leclerc de Francia, marcarían una diferencia en la batalla terrestre y cambiarían los equilibrios de control del territorio.

P. Rusia ha sufrido grandes pérdidas y hace un gran esfuerzo para reorganizarse. ¿Cuál es su juicio sobre el estado actual de su fuerza?

R. La primera cosa que diría es que al presidente Putin le dan igual los civiles ucranios; la segunda, es que al presidente Putin le dan igual también los civiles rusos. Esta movilización reciente ha sido sobre todo de civiles rusos, muchos de los cuales no han tenido ningún entrenamiento militar o si lo han tenido ha sido extremadamente básico. Hay tropas desplegadas en un conflicto muy complejo que no han sido ni entrenadas ni equipadas adecuadamente. Aun así, en cualquier guerra llega un momento en el que los números importan y si Putin es capaz de movilizar de nuevo, como predicen muchos Gobiernos occidentales, entonces la mera cantidad de gente que es capaz de lanzar, literal y figurativamente, en esa batalla es importante. Naturalmente, Rusia tiene problemas en las cadenas de suministro. Vimos en los primeros meses de la guerra que parte del material que utilizaban no estaba en estado de mantenimiento adecuado, los repuestos no estaban adecuadamente disponibles. Tiene problemas, pero presionan mucho y es importante que el balance de fuerzas se desplace más en favor de Ucrania para no extender el sufrimiento del pueblo ucranio más allá de 2023 si es posible.

P. ¿Cuál es el escenario más creíble para el futuro próximo de la guerra?

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

R. Creo que los ucranios seguirán recibiendo más y mejor equipamiento militar de Occidente. Ha habido una escalada secuenciada de la asistencia, así que lo que era inconcebible en abril se tornó rutina en verano, así que es completamente posible que lo que parece inconcebible ahora pueda convertirse posible en tres meses.

P ¿Aviones de combate también?

R. Eso sería ya el límite extremo. Pero quizás sí podrían ser los misiles de crucero tácticos (ATACMS, con un alcance de 300 kilómetros) y harían mucha diferencia en el campo de batalla. Los rusos deben sufrir mucho más en el campo de batalla para que cualquier alto el fuego creíble pueda tener lugar. Nadie piensa que Putin está listo para negociar seriamente, y el sentimiento en Ucrania es que no es creíble una paz duradera mientras Putin sea parte de cualquier acuerdo. Hay mucho escepticismo. Es importante que esto no se convierta en un conflicto congelado en Europa y la única manera de evitarlo es cambiar el balance de poder en favor de Ucrania y mostrar a Rusia que mantendremos la voluntad política y la capacidad de hacer esto.

P. Taiwán es otro punto de gran tensión global. China tiene problemas internos y la historia muestra que a veces en estos casos los regímenes autoritarios recurren a elementos de distracción externa que alimenten sentimientos nacionalistas. ¿Cree que harán algo en el corto y medio plazo?

R. El vice primer ministro, Liu He, ha hablado aquí en Davos y su mensaje es que la prioridad número uno de Pekín para 2023 es la economía nacional. El crecimiento en China es demasiado bajo para sostener su demografía. El pie de nota implícito de ese discurso es que la cohesión política y económica interna es fundamental. Después, si mira el comité militar central que Xi Jinping ha creado, no hay ningún miembro en él con mucha experiencia de planificación militar. Y este es un tiempo en el que China ha observado con atención las dificultades de Rusia en Ucrania. Tener un gran ejército y armas nucleares no es sinónimo de poder invadir exitosamente otro país. Eso frenará a los chinos, les hará reflexionar. Pero ello no impide que pueda haber movimientos incrementales que en Taipéi puedan verse como molestos o provocativos.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Andrea Rizzi (Enviado especial)
Corresponsal de asuntos globales de EL PAÍS y autor de una columna dedicada a cuestiones europeas que se publica los sábados. Anteriormente fue redactor jefe de Internacional y subdirector de Opinión del diario. Es licenciado en Derecho (La Sapienza, Roma) máster en Periodismo (UAM/EL PAÍS, Madrid) y en Derecho de la UE (IEE/ULB, Bruselas).

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_