Biden prohíbe las inversiones estadounidenses en las regiones separatistas ucranias

Washington reacciona al anuncio de que Putin reconocerá la independencia de Donetsk y Lugansk con medidas limitadas que “se sumarían a las rápidas y severas sanciones económicas” si se produce una invasión

Joe Biden y Vladimir Putin, el pasado junio en Ginebra.Foto: DPA VÍA EUROPA PRESS (EUROPA PRESS) | Vídeo: EPV

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha anunciado este lunes que emitirá una orden ejecutiva para prohibir “las inversiones, el comercio y la financiación de personas estadounidenses hacia, desde o en las regiones separatistas de Donetsk y Lugansk”, en el este de Ucrania. Biden reacciona así a la decisión del presidente ruso, Vladímir Putin, de reconocer la independencia de esos dos territorios.

El líder estadounidense ha convocado al equipo de Seguridad Nacional en la Casa Blanca este lunes, el tercero de febrero, en el que el país celebra la fiesta federal del Día de los Presidentes. También ha hablado por teléfono con los mandatarios de Ucrania, Volodímir Zelenski, y Francia, Emmanuel Macron, y con el canciller alemán Olaf Scholz. En un comunicado emitido por la Casa Blanca tras esos intercambios, Washington especifica que esa orden “también proporcionará autoridad para imponer sanciones a cualquier persona que opere en esas zonas de Ucrania”. “Los Departamentos de Estado y del Tesoro darán más detalles en breve. También anunciaremos en breve otras medidas relacionadas con la flagrante violación de los compromisos internacionales de Rusia que se ha producido hoy [este lunes]”, añade el escrito.

La Casa Blanca ha especificado que esas medidas “son independientes y se sumarían a las rápidas y severas sanciones económicas”, de las que vienen hablando las autoridades estadounidenses desde hace semanas, y que, aseguran, han estado “preparando en coordinación con los aliados y socios para el caso de que Rusia se decida a invadir Ucrania”. “Seguimos consultando estrechamente con nuestros aliados y socios, incluida Ucrania, sobre los próximos pasos y sobre la actual escalada de Rusia a lo largo de la frontera”, concluye el comunicado.

Por la mañana, el Kremlin había anunciado que Putin estudiaría la petición de mayor autonomía de las autodenominadas repúblicas “ante el bombardeo masivo de su población”. “Con todo esto en mente, el presidente de Rusia dijo que tenía la intención de firmar un decreto relevante en un futuro próximo”, ha dicho el Kremlin en referencia a un texto que avale la independencia de estos territorios. Putin ha anunciado su decisión a Macron y a Scholz por teléfono.

Luego ha ofrecido en Moscú un discurso televisado en el que ha recurrido a argumentos históricos para defender la importancia de Ucrania para Rusia. Durante su intervención de 40 minutos, Putin ha acusado a Kiev de ser una “marioneta” de Estados Unidos. Ha definido el país como un Estado fallido y ha acusado a sus dirigentes de llegar al poder gracias a un golpe, la revolución del Maidán que hace ocho años derribó a un presidente aliado del Kremlin.

El Secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, dijo la semana pasada que el reconocimiento que ha llegado hoy para los territorios separatistas del este del país “socavaría aún más la soberanía y la integridad territorial de Ucrania, constituiría una grave violación del derecho internacional, y pondría en duda aún más el compromiso declarado de Rusia de continuar con la diplomacia para lograr una resolución pacífica de esta crisis”. También insistió en que Estados Unidos y sus aliados están preparados para una respuesta “rápida y firme”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La Administración de Biden también ha asegurado que dispone de “información creíble” que probaría que Rusia ha elaborado una lista de personas a las que “matar o mandar a campos [de detención] tras la ocupación militar” en Ucrania. Así se lo ha comunicado una funcionaria estadounidense en Naciones Unidas en una carta enviada a Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos.

Por la mañana, Jake Sullivan, asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, ha advertido en una entrevista televisiva que, según los datos de sus servicios de inteligencia, un ataque ruso a Ucrania sería “extremadamente violento”. El ataque, ha añadido, puede llegar en cuestión de horas. Sullivan ha explicado que Estados Unidos no espera una “guerra convencional” entre dos ejércitos, sino que Rusia buscaría “reprimir, aplastar y dañar” a la población.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Iker Seisdedos

Es corresponsal de EL PAÍS en Washington. Licenciado en Derecho Económico por la Universidad de Deusto y máster de Periodismo UAM / EL PAÍS, trabaja en el diario desde 2004, casi siempre vinculado al área cultural. Tras su paso por las secciones El Viajero, Tentaciones y El País Semanal, ha sido redactor jefe de Domingo, Ideas, Cultura y Babelia.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS