_
_
_
_
_

Rusia ataca el centro de Kiev con una oleada de drones ‘suicidas’ iraníes

Cinco vehículos no tripulados impactan por primera vez en el centro de la capital ucrania y provocan la muerte de al menos cuatro personas

Los servicios de emergencia trabajan en un edificio de Kiev, atacado este lunes por drones 'suicidas' lanzados por Rusia.Foto: ROMAN HRYTSYNA (AP) | Vídeo: CRISTIAN SEGURA
Cristian Segura (enviado especial)

Kiev ha vuelto este lunes a los refugios. Si el pasado 10 de octubre impactaron en el corazón de la capital ucrania siete misiles de crucero rusos, el terror lo han sembrado ahora los drones suicidas iraníes Shahed-136, la principal arma rusa en esta fase de la guerra. Cinco vehículos no tripulados han caído por primera vez en el centro de Kiev, impactando en un edificio de oficinas y en un bloque de viviendas. Al menos cuatro personas han muerto y una veintena han resultado heridas, según el Departamento de Protección Civil ucranio. En la provincia de Sumi, otras cuatro personas han perdido la vida en el bombardeo a una subestación eléctrica.

El principal objetivo del ataque sobre Kiev ha sido una sede de Ukrenergo, la empresa estatal que opera la red eléctrica ucrania. Un bloque de viviendas cercano también ha resultado dañado. Los servicios de emergencia todavía buscaban a mediodía entre los escombros a posibles víctimas. Más Shahed-136 fueron disparados contra la capital, aunque fueron derribados por las defensas antiaéreas, según pudo comprobar EL PAÍS y también varios vídeos difundidos por ciudadanos de Kiev. Las alarmas de aviso de posible ataque aéreo han continuado sonando en Kiev y en otras provincias a lo largo del día.

Las Fuerzas Armadas ucranias aseguraban haber derribado 37 Shahed en todo el país desde el domingo por la noche hasta el lunes al mediodía en lo que consideran que es la mayor oleada de ataques mediante vehículos no tripulados rusos desde el inicio de la guerra. El alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, añadió al mediodía que 28 drones fueron disparados contra la ciudad. El portavoz de las Fuerzas Aéreas ucranias, Yuri Ignat, aseguró en los informativos de televisión estatales que los drones que caían sobre Kiev habían despegado también desde la vecina Bielorrusia, como ha sido habitual en la última semana. Más tarde, precisó en una declaración ante la prensa que en esta ocasión todos los aparatos habrían sido disparados desde las posiciones rusas en el mar Negro. En declaraciones a este diario, Ignat confirmó que los drones de este lunes no habían llegado desde Bielorrusia a la provincia de Kiev, aunque sí lo habían hecho en los días anteriores.

Un dron sobrevuela Kiev antes de impactar contra un edificio, este lunes.
Un dron sobrevuela Kiev antes de impactar contra un edificio, este lunes. SERGEY SHESTAK (EFE)

Rusia disparó el pasado lunes más de 80 misiles contra 18 provincias ucranias, el bombardeo más intenso desde el inicio de la invasión en febrero. En los días posteriores, decenas de cohetes y decenas de drones fueron utilizados contra infraestructuras civiles. El presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró el viernes que los bombardeos a gran escala habían finalizado, pero los hechos de este lunes lo desmienten.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Las autoridades ucranias y los principales servicios de inteligencia de los países de la OTAN dan por hecho que el uso masivo de estas armas aéreas no tripuladas es consecuencia de una drástica reducción de su arsenal balístico.

