Francia reconoce que confundió la identidad del hombre detenido como sospechoso del asesinato de Khashoggi

Las autoridades francesas liberan al ciudadano saudí, tal y como reclamaba Riad, que desde el martes aseguraba que no se trataba del supuesto asesino

Vigilia en recuerdo del periodista Jamal Khashoggi ante el consulado saudí de Estambul (Turquía) el 25 de octubre de 2018.
Vigilia en recuerdo del periodista Jamal Khashoggi ante el consulado saudí de Estambul (Turquía) el 25 de octubre de 2018.OSMAN ORSAL (Reuters)

El ciudadano saudí detenido el martes en París no es el sospechoso, sino alguien con el mismo nombre, de haber participado en el brutal asesinato del periodista de la misma nacionalidad Jamal Khashoggi en el consulado saudí de Estambul en 2018, según han anunciado este miércoles las autoridades francesas, que han decretado su puesta en libertad. Se confirman así las afirmaciones de Riad, que desde la víspera aseguraba que se trataba de un error de identidad y pedía su liberación inmediata.

“Las verificaciones exhaustivas sobre la identidad de esta persona han permitido establecer que el mandato [de arresto internacional] no se aplica sobre ella”, dijo el fiscal general, Rémy Hetiz, en un breve comunicado. Por ello, el detenido “ha sido puesto en libertad”, agregó sin dar detalles sobre la identidad del afectado y si se trata, como ha publicado la prensa francesa en las últimas horas, de un error de homonimia.

Según estos medios galos, el martes, un hombre que viajaba con un pasaporte auténtico a nombre de Jaled Aedh al Otaibi fue detenido en el aeropuerto de Roissy-Charles de Gaulle cuando se disponía a abordar un avión rumbo a Riad. Las alertas podrían haber saltado cuando se escaneó su pasaporte, dado que el nombre coincide con el de un antiguo miembro de la Guardia Real saudí de 33 años que es objeto de una notificación roja de Interpol (una solicitud a fuerzas del orden de todo el mundo para localizar y detener provisionalmente a una persona en espera de extradición, entrega o acción judicial similar), a petición de Turquía.

El nombre de Al Otaibi está incluido en todas las listas de 17 ciudadanos saudíes sancionados por el asesinato de Khashoggi, entre otras la del Departamento del Tesoro estadounidense y la del Gobierno británico. También es uno de los 26 hombres juzgados en rebeldía por Turquía —país emisor de la orden de arresto que revirtió en la detención en París— por el crimen cometido en ese país.

Aunque fuentes de la Fiscalía habían subrayado el martes que se estaba todavía procediendo a la “comprobación” de la identidad del hombre, mantenido en el aeropuerto capitalino bajo “retención judicial” o administrativa mientras se aclaraba el caso, la prensa francesa aseguró, citando a otras fuentes judiciales y policiales, que se trataba efectivamente del Al Otaibi acusado del crimen de Khashoggi, que ha salpicado al príncipe heredero saudí, Mohamed Bin Salmán (MBS).

Las primeras dudas surgieron la noche del martes, cuando la Embajada saudí en París negó tajantemente que se tratara del sospechoso. Las informaciones en la prensa gala eran “incorrectas” y la persona arrestada “no tiene nada que ver” con el caso en cuestión, por lo que la Embajada esperaba “su liberación inmediata”, dijo en un comunicado. En el mismo texto, la legación diplomática subrayó que la justicia saudí ya ha condenado “a todos los que participaron en el odioso asesinato” de Khashoggi y que actualmente “están cumpliendo sus sentencias”, dando a entender que Al Otaibi forma parte de ese grupo.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Riad condenó a cinco personas implicadas en el asesinato de Khashoggi cometido el 2 de octubre de 2018, cuando el periodista, que vivía en Estados Unidos, entró en el consulado saudí de Estambul para obtener una documentación para poder casarse y nunca más volvió a salir. Las condenas a muerte de los procesados fueron conmutadas poco después por penas menores. Pero Arabia Saudí, que siempre ha negado la implicación de su príncipe heredero Bin Salmán en el caso, como afirman Estados Unidos y Turquía, nunca ha revelado la identidad de los juzgados. Tras el arresto en París, el comunicado oficial de la embajada implica que uno de ellos es el auténtico Al Otaibi, pese a que sigue en la lista de buscados de Interpol, motivo por el cual se produjo el error en el aeropuerto galo.

“A raíz de una orden de arresto internacional emitida por las autoridades judiciales turcas el 5 de noviembre de 2018, en el marco del asesinato del periodista Jamal Khashoggi (...) y tras la emisión de una notificación roja de Interpol, un hombre fue puesto en retención judicial el 7 de diciembre de 2021 en el aeropuerto de Roissy-Charles de Gaulle”, recordó al respecto este martes el fiscal general francés.

Una fuente de seguridad de Arabia Saudí había dicho horas antes a la Agencia France Presse que el nombre de Jaled al Otaibi es muy común en ese país y confirmó también que el hombre que Francia creía haber detenido está actualmente en una prisión saudí con “todos los acusados en el caso”.


Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Silvia Ayuso

Corresponsal en París. Previamente formó parte del equipo de EL PAÍS en Washington. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó su carrera en la agencia Efe y posteriormente en la alemana Dpa, para la que también fue corresponsal en Santiago de Chile, La Habana y Washington.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS