_
_
_
_

La OTAN ofrecerá a Finlandia y Suecia un proceso de adhesión rápido

El secretario general de la organización asegura que Turquía no ha dicho que pretenda bloquear el acceso de los dos países nórdicos

La ministra de Exteriores alemana, Annalena Baerbock, comparece este domingo en Berlín junto al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que interviene en remoto.
La ministra de Exteriores alemana, Annalena Baerbock, comparece este domingo en Berlín junto al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que interviene en remoto.Bernd von Jutrczenka / getty
Elena G. Sevillano

La OTAN recibirá con los brazos abiertos a Finlandia y Suecia si finalmente deciden solicitar su adhesión a la Alianza Atlántica, y está lista para impulsar entre sus 30 miembros un proceso rápido de adhesión, incluso el más corto de la historia de la organización. Así lo aseguró este domingo Jens Stoltenberg, su secretario general, tras una reunión informal de ministros de Exteriores celebrada en Berlín. Alemania ya está diseñando el proceso de ratificación en su Parlamento, de forma que se demore el mínimo tiempo posible, añadió la ministra de Exteriores alemana, Annalena Baerbock. Pese a que la reunión estaba convocada para hablar de la situación en Ucrania y de cómo seguir apoyando militarmente a Kiev, las dudas de Turquía ante la eventual adhesión de Suecia y Finlandia, a los que acusa de dar cobijo a terroristas de origen kurdo, protagonizaron el encuentro. La incorporación de nuevos países requiere la invitación de la OTAN cursada por unanimidad de los Estados miembros.

La OTAN está dispuesta a ofrecer a los dos países nórdicos “garantías de seguridad” durante el proceso de adhesión, afirmó Stoltenberg. “Están preocupados por el periodo interino”, reconoció. Por más voluntad de acelerarlo que haya, cada país tiene sus calendarios y sus trámites parlamentarios y el periodo de espera podría durar varios meses. Stoltenberg señaló la posibilidad de reforzar la presencia de la Alianza en Suecia y Finlandia y en toda la región del Báltico durante el tiempo necesario hasta hacer oficial el ingreso.

La presencia militar de la OTAN en el flanco oriental no ha dejado de crecer desde que empezaron los amenazadores movimientos de tropas rusas en la frontera con Ucrania. Actualmente dispone de más de 40.000 efectivos bajo mando directo de la Alianza respaldados por importantes medios navales y aéreos. “Como reacción a la guerra en Ucrania, hemos aumentado significativamente nuestra vigilancia, nuestra capacidad de seguimiento, y también nuestra presencia militar en la parte oriental de la Alianza, incluida la región del Báltico”, recordó Stoltenberg. Está previsto que Finlandia y Suecia participen en varios ejercicios aliados durante las próximas semanas.

Tanto la OTAN como Estados Unidos dejaron clara su “confianza” en que finalmente Turquía no pondrá trabas a la incorporación de los nórdicos, pero el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, volvió a insistir en las demandas de Ankara. En declaraciones a los periodistas, dijo que Suecia y Finlandia deben “dejar de apoyar a los terroristas” en sus países, proporcionar claras garantías de seguridad y levantar las prohibiciones de exportación sobre Turquía si quieren entrar en la OTAN.

Cavusoglu subrayó que no se trata de una amenaza, sino simplemente de manifestar sus preocupaciones. Este domingo, Finlandia ha confirmado que solicitará su ingreso en la Alianza y se espera que Suecia haga lo mismo. Las dudas de Turquía pueden suponer un obstáculo ya que cualquier decisión sobre una eventual ampliación requiere la aprobación unánime de los 30 miembros. Stoltenberg subrayó que “Turquía ha dejado claro que su intención no es bloquear el ingreso” de los dos países nórdicos. “Por eso confío en que podremos hablar de las preocupaciones que ha expresado de forma que no retrasen el proceso de adhesión”, añadió.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Mientras se resuelven las “demandas” de Turquía, la práctica totalidad de los Estados ha aprovechado el encuentro en Berlín para manifestar su apoyo a ambas candidaturas. Baerbock ha dicho que Finlandia y Suecia ya son en esencia miembros de la OTAN, aunque les falte “el carné oficial de socio”. “No son solo nuestros socios, ni solo nuestros amigos, sino que han formado parte de nuestra familia europea durante mucho tiempo”, aseguró en una rueda de prensa a la que Stoltenberg se sumó por videoconferencia desde Bruselas al haber dado positivo por covid.

“Estados Unidos apoyaría firmemente la solicitud de ingreso”, dijo Antony Blinken, secretario de Estado estadounidense. “Estoy seguro de que alcanzaremos el consenso”, añadió, y mencionó el apoyo “casi generalizado y muy fuerte” a las adhesiones.

La entrada de Finlandia y Suecia en la OTAN sería un paso histórico para ambos países, pero también para la Alianza. Supondría que la frontera con Rusia se doblaría al sumar los más de 1.300 kilómetros de Finlandia y los dos países aportarían unas fuerzas armadas modernas y bien equipadas que ya colaboran habitualmente con la OTAN en ejercicios militares. “Esta es una oportunidad histórica”, reiteró Stoltenberg, que dijo estar “convencido” de que habrá consenso. El jueves, el presidente finlandés, Sauli Niinistö y la primera ministra, Sanna Marin, destacaron que el país “fortalecería toda la defensa de la Alianza” si se convirtiera en nuevo miembro. Hasta ahora los dos países nórdicos estaban en contra de integrarse en la organización, pero la invasión de Ucrania ha cambiado la opinión pública y la de los principales partidos políticos.

La reunión de ministros de Exteriores en Berlín sirvió también para preparar la próxima cumbre de la OTAN, que se celebrará en Madrid a finales de junio. “Tomaremos decisiones importantes para reforzar la disuasión y la defensa de la Alianza y para reflejar la nueva realidad de seguridad en Europa”, anunció Stoltenberg. Para el ministro de Exteriores español, José Manuel Albares, se trata de una cumbre “histórica” porque en ella se va a adoptar “un concepto estratégico que regirá la vida de la organización en los próximos diez años”, subrayó al término de la reunión en Berlín en un encuentro con periodistas. Albares recordó que aunque la principal amenaza proviene del flanco este, también hay amenazas en el flanco sur, relacionadas asimismo con Rusia. España, añadió, apoya la adhesión de Finlandia y Suecia, “dos democracias consolidadas”, como lo han hecho una “amplísima mayoría” de países durante la reunión.

Los ministros de Turquía, Finlandia y Suecia se reunieron el sábado por la noche en un aparte de la reunión de ministros de la OTAN para tratar sus diferencias. Turquía es miembro de la Alianza Atlántica desde 1952 y por ahora es el único socio que ha manifestado públicamente su reticencia a la ampliación con las dos capitales nórdicas. “El problema es que estos dos países están apoyando abiertamente […] a organizaciones terroristas que han estado atacando a nuestras tropas todos los días”, aseguró el ministro turco a los periodistas a su llegada a la reunión en Berlín.

El sábado, el presidente finlandés llamó a su homólogo ruso, Vladímir Putin, para informarle de que su país iba a pedir de manera inminente la adhesión. En un comunicado, el Kremlin lo calificó de “error” y dijo que no hay ninguna amenaza para la seguridad de Finlandia, aunque previamente Moscú había advertido de consecuencias “políticas y militares” si Helsinki daba ese paso.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Elena G. Sevillano
Es corresponsal de EL PAÍS en Alemania. Antes se ocupó de la información judicial y económica y formó parte del equipo de Investigación. Como especialista en sanidad, siguió la crisis del coronavirus y coescribió el libro Estado de Alarma (Península, 2020). Es licenciada en Traducción y en Periodismo por la UPF y máster de Periodismo UAM/El País.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_