Ataques contra infraestructuras eléctricas

Rusia ha acelerado este octubre su plan de interrumpir el suministro de energía para la población ucrania durante los meses de frío, lo que el Gobierno de la antigua república soviética ha tildado de crimen de guerra. Centrales eléctricas, subestaciones de distribución de electricidad, plantas de extracción de carbón y la red gasística son los principales objetivos aéreos de las últimas semanas. La provincia de Dnipró, en el este del país, sufrió este lunes cortes de electricidad generalizados debido a ataques ruso, según informó el Gobierno regional. El primer ministro ucranio, Denis Shmihal, ha afirmado que “cientos” de municipios se han quedado sin electricidad en Dnipró y la provincia de Sumi. Los expertos de DiXi, centro ucranio de estudios sobre energía, estimaban que un 40% de la red energética estaba afectada por los ataques. Todas las refinerías de petróleo del país han quedado destruidas, según DiXi.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, afirmó la semana pasada que sus servicios de inteligencia tenían constancia de que Moscú había adquirido 2.400 drones procedentes de Irán. Moscú y Teherán han colaborado con el uso de estas armas durante la guerra civil en Siria para dar apoyo al régimen de Bachar el Asad. Los Shahed-136 pueden cubrir una distancia próxima a los 2.000 kilómetros. Su forma triangular y el ruido de su motor, parecido al de una máquina cortacésped, son inconfundibles y se han escuchado por primera vez en Kiev. El nivel de blindaje y tecnológico de los Shahed-136 tiene un pobre desarrollo, según los analistas consultados por EL PAÍS en la última semana, lo que lo hace especialmente económico, pero también más vulnerable en vuelos bajos: la policía de Kiev compartió este lunes un vídeo de cómo cuatro de sus agentes derribaban un dron disparando con sus fusiles.

La mayoría de los drones son disparados desde territorio ruso, pero también desde la anexionada Crimea y desde Bielorrusia, estos últimos con Kiev como principal objetivo. La creciente cooperación militar entre Rusia y Bielorrusia puede forzar al Estado Mayor ucranio a destinar más unidades en las regiones fronterizas del norte, lo que debilitaría su actual posición ofensiva en los frentes del este y del sur.

Kiev lleva meses reiterando en cada foro internacional que requiere de más baterías de defensa antiaérea para garantizar la seguridad de sus ciudades. Alemania entregó la semana pasada la primera unidad, de las cuatro comprometidas, de sus baterías de última generación IRIS-T SLM. España confirmó también que ha donado a Ucrania cuatro lanzaderas de misiles tierra-aire Hawk. El ministro de Defensa ucranio, Oleksii Reznikov, avanzó que su Gobierno ha acordado con el del Reino Unido y Holanda la cesión de nuevas unidades de los noruegos Nasam, uno de los sistemas de defensa aérea más avanzados del mundo. Defensa también negocia la adquisición a Francia de los misiles Crotale.

Intercambio de prisioneros

Mientras la violencia en el frente y en las ciudades ucranias continúa, las dos partes enfrentadas volvieron a pactar un nuevo intercambio de prisioneros de guerra. 108 mujeres militares ucranias, algunas de ellas encarceladas desde 2019, en el conflicto de Donbás, según anunció Andrii Yermak, jefe de la oficina de Zelenski. Por su parte, Kiev ha dejado en libertad a 110 ciudadanos rusos. Según la agencia estatal rusa Ria Novosti, 72 de estos eran marineros de embarcaciones mercantes que se encontraban en puertos ucranios cuando estalló la invasión. El número de prisioneras ucranias liberadas es menor, según informó Ria Novosti, porque dos mujeres prefirieron quedarse en territorio controlado por Rusia.

Kiev y Moscú no mantienen contacto alguno directo, por lo que las negociaciones se llevan a cabo a partir de la mediación de terceros países. En el mayor intercambio de prisioneros hasta la fecha, realizado el pasado septiembre y que permitió volver a sus hogares a 200 combatientes de cada bando, fue Turquía quien lideró el trabajo diplomático de la operación.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Cristian Segura (enviado especial)
Escribe en EL PAÍS desde 2014. Licenciado en Periodismo y diplomado en Filosofía, ha ejercido su profesión desde 1998. Fue corresponsal del diario 'Avui' en Berlín y en Pekín. Desde 2022 cubre la guerra en Ucrania como enviado especial. Es autor de tres libros de no ficción y de dos novelas. En 2011 recibió el premio Josep Pla de narrativa.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_