471 muertos, heridos o desaparecidos en una nueva ola de terror en Haití

Los ataques entre bandas siembran el terror en la capital del país caribeño

Sobrevivientes de un bote volcado cerca de la isla Nueva Providencia (Bahamas), en una fotografía cedida por las fuerzas armadas de las Bahamas, este domingo 24 de julio.
Sobrevivientes de un bote volcado cerca de la isla Nueva Providencia (Bahamas), en una fotografía cedida por las fuerzas armadas de las Bahamas, este domingo 24 de julio.HANDOUT (AFP)

Cada día que pasa la situación en Haití avanza un poco más hacia la ingobernabilidad. A las decenas de policías asesinados en los últimos meses se suma el duro enfrentamiento que mantienen las pandillas de Puerto Príncipe y que dejaron 471 muertos, heridos o desaparecidos en solo nueve días según Naciones Unidas. Según la ONU los hechos violentos se registraron entre el 8 y el 17 de julio, y en los disturbios se incluyen otras 3.000 personas que han tenido que abandonar sus hogares.

En este contexto, la coordinadora humanitaria de la ONU en Haití, Ulrika Richardson, ha llamado a las partes involucradas en los enfrentamientos a que pongan fin a la violencia y garanticen un corredor humanitario hacia la comuna de Cité Soleil, ubicada en el área metropolitana de la capital, Puerto Príncipe. Richardson ha apuntado que las necesidades en la zona son “inmensas y están creciendo debido a la pobreza, la falta de servicios básicos, incluida la seguridad y el aumento reciente de la violencia”. Desde el magnicidio del presidente Jovenel Moïse, la siempre convulsa situación política y económica de Haití se vio aún más golpeada. El vacío de poder degeneró en una crisis de seguridad, con asesinatos y secuestros a diario, sobre todo en amplias zonas de la capital.

Las bandas han tomado el control de importantes zonas de la capital sometiendo a la población con secuestros y violencia. La llegada de combustible y otros insumos está controlado desde el puerto, bajo el dominio de las bandas, y han provocado escasez de productos básicos en distintas poblaciones mientras la población aguanta la respiración intentando salir lo menos posible de casa.

La situación se ha vuelto tan desesperante que los intentos por salir del país incluyen la vía marítima mediante precarias embarcaciones llenas de gente.

El domingo los equipos de salvamento de Bahamas hallaron los cuerpos sin vida de 17 migrantes y rescataron a otros 25 sobrevivientes tras naufragar una embarcación frente a las costas de Bahamas. Las autoridades creen que prácticamente todos los ocupantes son haitianos y entre los fallecidos había 15 mujeres un hombre y un bebé, según un comunicado oficial compartido en Twitter por el primer ministro de Bahamas, Philip Davis, en el que también recoge las 25 personas rescatadas. Los equipos de socorro buscan también al menos a una persona desaparecida.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Niños desplazados por la guerra entre bandas en Puerto Príncipe (Haití) fueron recibidos en un albergue católico, el sábado pasado.
Niños desplazados por la guerra entre bandas en Puerto Príncipe (Haití) fueron recibidos en un albergue católico, el sábado pasado.Johnson Sabin (EFE)

Según las investigaciones la lancha había salida de Nueva Providencia, la isla más poblada del archipiélago bahameño, en la madrugada del domingo con unas 60 personas a bordo y con destino a Miami, en el estado de Florida, pero volcó poco después a 11 kilómetros de la isla. Las autoridades del archipiélago anunciaron una investigación “para determinar todas las circunstancias que rodean una presunta operación de contrabando de personas que ha provocado” la muerte de los inmigrantes. Los traficantes de personas utilizan el territorio de Bahamas -un grupo de islas cercanas a la costa de Florida- como punto de partida para llevar a migrantes a Estados Unidos.

La Guardia Costera estadounidense interceptó en marzo una pequeña embarcación en la que viajaban 123 personas frente a Cayo Anguila, en el oeste de Bahamas, y unos días antes detuvo a más de 140 personas frente a la costa de Andros, la mayor isla del archipiélago. El primer ministro de Haití, Ariel Henry, lamentó la muerte de los 17 inmigrantes a través de su cuenta de Twitter. “Esta nueva tragedia entristece a toda la nación”, dijo el alto cargo.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Jacobo García

Antes de llegar a la redacción de EL PAÍS en Madrid fue corresponsal en México, Centroamérica y Caribe durante más de 20 años. Ha trabajado en El Mundo y la agencia Associated Press en Colombia. Editor Premio Gabo’17 en Innovación y Premio Gabo’21 a la mejor cobertura. Ganador True Story Award 20/21.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS