La nieve colapsa Atenas, donde solo permanecen abiertos supermercados, gasolineras y farmacias

La mayoría de los vuelos desde la capital griega continúan cancelados y el tráfico marítimo también está paralizado

Un hombre pasa con su perro por los alrededores de la Acrópolis este martes.Foto: THANASSIS STAVRAKIS (AP) | Vídeo: REUTERS

La gran nevada ha vuelto un año después. Los copos de nieve que caían sobre Atenas la mañana de este lunes eran solo una anécdota pintoresca que fotografiar hasta las 10.30 de la mañana. A esa hora los móviles de los ciudadanos que viven o están de paso en la región griega de Ática, donde se encuentra la capital del país, recibieron una alerta con un mensaje que no dejaba lugar a duda: “alerta de emergencia extrema”. La nevada que traía el temporal Elpis —bautizado como la diosa de la Esperanza— se intensificaba y el aviso pedía que se limitasen los desplazamientos a lo esencial.

Casi todos los vuelos nacionales e internacionales siguen suspendidos este martes y también está paralizado el tráfico marítimo. En Atenas solo permanecen abiertos los supermercados, las gasolineras y las farmacias.

Algunas zonas de la cuenca de Ática llevaban ya casi un día sin corriente, según informa la agencia Efe. A pesar de los equipos desplegados, la reparación está resultando complicada, no solo porque hay que retirar árboles que han caído sobre postes de la electricidad, sino porque la nieve que se ha acumulado en el tendido se ha congelado y en algunos puntos se están rompiendo los cables.

Los atenienses recuerdan a la perfección la última nevada de estas magnitudes, fue en febrero del año pasado y entonces sí llevaban una década sin ver algo semejante. El lunes las tiendas bajaban las persianas, el metro se llenaba de gente que regresaba a sus casas antes del almuerzo y circular sobre el asfalto cada vez era más difícil. Los coches con cadenas eran los únicos que conseguían seguir rodando y sobrevivir a un episodio metereológico que estaba previsto y que, sin embargo, según informó el portavoz del Gobierno, Yannis Ikonomu, en declaraciones a la cadena privada Skai, dejó a más de medio millar de personas más de 20 horas en sus coches esperando las máquinas quitanieves.

Durante esta pasada noche pudieron ser retirados de la autopista de circunvalación de Atenas 1.800 vehículos, pero el martes permanecían 1.200 allí todavía, algunos abandonados, pero otros con personas dentro. Miles de ciudadanos que fueron evacuados de sus coches en la autopista se refugiaron durante la noche en el aeropuerto Eleftherios Venizelos.

“He tardado dos horas en llegar al aeropuerto, cuando normalmente serían 50 minutos”, explica Andrés Pujol, madrileño que ha pasado el fin de semana en Atenas celebrando el cumpleaños de un amigo de Barcelona que sí consiguió coger su vuelo de regreso el lunes por la mañana. El de Andrés, operado por Iberia, y muchos otros se fueron cancelando por goteo y a las 21.00 horas del lunes era imposible abandonar el aeródromo ni en taxi ni en transporte público.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Centenares de personas pasaron la noche entre los bancos, los carritos portamaletas y el gélido suelo de unas instalaciones donde no quedaban enchufes libres y donde muy pocos se fueron sin hacer al menos una vez la cola del Gregory’s, el único sitio que sirvió sin descanso comida y bebida caliente. También cerveza, patria y de importación.

Elpis ha vuelto a poner a prueba a un país que no está acostumbrado a verse paralizado así y que confía en que “la última diosa”, como también se la conoce, les traiga el fin de estas inusuales nevadas.

La nieve también sacudió Estambul

Algunos vuelos del aeropuerto de Estambul, la ciudad más populosa de Turquía, se han reanudado este martes tras las nevadas, después de casi 24 horas de cancelaciones y carreteras obstruidas. En la urbe de 16 millones de personas la nieve comenzó a caer el fin de semana pasado y fue en aumento, llegando a alcanzar los 80 centímetros de espesor en algunas áreas. El ministro del Interior, Suleyman Soylu, solicitó a la ciudadanía que no utilizasen sus coches privados si no es estrictamente necesario, después de que centenares de vehículos quedasen atrapados en medio de la nieve. El temporal también afectó a la región suroccidental de Turquía, y llegó hasta la ciudad de Antalya (ubicada en la costa mediterránea del país), que registró su primera nevada en 29 años. 

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitt añoser, o en nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS