Así le hemos contado las elecciones en Italia

El Gobierno de España, ante el triunfo de Meloni: “Es un día de preocupación para todos los demócratas” | Letta anuncia que no repetirá al frente del Partido Democrático, pero que este “no permitirá que Italia salga del corazón de Europa” | Berlusconi vuelve al Senado tras ser expulsado en 2013 por fraude fiscal

Giorgia Meloni, líder de Hermanos de Italia, tras conocer los resultados de las elecciones este domingo en la sede del partido en Roma.
Giorgia Meloni, líder de Hermanos de Italia, tras conocer los resultados de las elecciones este domingo en la sede del partido en Roma.GUGLIELMO MANGIAPANE (REUTERS)

Momentos clave

EL PAÍS ofrece de forma gratuita la última hora de las elecciones italianas como servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete.

La ministra de Hacienda y vicesecretaria general del PSOE, María Jesús Montero, ha mostrado la preocupación del Gobierno ante los resultados de las elecciones italianas: “Es un día de preocupación para los demócratas del mundo, de Europa y para los españoles. La posibilidad de que se pueda formar un gobierno de ultraderecha nos preocupa a todos, incluidos los líderes europeos”. Por su parte, la Comisión Europea espera tener una “cooperación constructiva” con el futuro Gobierno italiano, que previsiblemente estará liderado por la líder de extrema derecha Giorgia Meloni. Su partido, Hermanos de Italia, ha alcanzado el 26% de los votos, mientras que la Liga de Matteo Salvini ha sumado casi un 9%. El otro miembro de la coalición, el partido Forza Italia de Silvio Berlusconi, se ha quedado en un 8%. Su líder, a punto de cumplir 86 años, ha logrado un escaño en el Senado tras ser expulsado en 2013 por fraude fiscal. El secretario del Partido Democrático, Enrico Letta, ha reconocido la derrota. “No permitiremos que Italia salga del corazón de Europa”, ha dicho, antes de anunciar que no volverá a presentarse. La coalición que encabeza su formación suma un 26% del total, mientras que el Movimiento 5 Estrellas llega al 15%.

La líder de Hermanos de Italia, Giorgia Meloni, celebra los resultados electorales, la madrugada del lunes, en Roma. Foto: Gianluca Battista

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
EL PAÍS

Hasta aquí el relato de las reacciones a los resultados de las elecciones italianas. La coalición de conservadores, posfascistas y populistas, liderada por Giorgia Meloni, logró el 44% de los votos tanto en el Congreso como en el Senado. “Gobernaremos para todos los italianos”, declaró la muy posible primera ministra. El Gobierno de España ha dicho ante el triunfo de Meloni: “Es un día de preocupación para todos los demócratas”. Muchas gracias por seguirnos. 

EL PAÍS

Calviño espera una actitud “proeuropea” del Gobierno que forme Italia 

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha confiado este lunes desde Bruselas en que el nuevo Gobierno que se forme en Italia tras la victoria del partido de ultraderecha Hermanos de Italia que lidera Giorgia Meloni tenga una “actitud constructiva y proeuropea”. “Desde el punto de vista de España, tenemos el interés de tener las mejores relaciones con un socio tan importante como es Italia”, ha indicado Calviño a la prensa en Bruselas, al ser preguntada por los resultados de las elecciones del domingo en Italia. (EP)

 

EL PAÍS

Bruselas ve con inquietud la victoria de Meloni en Italia mientras los euroescépticos le dan la bienvenida

Nuevo giro a la derecha en Europa. La victoria de Giorgia Meloni y su partido de extrema derecha en Italia amenaza con sacudir el equilibrio de poder en la UE. En Bruselas miran con inquietud la llegada de una muy posible primera ministra euroescéptica y ultranacionalista. En público, el mantra es el mismo: la Comisión Europea trabajará con cualquier Gobierno que salga de las urnas. En privado, fuentes comunitarias se muestran preocupadas porque el aterrizaje del Ejecutivo que salga de la coalición formada por Hermanos de Italia, la Liga del euroescéptico, ultraconservador y aliado del ruso Vladímir Putin Mateo Salvini, y Forza Italia de Silvio Berlusconi, provoque fricciones en las políticas comunitarias y altere el equilibrio en un momento geopolíticamente complejo, con la guerra en Ucrania y el jefe del Kremlin ondeando amenazas nucleares contra Occidente y agitando la guerra energética contra la UE. Por María R. Sahuquillo.

Puede leer la información completa aquí

EL PAÍS

Meloni mira ya al 13 de octubre como primer hito hacia la formación de su gobierno

La líder ultraderechista Giorgia Meloni tiene ya la vista puesta en el 13 de octubre, primer hito del calendario que la llevará salvo catástrofe al Palacio Chigi, sede del gobierno italiano. Ese día se reúnen por primera vez la Cámara de Diputados y el Senado y la elección de la presidencia de ambas será la primera prueba de fuego de la aparentemente sólida coalición que sustentará a Meloni.

La Cámara está formada por 400 diputados y a falta de confirmación oficial de los resultados, el partido de Meloni, Hermanos de Italia, será la primera fuerza política, aunque necesitará de apoyos para alcanzar la mayoría. Ahí entran en juego los aliados del sector conservador italiano: la ultraderechista Liga, la derecha tradicional de Fuerza Italia y los centristas de Nosotros Moderados que sumarían entre 227 y 257 diputados.

En campaña las cuatro formaciones han presumido de su sintonía, pero la elección de la presidencia de la Cámara de Diputados será la primera gran prueba de fuego. El Senado, con 200 senadores electos y 6 vitalicios, se reunirá también "a más tardar el vigésimo día" tras la votación, según establece la legislación italiana. Una vez elegidos los líderes del Parlamento, comenzarán las consultas del jefe de Estado, Sergio Mattarella, quien convocará a los líderes de los grupos parlamentarios, a los líderes de las coaliciones, a los expresidentes de las cámaras y a los expresidentes de la República al Palacio del Quirinal antes de encargar la formación de gobierno.

Una vez elegida, Meloni deberá presentar una lista de ministros y podrán jurar sus cargos en el Quirinal para constituirse formalmente el Consejo de Ministros. Sin embargo, en un plazo de diez días deberán someterse a un voto de confianza de las dos cámaras, un paso que, una vez superado, convertirá al Ejecutivo en un Gobierno de pleno derecho. Todo este proceso está muy estudiado en Italia, un país en el que rara vez un Gobierno ha logrado concluir una legislatura desde la Segunda Guerra Mundial. La media de constitución de un gobierno es de 67 días, pero cuando la mayoría es tan clara como en este caso, los tiempos se reducen y podría terminar en un mes.

Por otro lado, Meloni ha afirmado que si recibe el encargo de formar Gobierno trabajará en favor de "todos" los italianos, con el objetivo de "unir" a la ciudadanía y de que "los italianos estén de nuevo orgullosos de ser italianos". "Italia nos ha elegido y no la traicionaremos", ha escrito Meloni en Facebook, junto a una imagen en la que posa con la bandera nacional. La dirigente ultraderechista ha afirmado que Hermanos de Italia tiene una "importante responsabilidad" y que trabajará para "devolver la dignidad y el orgullo" al país. (EP)

EL PAÍS

Conte: “Defenderemos nuestros valores y principios constitucionales”

El líder del Movimiento 5 Estrellas, Giuseppe Conte, ha felicitado este lunes a Giorgia Meloni por los resultados obtenidos en las elecciones y ha añadido una advertencia: “Defenderemos nuestros valores y principios constitucionales”. 

Conte también ha valorado los resultados de su formación, que ha obtenido alrededor del 15% en la Cámara de Diputados y en el Senado: “Somos conscientes de que ha habido una remontada de nuestra fuerza política, pero no estamos de fiesta, miramos al futuro con preocupación”.

EL PAÍS

Macron “respeta” el resultado electoral de Italia y pide “trabajar juntos”

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha mostrado este lunes su “respeto” por la “opción democrática” del pueblo italiano, que ha dado la victoria a la extrema derecha en las generales de este domingo, y ha hecho un llamamiento para “continuar trabajando juntos”. “El pueblo italiano ha tomado una opción democrática y soberana. La respetamos. Como países vecinos y amigos, debemos seguir trabajando juntos”, ha señalado el presidente francés en una declaración trasmitida a los medios.

Macron, que expresó su respaldo a la política llevada a cabo por el todavía primer ministro italiano, Mario Draghi, expresidente del Banco Central Europeo (BCE), considera que la respuesta a los desafíos actuales “debe ser europea”. Se trata de la primera reacción del presidente francés a la contundente victoria de la coalición entre la derecha y la extrema derecha en las legislativas de Italia.

Previamente, la primera ministra francesa, Elisabeth Borne, aseguró en una entrevista radiofónica que París estará “atenta” al respeto de los derechos humanos y del derecho al aborto en Italia. Una clara referencia a la líder del movimiento ultraderechista italiano, Giorgia Meloni, que hizo campaña bajo el lema “dios, patria y familia”. En una línea diferente se pronunció la ultraderechista Marine Le Pen, para quien la victoria de Meloni muestra que “el pueblo italiano ha decidido retomar su destino al elegir a un gobierno patriota y soberanista”. (Efe)

EL PAÍS

Tribuna | ¿Otra Marcha sobre Roma?

Italia regresa al pasado. A una memoria histórica que, como en España, no está sanada. Un siglo después, Roma se prepara para vivir una nueva marcha sobre ella. Giorgia Meloni será primera ministra, aunque Sergio Mattarella sienta la tentación de hacer lo que no hizo Víctor Manuel III en octubre de 1922: impedir que Mussolini fuese jefe de Gobierno. Entonces, el rey de Italia rechazó la petición del primer ministro liberal, Luigi Facta, de disolver con el Ejército las concentraciones de camisas negras que iban tomando poco a poco los alrededores de Roma. La negativa regia de decretar el estado de sitio dio el Gobierno a Mussolini y, dos años después, las elecciones de 1924 acabaron con la débil democracia liberal italiana, víctima de los efectos de la Gran Guerra y la crisis económica. Por José María Lassalle.

En la imagen de Gregorio Borgia, Giorgia Meloni, este lunes en la sede electoral de su partido en Roma.

Puede leer la tribuna completa aquí

EL PAÍS

EE UU, “deseoso de trabajar” con el futuro Gobierno de Italia

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Antony Blinken, ha reaccionado este lunes al resultado de las elecciones italianas y ha asegurado que está deseando colaborar con el futuro Ejecutivo, subrayando que una de las líneas de trabajo será el respeto a los derechos humanos.

La ultraderechista Giorgia Meloni, del partido Hermanos de Italia, ha ganado los comicios y previsiblemente formará Gobierno en coalición con los ultras de la Liga y Forza Italia, de Silvio Berlusconi. "Tras las elecciones italianas de ayer, estamos deseosos de trabajar con el Gobierno de Italia en nuestros objetivos compartidos: apoyar una Ucrania libre e independiente, respetar los derechos humanos y construir un futuro económico sostenible. Italia es un aliado vital, una democracia fuerte y un socio valioso", ha escrito Blinken en su cuenta de Twitter.

EL PAÍS

María Jesús Montero: “Es un día de preocupación para los demócratas del mundo”

Por José Marcos. La ministra de Hacienda y vicesecretaria general del PSOE, María Jesús Montero, ha valorado este lunes los resultados de las elecciones italianas: “Es un día de preocupación para los demócratas del mundo, de Europa y para los españoles. Italia es un país amigo, un país vecino, con el que mantenemos estrechas colaboraciones. La posibilidad de que se pueda formar un gobierno de ultraderecha nos preocupa a todos, incluidos los líderes europeos. Prueba de la preocupación es que Europa ha aprendido desde la anterior crisis que no se podía responder de la misma forma a la crisis actual, por eso el plan de fondos europeos contra la pandemia que otorgó a España 140.000 millones de euros. Esto no es gratuito, es fruto del aprendizaje de que la construcción europea no puede saldarse cuando vienen dificultades con mayor desigualdad, porque eso significa que hay personas que se sienten excluidas del sistema y se provoca un desapego. Ese es el mejor caldo de cultivo para que aniden los extremismos”.

EL PAÍS

Los populares europeos aplauden los resultados de Forza Italia

El Partido Popular Europeo (PPE) ha aplaudido los resultados obtenidos el domingo por el partido Forza Italia que lidera Silvio Berlusconi y ha afirmado que ejercerá de “brújula” de los valores europeos en el próximo gobierno que previsiblemente formará con el ultraderechista Hermanos de Italia de Georgina Meloni. “¡Enhorabuena a Forza Italia! Italia es un ancla para Europa y nuestro partido una brújula para los valores proeuropeos”, ha defendido el partido europeo en un breve comunicado difundido en redes sociales tras los resultados del domingo en Italia.

“Confiamos en que Forza Italia guiará al próximo Gobierno por un camino que sirva a los mejores intereses del pueblo italiano como parte de una Europa fuerte y estable”, concluye el comunicado, único pronunciamiento del PPE, cuyo presidente, el alemán Manfred Weber, guarda silencio a pesar de que varios grupos en la Eurocámara le han pedido significarse frente al apoyo del partido de Berlusconi a la ultraderecha.

El expresidente del Parlamento europeo y eurodiputado de Forza Italia, Antonio Tajani, sí ha tomado la palabra para celebrar los resultados y defender que la formación de Berlusconi tendrá un papel “protagonista” y representará al “centro tanto en la Cámara como en el Senado”. Entretanto, Bruselas ha evitado este lunes hacer valoraciones sobre la victoria de la ultraderecha que lidera Giorgia Meloni alegando que “nunca comenta” resultados electorales, si bien ha señalado que Bruselas trabaja con todos los gobiernos que “surgen de las urnas” en los Estados miembros. (EP)

EL PAÍS

Yolanda Díaz llama a “tomar nota” del resultado en Italia y “reconstruir” el espacio progresista en España

Por Paula Chouza. La vicepresidenta Yolanda Díaz, inmersa en el proceso de construcción de un proyecto político que busca superar las divisiones en la izquierda, ha llamado a “no resignase” tras un resultado que ve “preocupante”. Para la titular de Trabajo, “la desigualdad y la desafección con la política” han llevado al país a la victoria del partido de Giorgia Meloni, donde, según ha transmitido en un mensaje en redes sociales, “unos pocos quieren dinamitar los derechos de la mayoría”.  

“Estamos ante una noticia muy triste que nos tiene que hacer tomar nota también en nuestro país. Ha llegado el momento de que reconstruyamos el espacio progresista y seamos capaces de presentar proyectos alternativos que mejoren la vida de la gente en nuestro país y en Europa y también generen esperanza”, ha añadido en declaraciones a los medios a su llegada al Congreso muy en línea con el discurso que propugna desde que se lanzó al proyecto de Sumar. “La victoria de la ultraderecha italiana tiene que ver con la normalización del discurso de odio y la falta de políticas valientes que protejan a la mayoría social”, ha culpado la secretaria general de Podemos, Ione Belarra.

“España no está libre de vivir algo así. Ahora es el momento de plantear los debates urgentes y los más ambiciosos”, ha advertido la también ministra en Twitter. En la misma línea, el portavoz de la formación, Pablo Fernández, ha señalado en rueda de prensa al “blanqueamiento del discurso y la figura de Meloni” como elementos que han llevado a Italia a contar con un Gobierno “elitista, de ultraderecha y corte fascista” y ha alertado también sobre la posibilidad de que haya un Ejecutivo de ultraderecha tras las elecciones de 2023. “Para evitar eso es imprescindible dejar de blanquear al PP presentando a Feijóo como una persona moderada. Feijóo es un capo”, ha acusado.

Fernández ha pedido al Gobierno ir más allá. “Es fundamental que nuestro país sea un ejemplo, con políticas valientes, que protejan a la gente y asumiendo un mayor liderazgo en la Unión Europea”, ha afirmado antes de pedir que se dé en España una “batalla ideológica” y que se articule un “proyecto de país”. Preguntado sobre si los efectos de la división en la izquierda italiana son una llamada de atención que puede resultar extrapolable a las próximas elecciones en España, el portavoz ha insistido en que Podemos trabaja “con ahínco” para formar las candidaturas “más heterogéneas, plurales y amplias posibles” de cara a obtener “los mejores resultados” en las municipales y autonómicas de mayo. Desde la formación, sin embargo, no consideran que el hecho de haber contado con más de una lista en la izquierda italiana haya sido relevante en el resultado.

EL PAÍS

Análisis exprés | La izquierda italiana ya decidió que prefería perder a pactar

Por Íñigo Domínguez. El triunfo de la derecha en Italia se debe, al margen del amplio apoyo conseguido, a que ha sabido interpretar correctamente la ley electoral, que premia a las coaliciones, y a que les resulta más fácil hacer una. La han hecho y han ganado, y la izquierda no. Estaba muy claro que la victoria sería para quien mejor aplicara esta fórmula. Dicho de forma aún más simple: la división de la izquierda ha regalado el triunfo a la derecha. Con una coalición equivalente, el resultado habría sido, como mínimo, más ajustado en escaños o podría haber dado un balance distinto. Pero a los partidos de la alianza de derecha (Hermanos de Italia de Meloni, Liga de Salvini y Forza Italia de Berlusconi) les separan menos cosas y tienen menos líneas rojas que sus rivales. Al no ser capaces de juntarse, los partidos de la izquierda decidieron perder hace ya meses. Sabían que acabaría así, solo les quedaba esperar un milagro, que como táctica es bastante arriesgada. O confiar sin más en que el miedo a la ultraderecha les hiciera el trabajo. 

No es nuevo, ya en 2001 la división de la izquierda hizo posible el triunfo de la coalición de Berlusconi, con los mismos aliados, la Liga Norte y Alianza Nacional, el partido donde estaba Meloni. Entonces fue famosa la frase del cineasta Nanni Moretti, que al día siguiente tenía una rueda de prensa en Cannes: “Berlusconi ha dado las gracias a todos los italianos por la victoria, pero le habría bastado dar las gracias a uno, Fausto Bertinotti”. Se refería al líder de Rifondazione Comunista, que prefirió ir por su cuenta y restó a la izquierda votos finalmente decisivos.

Los resultados indican que la minicoalición que aglutinó el PD y ha sacado un 26% de los votos, en realidad suma hasta un 41% con el Movimiento Cinco Estrellas (15%). Esta alianza,  es cierto, nunca llegó a estar en serio sobre la mesa, entre reproches y pullas mutuas por la caída del Ejecutivo de Draghi, pero es que nunca hubo un realismo pragmático a la altura del desafío que era evitar un triunfo de la ultraderecha por primera vez en la historia, como apuntaban todas las encuestas. También es verdad que son cálculos que se hacen ahora, y de hecho Cinco Estrellas ha remontado el pobre resultado que le daban las encuestas. Los propios votantes de izquierda a menudo son tan puristas que desdeñan las alianzas.

En cambio, sí estuvo a punto de forjarse una coalición del PD con el llamado Tercer Polo, los dos partidos de centro de Calenda y Renzi, que han obtenido un 7%. El problema es que los extremos de la izquierda se han vetado mutuamente, centristas contra comunistas, y el líder del PD, Enrico Letta, tenía una manta que no podía estirar más, o cubría los pies o la cabeza, y al final el centro se quedó fuera.

Con el Tercer Polo, el centro-izquierda habría sumado un 33%, que sigue estando lejos del porcentaje global de la derecha, pero en todo caso la diferencia es que habría sido una coalición mucho más competitiva y el cuadro estaría más equilibrado. La batalla en muchos colegios habría estado más reñida. El sistema electoral es la clave: un tercio de los escaños de las dos cámaras se asignan en colegios donde el primero se lleva el escaño. Este esquema ha sido crucial y ha beneficiado a gran escala a la coalición de Meloni, que simplemente era la lista más votada en esos lugares, aunque la suma de sus rivales tuviera más votos. Rivales que, si hubieran ido juntos, se habrían llevado ese escaño. Gran parte de la victoria de Meloni está ahí. El ejemplo de Roma es muy claro. Había 12 escaños en juego con este sistema (9 a la Cámara de Diputados y 3 al Senado), y la coalición de centroderecha se ha llevado 10.

Al centro-izquierda, en la oposición, ahora solo le queda esperar que la derecha caiga en su mismo vicio: pegarse entre ellos. Pero, como se vio con Berlusconi en 2001, con un Gobierno que duró casi cuatro años y es el más longevo de la historia reciente de Italia, el pegamento del poder es muy fuerte, ante la perspectiva tan única en este país de gobernar nada menos que cinco años. El enésimo sistema electoral, por otro lado, se pensó para eso: formar de una vez un gobierno que pudiera ser estable y durar. La derecha lo ha comprendido mejor.

EL PAÍS

Rusia espera "objetividad" y una postura constructiva del futuro Gobierno italiano

El Kremlin ha confiado este lunes en la "objetividad" y la postura constructiva del futuro Gobierno italiano tras la victoria de la extrema derecha en las elecciones del domingo.           "Estamos dispuestos a dar la bienvenida a cualquier fuerza política capaz de mirar más allá de la corriente mayoritaria, llena de odio hacia nuestro país, y mostrar objetividad y una postura constrictiva", ha dicho este lunes el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, aunque ha añadido que los comicios en Italia y sus resultados son "un asunto exclusivamente interno" de ese país.               

Las relaciones con Rusia han sido uno de los temas de la campaña electoral en Italia por, entre otras cosas, las declaraciones del líder de la ultraderechista Liga, Mateo Salvini, sobre la ineficacia de las sanciones a Moscú por la campaña bélica en Ucrania, así como sus elogios al presidente ruso, Vladímir Putin, en el pasado. El líder de Forza Italia, Silvio Berlusconi, incendió el final de la campaña con unas declaraciones sobre el presidente ruso, en un programa televisivo en pleno prime time: "Las tropas debían entrar, en una semana llegar a Kiev, sustituir el Gobierno de [Volodímir] Zelenski por un Gobierno de gente decente y en una semana volver. En cambio, encontraron una resistencia imprevista, que se fortificó con armas de todo tipo procedentes de Occidente”, dijo Berlusconi. (EFE)

EL PAÍS

Bruselas espera una “cooperación constructiva” con el nuevo Gobierno italiano

La Comisión Europea ha dicho este lunes que espera una “cooperación constructiva” con el futuro Gobierno italiano, que previsiblemente estará liderado por la líder de extrema derecha, Giorgia Meloni.

“La Comisión y la presidenta trabajan con los Gobiernos que salen de las urnas de las elecciones de los países de la UE y no va a hacer una diferencia en este caso. Esperamos una cooperación constructiva con las nuevas autoridades italianas”, ha dicho el portavoz jefe de la institución, Eric Mamer, en la rueda de prensa diaria.

La coalición formada por Hermanos de Italia (HdI), Liga y Forza Italia ha ganado las elecciones generales del domingo con el 44% de los votos, mientras que HdI de Giorgia Meloni es el partido más votado con el 26%, por lo que será ella la encargada de formar el Gobierno, cuando se han escrutado casi la totalidad de las papeletas.

Aunque ha recordado que Bruselas nunca comenta los resultados de las elecciones en un país de la UE y aseguró que sería “muy presuntuoso” por su parte “tratar de analizar” los motivos que “han llevado a los italianos a votar como lo han hecho”, Mamer negó que los comicios se puedan leer como un “juicio” a las políticas europeas. “Ver en estas elecciones una especie de juicio sobre Europa me parece, en cualquier caso, una simplificación extrema”, ha asegurado el portavoz del Ejecutivo comunitario. (Efe)

EL PAÍS

Letta anuncia que no repetirá como secretario de su formación, pero advierte de que el PD “no permitirá que Italia salga del corazón de Europa”

El secretario del Partido Democrático, Enrico Letta, ha comparecido este lunes para reconocer la derrota y para anunciar que dejará de ser secretario del partido. “Los italianos eligen claramente a la derecha. Hoy es un día triste para Europa e Italia. Nos esperan días duros. Hemos hecho todo lo posible para evitar la victoria de la derecha, con nuestros valores”, ha dicho.

“El PD ha tenido un resultado insatisfactorio, pero somos el segundo grupo parlamentario, el segundo partido de Italia y somos la primera fuerza de oposición. Haremos una oposición dura e intransigente, con toda nuestra fuerza”, ha añadido.   “El Partido Democrático no permitirá que Italia salga del corazón de Europa, que se salga de los valores europeos, que se salga de los valores de la Constitución, obviamente, esfuerzo máximo para pensar en nuestro futuro”, ha dicho.

"Esta será la legislatura más a la derecha de la historia de Italia", ha lamentado el dirigente, que considera no obstante que eso será "un gran estímulo para seguir luchando".  "Vamos a seguir luchando para que este resultado electoral no saque a Italia de donde debe estar, no la saque fuera de Europa". Ha prometido que en los próximos días se reunirán los órganos del partido para poner en marcha un congreso en el que se plantearán "una profunda reflexión para entender qué es el Partido Democrático y qué quiere ser". "Necesitamos un nuevo Partido Democrático a la altura del desafío que se nos presenta, que se ponga frente a una derecha que nunca ha estado tan a la derecha y que tiene un mandato fuerte para gobernar en los próximos años". En ese congreso, ha anunciado Letta, no se presentará como candidato. 

En el vídeo que acompaña estas líneas, la comparecencia del secretario del Partido Democrático, Enrico Letta. 

EL PAÍS

Salvini: “Italia tiene cinco años de estabilidad por delante”

El líder de la Liga, Matteo Salvini, ha comparecido este lunes para evaluar los resultados de los comicios del domingo. “Esperamos llegar a 100 escaños”, ha dicho. “Lo de ayer es un punto de partida”, ha añadido.

“Después de muchos años hay un Gobierno elegido por los ciudadanos y una mayoría clara”, ha dicho antes de felicitar a la líder de Hermanos de Italia, Giorgia Meloni. “Es un buen día para la democracia”. 

Salvini ha admitido no estar satisfecho con el resultado obtenido por su partido, alrededor del 9%, pero se alegra por las perspectivas que tiene delante el país: “Italia tiene cinco años de estabilidad por delante”.  

“No hace falta ser politólogos para decir que el segundo partido en el Gobierno es la Liga”, ha afirmado. Salvini ha anunciado que mañana empezará una gira para escuchar a las secciones de la Liga en todo el país para organizar el trabajo de cara a los próximos años. 

En el vídeo que acompaña a estas líneas, la comparecencia del líder de la Liga, Matteo Salvini. 

EL PAÍS

La ministra portavoz, Isabel Rodríguez: “Hay que respetar la democracia”

Por José Marcos

“Hay que respetar la democracia”, ha sido la escueta respuesta de la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, sobre la victoria de la ultraderecha en Italia, a su llegada a un desayuno informativo con el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara.

El barón del PSOE cree que el triunfo de Meloni “debe preocupar, porque tiene toda la pinta de que es la consecuencia de muchos fracasos”. “No me limitaría a decir que es la extrema derecha que viene, hay que analizar por qué se ha producido. Hay que hacer las cosas de manera diferente para que no suceda”, ha señalado.

EL PAÍS

Saviano denuncia que los votantes de Meloni le “invitan” a salir de Italia

El escritor italiano Roberto Saviano ha denunciado este lunes en las redes sociales que los votantes de la ultraderechista Hermanos de Italia, de Giorgia Meloni, que será previsiblemente la encargada de formar Gobierno en Italia tras las elecciones del domingo, le “invitan” a salir del país.

“Leo #Saviano en tendencia en Twitter porque los votantes de Meloni me invitan a salir del país. Eso son advertencias. Esta es la Italia que nos espera”, escribe el autor de Gomorra, que se encuentra desde hace años bajo protección oficial por las amenazas de la Camorra, la mafia napolitana.

“Ya están elaborando una primera lista negra de enemigos de la patria, a pesar de quienes decían que el fascismo es otra cosa”, agrega el escritor. (Efe)

EL PAÍS

Orbán felicita a Meloni por “una victoria más que merecida”

El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, ha felicitado este lunes a la ultraderechista Giorgia Meloni por la victoria de su partido, Hermanos de Italia, en las elecciones celebradas el domingo en Italia, en la que el bloque de derechas ha logrado la mayoría en ambas Cámaras del Parlamento.

“Una victoria más que merecida. ¡Felicidades!”, ha dicho Orbán en un breve mensaje en su cuenta en la red social Facebook junto a una fotografía de ambos y el epígrafe “¡Bravo, Giorgia!”. (EP)

EL PAÍS

Albares: “Los populismos siempre terminan en catástrofe”

El ministro de Exteriores, José Manuel Albares, ha advertido este lunes de que los populismos “siempre terminan en catástrofe”, tras la victoria del partido posfacista de Giorgia Meloni el domingo en las legislativas de Italia.

“Es un momento de incertidumbre y en los momentos de incertidumbre, los populismos siempre crecen y siempre terminan igual, en catástrofe”, ha dicho Albares durante un desayuno con la prensa. “Dan respuestas sencillas a muy corto plazo a problemas que son muy complejos”, ha agregado.

Para el jefe de la diplomacia española, la victoria de Giorgia Meloni llega en un momento en que hay “dos modelos que se están enfrentando” en Europa, en un contexto de guerra en Ucrania. “Hay un modelo que es el modelo por el que apuesta el Gobierno de España decididamente, por el que apuestan muchos países en Europa, y es el modelo de la construcción europea”, y hay “otro modelo que es el de Vladímir Putin”, en el que “se miran fuerzas políticas en Europa y también en este país y es un modelo autoritario”, ha precisado. (AFP)

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS