El día en el que Kiev despertó con el impacto de un misil contra un edificio de apartamentos

El enviado especial de EL PAÍS, Luis de Vega, relata en esta crónica de audio la tensión que se vive en la capital

El edificio alcanzado por un misil, este sábado.Foto: Diego Herrera / Europa Press | Vídeo: EPV

Los intercambios de disparos, las detonaciones y las sirenas se siguen escuchando en distintas zonas de la capital. En el tercer día, desde que el presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó atacar esta exrepública soviética. Desde entonces han muerto 198 personas, según fuentes oficiales ucranias. En las calles es cada vez más fácil no sólo ver a militares y policías, sino también a civiles armados que colaboran con las fuerzas de seguridad en las tareas de controlar los movimientos de las personas que salen de sus casas.

Los controles policiales están provocando también problemas inesperados. La tensión entre unos y otros lleva a los propios policías a amenazar y apuntar a compañeros que no se detienen lo suficientemente pronto en esos controles. El sábado ha amanecido en Kiev con el ataque a un edificio de viviendas donde vivían civiles. Un proyectil ha impactado en mitad del edificio causando graves daños en cinco plantas. No ha habido muertos, pero sí una treintena de heridos, según los servicios de emergencia que se han desplazado hasta al zona, en el barrio ubicado al oeste de la ciudad. Según las autoridades de Kiev, que han hecho público un vídeo del ataque, el edificio se sitúa cerca del centro de la capital. Allí siguen sonando las sirenas, pero no hay constancia de que hayan llegado tropas del Kremlin durante la mañana del sábado. Los refugios subterráneos siguen siendo el principal recurso de la población civil para buscar cierta tranquilidad.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sobre la firma

Luis de Vega

Ha trabajado como periodista y fotógrafo en más de 30 países durante 25 años. Llegó a la sección de Internacional de EL PAÍS tras reportear año y medio por Madrid y sus alrededores. Antes trabajó durante 22 años en el diario Abc, de los que ocho fue corresponsal en el norte de África. Ha sido dos veces finalista del Premio Cirilo Rodríguez.

Más información

Archivado En