¿Está Putin perdiendo la guerra? Balance de la primera fase del conflicto en Ucrania

La invasión rusa ha perdido impulso. Un cúmulo de reveses obliga al Kremlin a reorganizar sus fuerzas en una contienda que cuestiona su poderío militar

El pasado 24 de febrero Rusia lanzó contra Ucrania la ofensiva militar de mayor envergadura en Europa desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. El presidente ruso, Vladímir Putin, fijó entonces como objetivos de la agresión evitar que Ucrania se integre en la OTAN, desmilitarizar y “desnazificar” el país vecino. Empezaba así una acción bélica que está sacudiendo el orden mundial. Algo más de un mes después, el Kremlin considera que se están cumpliendo “con éxito” las tareas asignadas a las tropas para la primera fase, y sostiene que se dispone a abrir otra, concentrada en “liberar” la región de Donbás, en el sureste del país. Los hechos, con un cúmulo de reveses que están forzando un amplio repliegue y reorganización de las fuerzas rusas, cuestionan esa lectura. ¿Cuál es el balance del conflicto hasta ahora?

Rusia no ha podido conquistar las principales ciudades. Kiev, Járkov, Mikolaiv e incluso Mariupol, cruelmente bombardeada, resisten. Odesa sigue libre. Ucrania recobra terreno en distintos puntos. Las tropas rusas se retiran de las posiciones que tenían en el frente norte y, muy en especial, de las posiciones alrededor de Kiev. Los analistas del Instituto para el Estudio de la Guerra consideran que las fuerzas rusas han “abandonado los esfuerzos para conquistar” Járkov, la segunda ciudad más importante de Ucrania, objeto de una intensa ofensiva desde el inicio de la guerra. Siguen bombardeándola, pero parecen ya desistir del intento de cercarla y controlarla.

Balance de pérdidas

Víctimas militares rusas

Muertos

Heridos

Según

Moscú

1.351

3.825

Kiev

17.000

Pentágono

10-15% de las fuerzas

ONU

7.000-15.000

muertos

Cifras de Kiev (29 de marzo);

Moscú y Pentágono (25 de marzo);

ONU (24 de marzo).

Víctimas militares ucranias

Muertos

Heridos

Según

Moscú

14.000

16.000

Kiev

1.300

Civiles

1.179 muertos y 1.860 heridos

(según la ONU)

4 millones de refugiados

6,5 millones de desplazados

*El balance de pérdidas humanas y militares en una guerra suelen ser siempre estimaciones por la gran dificultad que supone la verificación en el terreno.

Balance de pérdidas

Víctimas militares rusas

Víctimas militares ucranias

Muertos

Heridos

Muertos

Heridos

Según

Según

Moscú

Moscú

1.351

3.825

14.000

16.000

Kiev

Kiev

17.000

1.300

Pentágono

10-15% de las fuerzas

Civiles

ONU

7.000-15.000

muertos

1.179 muertos y 1.860 heridos

(según la ONU)

Cifras de Kiev (29 de marzo);

Moscú y Pentágono (25 de marzo);

ONU (24 de marzo).

4 millones de refugiados

6,5 millones de desplazados

*El balance de pérdidas humanas y militares en una guerra suelen ser siempre estimaciones por la gran dificultad que supone la verificación en el terreno.

La constatación del fracaso en varias líneas de ataque y el desgaste de sus fuerzas está obligando al Kremlin a reorganizar su despliegue en Ucrania. Las pérdidas materiales son enormes.

Pérdidas militares

Rusia

Ucrania*

Unidades

destruidas

1.010

212

Dañadas

40

22

Capturadas o

abandonadas

1.063

397

2.113

631

Total

Tanques

26

139

6

44

180

Vehículos armados

91

410

12

12

221

569

Otros vehículos

74

402

8

16

121

306

Helicópteros

1

30

3

2

Aviones

18

28

1

2

6

Barcos

1

2

2

11

* La web especializada Oryx, que documenta el material militar perdido por Rusia y Ucrania basado en evidencias visuales, ofrece un recuento que da una idea del coste material de este conflicto. Las pérdidas ucranias sufren probablemente un defecto de estimación a la baja en este recuento.

Pérdidas militares

Rusia

Ucrania*

Unidades

destruidas

1.010

212

Dañadas

40

22

Capturadas o

abandonadas

1.063

397

2.113

631

Total

Tanques

26

139

6

180

44

Vehículos armados

91

410

12

12

221

569

Otros vehículos

74

402

8

16

121

306

Helicópteros

1

30

3

2

Aviones

18

28

1

2

* La web especializada Oryx, que documenta el material militar perdido por Rusia y Ucrania basado en evidencias visuales, ofrece un recuento que da una idea del coste material de este conflicto. Las pérdidas ucranias sufren probablemente un defecto de estimación a la baja en este recuento.

6

Barcos

1

2

2

11

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

“La primera fase ha sido un fracaso militar ruso de gran envergadura, una cosa impresionante. Se estudiará en las academias militares por el cúmulo de fallos”, dice François Heisbourg, consejero especial de la Fundación para la Investigación Estratégica, el principal instituto francés en materia de defensa internacional. La causa central, según el experto, es un análisis político errado del Kremlin, que indujo a pensar que no se encontraría una resistencia tan fuerte, y del que brotó una planificación militar inadecuada.

“Ha sido un desastre”, coincide Ruth Deyermond, académica del Departamento de los Estudios de Guerra del King’s College especializada en seguridad del espacio postsoviético. “Observamos grandes pérdidas, fallos de comunicación, de logística, signos de corrupción. Necesitan tirar de mercenarios, y se están retirando de Kiev. Sin duda, Rusia está perdiendo la guerra. No podemos decir rotundamente que Ucrania está ganando, pero sí con claridad que Rusia está perdiendo”, dice.

A continuación, una mirada sobre el conjunto de factores estratégicos y tácticos que han conducido a las partes beligerantes hasta el punto actual, en una guerra cuyo resultado marcará una época. Resultado todavía incierto. “El fracaso inicial no prejuzga lo que pasará después”, advierte Heisbourg. La guerra puede ser larga; la inercia, cambiar de nuevo.

La invasión terrestre

Una fuerza de choque de entre 150.000 y 190.000 soldados rusos invadió Ucrania, organizada en los llamados BTG (siglas en inglés de Grupo Táctico de Batallón), la unidad clave de funcionamiento del Ejército de Tierra ruso. Se trata de formaciones dotadas de unos 50 vehículos blindados, diseñadas para actuar con alto grado de autonomía y con una gran capacidad de fuego. EE UU estima que Rusia ha desplegado en Ucrania unos 100 BTG, lo que corresponde según el Pentágono a un 75% del total de unidades de las que dispone el Kremlin.

Cada BTG es modular y tiene diferentes compañías de vehículos blindados y baterías de artillería. Esta es la estructura más habitual:

Tanques

1 compañía de 10 tanques

T-80, T-72, T-90 o T-64

Los modelos no están a escala

Transporte de tropas

1 compañía de 10 vehículos tipo oruga

BMP-1, BMP-2 o BMP-3

1 o 2 compañías de 10 vehículos

de transporte de tropas

BTR-60, BTR-70 o BTR-80

Cada vehículo BMP y BTR transporta

7 soldados

210 soldados

aproximadamente

En conjunto un Grupo Táctico de Batallón puede tener unos 1.000 militares

Artillería

2 o 3 baterías de 6 vehículos

de artillería móvil Howitzer

Msta-SM2

1 batería de 6 camiones lanzacohetes

MLRS B M-21, BM-27, B17 o TOS-1A

1 o 2 baterías antiaéreas

2K22M1 Tunguska

O una batería móvil de misiles tierra-aire

9K33 Osa

Apoyo y logística

Vehículos de apoyo como camiones,

ingeniería, radares, control,

morteros, etc.

BREM-1

Cada BTG es modular y tiene diferentes compañías de vehículos blindados y baterías de artillería. Esta es la estructura más habitual:

Tanques

1 compañía de 10 tanques

T-80, T-72, T-90 o T-64

Transporte de tropas

1 compañía de 10 vehículos tipo oruga

BMP-1, BMP-2 o BMP-3

1 o 2 compañías de 10 vehículos de transporte de tropas

BTR-60, BTR-70 o BTR-80

Cada vehículo BMP y BTR transporta 7 soldados

210 soldados

aproximadamente

En conjunto un Grupo Táctico de Batallón puede tener unos 1.000 militares

Artillería

2 o 3 baterías de 6 vehículos de artillería móvil Howitzer

Msta-SM2

1 batería de 6 camiones lanzacohetes

MLRS B M-21, BM-27, B17 o TOS-1A

1 o 2 baterías antiaéreas

2K22M1 Tunguska

O una batería móvil de misiles tierra-aire

9K33 Osa

Apoyo y logística

Vehículos de apoyo como camiones, ingeniería, radares, control, morteros, etc.

BREM-1

Tanques

1 compañía

de 10 tanques

Cada BTG es modular y tiene diferentes compañías de vehículos blindados y baterías de artillería. Esta es la estructura más habitual:

Los modelos no

están a escala

T-80, T-72, T-90 o T-64

Transporte de tropas

1 compañía de 10 vehículos tipo oruga

1 o 2 compañías de 10 vehículos de transporte de tropas

BMP-1, BMP-2 o BMP-3

BTR-60, BTR-70 o BTR-80

Cada vehículo transporta 7 soldados

210 soldados

aproximadamente

En conjunto un Grupo Táctico de Batallón puede tener unos 1.000 militares

Artillería

2 o 3 baterías de 6 vehículos

de artillería móvil Howitzer

1 batería de 6 camiones

lanzacohetes

MLRS B M-21, BM-27, B17 o TOS-1A

Msta-SM2

1 o 2 baterías antiaéreas

O una batería móvil de misiles tierra-aire

2K22M1 Tunguska

9K33 Osa

Apoyo y logística

Vehículos de apoyo como camiones de transporte de tropas,

ingeniería, radares, control, morteros, etc.

BREM-1

Estas poderosas unidades, sin embargo, se han visto frenadas en su avance por múltiples problemas, tanto fallos propios como aciertos de las defensas ucranias.

En términos tácticos, la decisión rusa de avanzar por las carreteras dirigiéndose de forma directa hacia los objetivos principales urbanos ha hecho muy previsibles sus líneas de penetración y expuesto a sus medios a emboscadas desde los laterales. Fallos de manutención del material y de logística, y una a menudo inadecuada protección con infantería de los flancos, han agravado la debilidad.

Este convoy de blindados ruso tuvo problemas de logística durante su lento avance en dirección a Kiev durante la última semana de febrero.
Este convoy de blindados ruso tuvo problemas de logística durante su lento avance en dirección a Kiev durante la última semana de febrero.Maxar

En términos operativos, el Pentágono también observa fallos en las cadenas de comunicación, con el creciente recurso a líneas no seguras. “El uso de líneas sin encriptar ha permitido a las fuerzas ucranias localizar y matar a varios generales rusos”, señala Deyermond.

En general, el mando y control ha mostrado síntomas de ineficacia ante una operación de una envergadura no experimentada en décadas por las fuerzas rusas. Una estructura jerárquica con escasa delegación en mandos intermedios resta agilidad.

La amplitud de los objetivos rusos ha dispersado sus fuerzas en el territorio. Ello les ha impedido alcanzar una supremacía clara en los frentes.

Las fuerzas ucranias han aprovechado con habilidad esta situación, golpeando repetidamente las columnas rusas con armamento antitanque como los Javelin o desde el cielo con los drones.

Lanzamisiles portátil

Javelin (EE UU)

Proyectil

(15,9 kg)

Soldado ucranio

Ucrania ha recibido entrenamiento y material militar como los misiles antitanque o drones armados turcos. El fácil manejo y poder destructivo de los misiles Javelin les ha permitido frenar los convoyes blindados rusos.

6,5 metros

Dron turco

Bayraktar

Tanque T-80 ruso

Javelin

El misil del Javelin puede alcanzar objetivos a 4km de distancia. El proyectil toma una trayectoria vertical que aumenta su eficacia contra los blindados.

Lanzamisiles portátil

Javelin (EE UU)

Proyectil

(15,9 kg)

Ucrania ha recibido entrenamiento y material militar como los misiles antitanque o drones armados turcos. El fácil manejo y poder destructivo de los misiles Javelin les ha permitido frenar los convoyes blindados rusos.

Soldado ucranio

6,5 metros

Dron turco

Bayraktar

Javelin

Tanque T-80 ruso

El misil del Javelin puede alcanzar objetivos a 4km de distancia. El proyectil toma una trayectoria vertical que aumenta su eficacia contra los blindados.

Lanzamisiles portátil

Javelin (EE UU)

Proyectil

(15,9 kg)

Ucrania ha recibido entrenamiento y material militar como los misiles antitanque o drones armados turcos. El fácil manejo y poder destructivo de los misiles Javelin les ha permitido frenar los convoyes blindados rusos.

Soldado ucranio

6,5 metros

Dron turco

Bayraktar

El misil del Javelin puede alcanzar objetivos a 4km de distancia. El proyectil toma una trayectoria vertical que aumenta su eficacia contra los blindados.

Tanque

T-80 ruso

Javelin

Heisbourg señala tres elementos clave para los logros ucranios: “Un valeroso espíritu de combate; las armas recibidas de Occidente, y la formación recibida por parte de países occidentales, que ha determinado una capacidad organizativa superior a la de los rusos, muy descoordinados”.

El deseo de defender la patria y los conciudadanos es un elemento motivador insuperable. En ese contexto, el presidente Zelenski ha ejercido un liderazgo inspirador.

El armamento suministrado por Occidente, aunque no incluya sistemas sofisticados, es de gran utilidad para el tipo de combate que se está desarrollando.

Además, las fuerzas ucranias reciben sin duda importante apoyo de inteligencia y asesoría de Occidente. Espionaje, tecnología de observación satelital y apoyo a la ciberdefensa desde Occidente ―público, pero también por parte de empresas como Microsoft o Starlink― están siendo elementos importantes.

La ausencia de un ciberataque a gran escala ha provocado cierta sorpresa. “Pero ello no significa que no hayamos visto ciberofensivas en esta guerra. Hemos visto, y muchas, para causar interrupción al Gobierno ucranio y sus sistemas militares”, ha dicho esta semana el director del servicio de inteligencia de comunicaciones británico. Pero no han logrado grandes efectos.

En sus operaciones terrestres, Ucrania también se ha beneficiado de la incapacidad rusa de lograr la supremacía aérea, algo que ha sorprendido a muchos expertos. Esto se debe sustancialmente al fracaso ruso a la hora de golpear las defensas antiaéreas ucranias, en gran medida por falta de precisión en la información sobre la localización de las mismas o en el propio ataque. Rusia ha disparado mucho, ha destruido mucho, pero no ha podido degradar de forma decisiva las capacidades militares de Ucrania.

Ofensiva misilística

Desde el principio, Rusia ha buscado aprovechar su amplio potencial misilístico. Según un recuento del Pentágono, a día 31 de marzo había disparado más de 1.400 misiles, tanto de crucero como balísticos.

80 desde

Bielorrusia

300 desde

Rusia

400 desde

Ucrania

Procedencia de los primeros 800 misiles lanzados sobre Ucrania

6 desde

el Mar Negro

80 desde

Bielorrusia

300 desde

Rusia

Procedencia de los primeros 800 misiles lanzados sobre Ucrania

400 desde

Ucrania

6 desde

el Mar Negro

Con qué los lanzan

Rusia dispone de un amplio arsenal misilístico gracias a décadas de desarrollo de la industria de la defensa, primero bajo la URSS y luego bajo el renovado impulso del mandato de Putin. El sistema estrella en esta guerra es probablemente el Iskander-M, preparado para disparar misiles balísticos de corto alcance. También se ha utilizado el misil de crucero Kalibr y, Moscú sostiene, un misil hipersónico Kinzhal.

Vehícullo lanzadera de misiles Iskander

Corbeta Rusa desplegada en el Mar Negro con lanzaderas para misiles Kalibr

Los misiles hipersónicos Kinzhal pueden ser lanzados desde aviones MIG-31 o Túpolev Tu-22M

Rusia ha utilizado estos misiles para bombardear las ciudades desde lejos.

Alcance:

hasta 600 km

500 km

3.000 km

Misil

Kalibr

Misil

Iskander

Misil

hipersónico

Kinzhal

Los modelos

no están a escala

Rusia ha utilizado estos misiles para bombardear las ciudades desde lejos.

Corbegta

Project

22160 Buyan

Los misiles hipersónicos Kinzhal pueden ser lanzados desde aviones MIG-31 o Túpolev Tu-22M

Corbeta Rusa desplegada en el Mar Negro con lanzaderas para misiles Kalibr

Alcance:

hasta 600 km

Alcance:

hasta 500 km

Alcance:

hasta

3.000 km

7 metros

7 metros

Misil

Iskander

Misil

hipersónico

Kinzhal

Misil

Kalibr

Rusia ha utilizado estos misiles para bombardear las ciudades desde lejos.

Los modelos

no están a escala

Vehículo

lanzadera

Corbeta Rusa desplegada en el Mar Negro con lanzaderas para misiles Kalibr

Los misiles hipersónicos Kinzhal pueden ser lanzados desde aviones MIG-31 o Túpolev Tu-22M

Alcance:

hasta 600 km

Alcance:

hasta 500 km

Alcance:

hasta 3.000 km

7 metros

7 metros

Misil

hipersónico

Kinzhal

Misil

Kalibr

Misil

Iskander

La defensa contra ataques con misiles es sumamente difícil. Incluso las fuerzas armadas más avanzadas del mundo tienen capacidades limitadas de interceptación. Kiev dispone de sistema de defensa antiaérea S-300, diseñados en tiempos de la URSS y desarrollados posteriormente.

Al principio, Rusia seleccionó objetivos eminentemente militares, con la intención de degradar la capacidad operativa de sus oponentes. Progresivamente, ha ido incluyendo en su ofensiva objetivos civiles, desde torres de televisión a centros comerciales e incluso hospitales.

El Pentágono estima que Rusia todavía dispone de la mayoría de sus misiles balísticos y de crucero lanzados desde el aire. Sin embargo, considera que afronta escasez en su inventario de misiles guiados de precisión, lo que está forzando el uso de armas menos precisas a medida que avanza la campaña.

La notable capacidad misilística rusa ha causado grandes destrozos, pero no ha plegado la resistencia ucrania, ni en términos de capacidad militar ni de voluntad popular.

El combate aéreo

La incapacidad de neutralizar la defensa antiaérea ucrania condiciona la operatividad de la aviación rusa, que no puede actuar a su gusto en el espacio aéreo ucranio. Eso limita la capacidad de incursión, para proteger el avance de las fuerzas terrestres o simplemente golpear objetivos. El Pentágono calcula que Rusia utiliza en Ucrania un 60% de sus fuerzas aéreas.


Washington estima que los aparatos rusos han realizado en la última semana entre 250 y 340 misiones al día. Pero una parte significativa de ellas no llega a penetrar en territorio de Ucrania o lo hace de manera limitada. Ucrania se sitúa entre las 5 y 10 salidas diarias.

Además de los S-300, bastante eficaces contra aviones, las fuerzas de Ucrania están recibiendo importantes suministros de misiles portables Stinger, que son peligrosos para aparatos que vuelen a baja altura.

Misil tierra-aire

Stinger

(origen EE UU)

EE UU y otros países siguen enviando armamento a Ucrania, como los misiles Stinger con los que los soldados ucranios están derribando helicópteros.

Helicóptero ruso

MI-35

Soldado

ucranio

Caza ruso SU-25

Con los sistemas antimisiles S-300 tratan de interceptar a los cazas rusos.

Sistema antimisiles ucranio

S-300 (origen Rusia)

Caza ruso SU-25

EE UU y otros países siguen enviando armamento a Ucrania, como los misiles Stinger con los que los soldados ucranios están derribando helicópteros.

Helicóptero ruso

MI-35

Misil tierra-aire

Stinger

(origen EE UU)

Sistema antimisiles ucranio

S-300 (origen Rusia)

Soldado

ucranio

Con los sistemas antimisiles S-300 tratan de interceptar a los cazas rusos.

Caza ruso SU-25

EE UU y otros países siguen enviando armamento a Ucrania, como los misiles Stinger con los que los soldados ucranios están derribando helicópteros.

Helicóptero ruso

MI-35

Misil tierra-aire

Stinger

(origen EE UU)

Con los sistemas antimisiles S-300 tratan de interceptar a los cazas rusos.

Soldado

ucranio

Sistema antimisiles ucranio

S-300 (origen Rusia)

La guerra urbana

En este contexto, Rusia no ha podido conquistar los grandes centros urbanos, lo que habría supuesto la subyugación de Ucrania. La obtención del control de urbes frente a un adversario con la determinación de las fuerzas ucranias requiere exponerse a incursiones terrestres que figuran entre las acciones más peligrosas para un Ejército.

Los expertos militares señalan que los combates en las ciudades otorgan una posición de especial ventaja al defensor, que tiene muchas opciones para refugiarse y esconderse.

El atacante puede bombardear con intensidad. Si está dispuesto a asumir la ignominia de destruir por completo el objetivo, naturalmente eso acaba abriendo paso. Si logra un cerco completo, puede asfixiar bloqueando los suministros. Pero antes de llegar a esas situaciones oprobiosas, las defensas resisten, y cualquier incursión supone exponerse a ataques en posición de desventaja.

Conclusión

Los conflictos son realidades dinámicas. Como señala Heisbourg, las circunstancias de los primeros 39 días no prejuzgan el resultado final. Además, la información disponible no es exhaustiva ni transparente.

Con los elementos disponibles, debe constatarse que Rusia está infligiendo enormes daños a Ucrania. Ha penetrado significativamente en su territorio y mantiene un fuerte potencial bélico. Ha logrado que el Gobierno de Kiev hable abiertamente de negociar un estatus de neutralidad para Ucrania.

Pero las pérdidas rusas en solo un mes son enormes. El reconocimiento de 5.000 bajas entre muertos y heridos es ya de por sí llamativo, y la realidad es con toda probabilidad mucho peor de lo que Moscú admite. Los medios materiales perdidos son una cantidad muy ingente. Reconstituir la fuerza desgastada en el conflicto, señala Heisbourg, será dificilísimo con una industria de la defensa rusa golpeada por las sanciones y fuerte dependencia en algunos sectores. Esta realidad marca el futuro militar ruso incluso más allá de Ucrania.

“Esta operación está exponiendo a los ojos del mundo los límites de las fuerzas rusas, que se suponían modernizadas y al nivel de gran potencia. No es así”, apunta Deyermond, como otro elemento en el pasivo de Moscú.

En el frente económico, Rusia sigue cobrando por sus exportaciones de hidrocarburos. Tras un colapso abrupto, el rublo recupera terreno. Pero el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo previó el jueves una contracción del PIB ruso del 10% en 2022. La tasa de inflación supera el 15%. La fuga de cerebros causa alarma en Moscú. Un panorama complejo para sostener el esfuerzo bélico.

Nadie más allá del círculo más íntimo de Putin sabe cuáles eran los planes y las expectativas iniciales del Kremlin. Ateniéndose a lo declarado, cabe señalar que la desmilitarización de Ucrania no parece cercana. En cuanto a la desnazificación, es un concepto ambiguo, pero la lógica general de la retórica induce a pensar que era sinónimo de cambio de régimen en Kiev. Esto tampoco parece cercano. Zelenski sí acepta hablar de neutralidad y renuncia a la OTAN. Pero lo hace a cambio de garantías parecidas a las del artículo 5 de la Alianza Atlántica ofrecida por otros países. “En cualquier caso, la entrada en la OTAN nunca estuvo realmente en la mesa, y afrontar todas esas pérdidas para eso difícilmente podría considerarse un resultado positivo para Moscú”. De momento, Kiev tampoco capitula en cuanto a las reivindicaciones territoriales del Kremlin, aunque acepta discutir una congelación temporal de la cuestión de Crimea.

Sean cuales fueren los objetivos y expectativas reales del Kremlin, la utilización del concepto de “éxito” que utiliza Moscú tiene escaso fundamento en los hechos. Las piezas disponibles a la vista no componen un cuadro victorioso hasta ahora.

Las fuerzas rusas parecen intentar ahora reorganizarse concentrando sus esfuerzos en la región oriental de Donbás. Es posible que esta concentración les conceda mejores condiciones de ataque. Es probable que intenten rodear a las fuerzas ucranias en la zona con una pinza desde sus posiciones en el norte y el sur. Pero, apunta Deyermond, el desgaste de la primera fase es alto, la moral es baja, y Rusia no tiene facilidades para una gran renovación de efectivos y medios. La moral ucrania, en cambio, es alta.

El tiempo dirá si estos 39 días son el inicio de un nuevo caso de derrota de una potencia invasora teóricamente superior, como la URSS y EE UU han sufrido en Afganistán.

Créditos: Han seleccionado, verificado y editado los vídeos

Fuentes y Metodología: La fuente para los desarrollos militares sobre el territorio ucranio es el Instituto para el Estudio de la Guerra de Washington. El mapa de la densidad urbana se apoya en datos de worldpop.org y los mapas físicos en naturalearthdata.com. El Pentágono es la fuente sobre la procedencia de los primeros 800 misiles disparados por Rusia, y Globalsecurity.org lo es para las características de los BTG rusos. Los datos acerca del material perdido por las partes beligerantes proceden del portal especializado online Oryx, que cataloga sobre la base de pruebas documentales. El apartado sobre guerra urbana se apoya en el “Mini-manual del defensor urbano”, de John Spencer. Los datos sobre misiles proceden del proyecto “Amenaza misilística”, del Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales de Washington.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.


Contenido exclusivo para suscriptores

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En