Israel mata a un líder de la Yihad Islámica en un bombardeo a gran escala en Gaza

El ataque, que deja al menos 10 muertos, se produce tras cuatro días de estricto bloqueo preventivo de la Franja. La milicia palestina dispara más de 100 cohetes

Una víctima del bombardeo israelí sobre Gaza es trasladada a una ambulancia, este viernes.Foto: MAHMUD HAMS (AFP) | Vídeo: EPV

Tras cuatro guerras e incontables escaramuzas en los últimos 15 años, Gaza ha sufrido este viernes un bombardeo israelí a gran escala, con sucesivas oleadas, en el que han muerto un destacado líder de la Yihad Islámica y al menos otros nueve palestinos, entre ellos un niño de cinco años. El asesinato selectivo se produce después de cuatro días de estricto bloqueo militar de la Franja por Israel, que temía represalias contra poblaciones fronterizas a consecuencia de la detención, el pasado lunes, del jefe en Cisjordania de esa milicia aliada de Irán.

Las Fuerzas Armadas israelíes se apresuraron a bautizar como Despuntar del Amanecer la operación sobre Gaza, en una clara señal de que las hostilidades amenazan con prolongarse. Las baterías del sistema de defensa antimisiles Cúpula de Hierro se desplegaron en el sur y el centro de Israel ante el disparo de un centenar de cohetes palestinos por las milicias de la Yihad. La ofensiva amenaza con desencadenar una escalada bélica descontrolada. Los bombardeos proseguían a última hora de la noche. Israel movilizó a 25.000 reservistas para hacer frente a la creciente tensión, mientras las sirenas de alarma ululaban en torno a la Franja y en ciudades próximas a Tel Aviv.

Las Brigadas al Quds, ala militar de la Yihad Islámica Palestina, clamaron venganza tras confirmar en un comunicado la muerte del comandante Taysir al Yabari, más conocido como Abu Mahmud, en el ataque israelí. Un misil impactó de lleno en su casa de la capital gazatí. Al Yabari, jefe militar en la zona norte de la Franja, estaba considerado como unos de los más destacados líderes de la segunda mayor milicia islamista de Gaza, que mantiene estrecho contacto con el régimen de Teherán. Actuaba como enlace con Hamás, que controla hegemónicamente el enclave costero desde 2007, según los servicios de inteligencia israelí.

El asesinato selectivo, también dirigido contra otros mandos de la Yihad Islámica en sucesivos ataques, se asemeja al del predecesor de Al Yabari en el puesto, el comandante Baha Abu al Ata, quien fue abatido por Israel en 2019 en una operación especial, sin que interviniera el movimiento islamista Hamás. Milicianos de la Yihad han lanzado en el reciente pasado ataques con cohetes antitanque contra vehículos israelíes en los alrededores del enclave. Israel teme ante todo este modo de represalias.

El edificio de Gaza en el que se hallaba el líder de Yihad Islámica Taysir al Yabari, muerto por un ataque israelí.
El edificio de Gaza en el que se hallaba el líder de Yihad Islámica Taysir al Yabari, muerto por un ataque israelí. IBRAHEEM ABU MUSTAFA (REUTERS)

Las televisiones palestinas mostraban edificios reducidos a escombros y densas columnas de humo sobre Gaza. Las autoridades locales decretaron el estado de emergencia mientras los servicios sanitarios evacuaban hasta hospitales a 55 heridos, según datos provisionales del Ministerio de Sanidad Palestino.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El máximo líder de la Yihad Islámica, Ziad al Najala, prometió una dura respuesta. “No hay líneas rojas, y Tel Aviv y otras ciudades van a sufrir el peso de nuestros cohetes”, declaró al canal de televisión libanés Al Mayadin, controlado por la milicia proiraní Hezbolá, informa la agencia Reuters. Israel parece haberse tomado en serio la amenaza tras el aparente fracaso de la mediación de Egipto para intentar impedir una nueva escalada en el enclave palestino. Desde Cisjordania, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, llamó a Israel a poner fin a los bombardeos. Hamás se ha limitado a condenar la muerte de militantes de la Yihad Islámica en un comunicado, sin lanzar por el momento una contraofensiva en apoyo de sus aliados del movimiento islamista radical.

El Comando de Defensa Nacional del Ejército israelí, que abarca además la defensa civil, declaró una “situación especial” 80 kilómetros alrededor de la Franja palestina, donde los vecinos deben permanecer en lugares seguros y las comunicaciones por carretera y ferrocarril están cortadas desde el martes. Tras reunir de urgencia a un comité de seguridad, el primer ministro israelí, Yair Lapid, anunció que las Fuerzas Armadas están actuando para “eliminar las amenazas que operan sobre los ciudadanos” en el entorno de Gaza. “No permitiremos que los grupos terroristas de Gaza impongan su agenda en la zona. Quien intente causar daño a Israel debe saber que tarde o temprano lo encontraremos”, advirtió, antes de anunciar que la operación durará “tanto tiempo como sea necesario”.

Las autoridades israelíes han ordenado el desvío de las rutas de aproximación y despegue al aeropuerto internacional David Ben Gurion, en el área de Tel Aviv, ante el peligro de que representa el lanzamiento de cohetes desde la Franja palestina. La capital cultural y económica de Israel ya ha preparado los refugios antiaéreos para su inmediata apertura. En el conflicto del año pasado, las milicias islamistas dispararon desde el enclave oleadas de miles de proyectiles.

Temor a represalias en poblaciones israelíes

El ataque preventivo, en el que no ha mediado una agresión inicial palestina, se ha producido por temor a represalias armadas por la detención a comienzos de esta semana de Bassam al Saadi, jefe militar de la Yihad Islámica en Cisjordania, en el área de Yenín (norte del territorio ocupado palestino). Israel selló todos los pasos que controla en la frontera gazatí. El estado de alerta máxima ha llevado a aislar a miles de israelíes en las comunidades que bordean la Franja. Portavoces de las Fuerzas Armadas israelíes han asegurado que existía “una amenaza inminente” para justificar la ofensiva militar. La Yihad Islámica había exigido, según informa la prensa hebrea, la liberación de su comandante en Cisjordania para detener las acciones de represalia que había previsto.

Un comunicado castrense aseguró que en los bombardeos habían sido abatidos “unos 15 operativos de la Yihad Islámica”, a falta de un balance definitivo. Los bombardeos aéreos y de artillería continuaban cerca de la medianoche del viernes en el sur de la Franja, según informó la prensa hebrea. Gaza, una estrecha banda territorial de 365 kilómetros cuadrados donde se hacinan 2,3 millones de habitantes, sufrió el último ataque israelí a gran escala en mayo del año pasado. Esa ofensiva duró 11 días y se cobró la vida de más de 250 palestinos, entre ellos 67 menores, y de otras 13 personas en territorio israelí.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Juan Carlos Sanz

Es el corresponsal para Oriente Próximo en Jerusalén desde 2015. Antes fue jefe de Internacional. En 20 años como enviado de EL PAÍS ha cubierto conflictos en los Balcanes, el Magreb, Irak y Turquía, entre otros destinos. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Zaragoza y máster en Periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS