Seis candidatos se disputarán el liderazgo conservador en el Reino Unido con el exministro Sunak como favorito

La primera votación del grupo parlamentario ‘tory’ reduce el número de aspirantes a reemplazar a Boris Johnson. Este jueves se celebra la siguiente ronda

El exministro británico de Economía Rishi Sunak, en un acto en Londres este martes.
El exministro británico de Economía Rishi Sunak, en un acto en Londres este martes.HENRY NICHOLLS (REUTERS)

La primera ronda de votaciones del grupo parlamentario conservador del Reino Unido, celebrada este miércoles, ha reducido a seis el número de aspirantes a liderar el partido y reemplazar a Boris Johnson como primer ministro. El Comité 1922 (el organismo que reúne a los diputados tories sin cargo en el Gobierno, encargado de organizar el proceso de primarias y elección de nuevo líder) había impuesto un umbral de 30 votos que los candidatos debían superar en la primera votación. Jeremy Hunt, exministro de Sanidad y rival de Johnson en las pasadas primarias, con 18 votos, y el actual titular de Economía, Nadhim Zahawi, con 25, han quedado eliminados.

El exministro de Economía Rishi Sunak, que activó con su dimisión la caída de Johnson, sigue siendo el favorito. Ha sido el que más votos ha obtenido: 88. Pero le pisa los talones la secretaria de Estado de Comercio, Penny Mordaunt, con 67 votos. Todas las encuestas la sitúan como la favorita entre las bases y en las siguientes rondas podría acumular apoyos que Sunak no tiene tan fácil atraer. En tercer lugar, se sitúa con fuerza la titular de Exteriores, Liz Truss. Kemi Badenoch, secretaria de Estado para Gobierno Local y Asuntos Religiosos, con 40 votos, es otra de las sorpresas de la competición y cuenta con el apoyo del sector euroescéptico del partido. Tom Tugendhat, el presidente de la Comisión de Exteriores del Parlamento, ha logrado 37, y Suella Braverman, la abogada general del Estado (máxima asesora legal del Gobierno), 32.

El Partido Conservador se ha conjurado para acelerar al máximo el reemplazo de Boris Johnson, pero es consciente de que sus afiliados no tolerarían que la decisión se tomara con demasiada premura, sin oportunidad de valorar a los posibles candidatos. Habrá una nueva ronda de votaciones este jueves, en la que el candidato menos votado será descartado de la competición. Hay convocatorias previstas para la semana que viene, a partir del lunes, hasta que se llegue a la cifra mágica de dos únicos competidores. Debe lograrse antes del 21 de julio, el día en el que el Parlamento concluye su periodo de sesiones y cierra las puertas para el receso veraniego.

Reuniones con los afiliados

Durante agosto, los dos finalistas deberán reunirse con las agrupaciones locales de afiliados y darse a conocer entre ellos. Unos 200.000 miembros del partido tienen derecho a elegir al nuevo líder. Votarán por correo a lo largo del verano. El 5 de septiembre, el día antes de que el Parlamento comience un nuevo periodo de sesiones, el Partido Conservador dará a conocer oficialmente el nombre de su nuevo líder y, consiguientemente, del nuevo primer ministro.

La oposición laborista, que no ha conseguido sacar adelante la moción de censura para adelantar elecciones por el bloqueo impuesto por Downing Street ―que controla la agenda legislativa―, ha vuelto a pedir este miércoles la dimisión de Johnson, durante la sesión de control. El todavía primer ministro ha asegurado que tiene intención de abandonar el cargo, cuando llegue el momento, “con la cabeza muy alta”. Al comienzo de esa sesión se ha producido un momento especialmente duro, cuando dos diputados del partido independentista escocés Alba han exigido a gritos que Johnson abandonara ya su cargo. El speaker (presidente de la Cámara), Lindsay Hoyle, después de perder prácticamente la voz al intentar poner orden, ha ordenado la expulsión de ambos.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Lindsay Hoyle, presidente de la Cámara de los Comunes, durante la sesión plenaria de este miércoles, en Londres.Foto: JESSICA TAYLOR / UK PARLIAMENT / AFP | Vídeo: EPV

De hecho, el Gobierno británico le ha dado la vuelta a la extraña situación ―sin precedentes― de bloquear una iniciativa tan seria de la oposición como supone una moción de censura, y el equipo de Johnson ha presentado por sí mismo una cuestión de confianza que se debatirá y votará el próximo lunes. Downing Street reprochaba a los laboristas que señalaran en su texto la falta de confianza en un primer ministro que está en funciones. La iniciativa presentada por el Ejecutivo británico pide a los diputados que expresen su confianza o falta de confianza en el Gobierno conservador, al margen de Johnson. No cabe la menor duda de que los conservadores, los últimos interesados en un hipotético adelanto electoral, respaldarán, aunque sea con la nariz tapada, al conjunto de ministros que sigue gobernando bajo la dirección del primer ministro.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Rafa de Miguel

Es el corresponsal de EL PAÍS para el Reino Unido e Irlanda. Fue el primer corresponsal de CNN+ en EE UU, donde cubrió el 11-S. Ha dirigido los Servicios Informativos de la SER, fue redactor Jefe de España y Director Adjunto de EL PAÍS. Licenciado en Derecho y Máster en Periodismo por la Escuela de EL PAÍS/UNAM.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS