Pedro Castillo busca calmar a los mercados al pedir al presidente del Banco Central de Perú que siga en el cargo

“No somos chavistas”, sostiene el virtual ganador de las elecciones presidenciales

El izquierdista Pedro Castillo ofrece declaraciones durante una manifestación hoy, en Lima (Perú). Por segunda semana consecutiva dos marchas paralelas exhiben la profunda división del Perú entre quienes denuncian, sin pruebas, que hubo "fraude" en las elecciones del pasado día 6 y los que ven un "golpe de Estado" en las maniobras de la candidata Keiko Fujimori para revertir sus resultados.
El izquierdista Pedro Castillo ofrece declaraciones durante una manifestación hoy, en Lima (Perú). Por segunda semana consecutiva dos marchas paralelas exhiben la profunda división del Perú entre quienes denuncian, sin pruebas, que hubo "fraude" en las elecciones del pasado día 6 y los que ven un "golpe de Estado" en las maniobras de la candidata Keiko Fujimori para revertir sus resultados.Stringer (EFE)

A semanas de que las autoridades electorales lo proclamen vencedor, el candidato de izquierdas Pedro Castillo ha dado un giro al centro en materia económica. El profesor rural hizo campaña con un discurso contra el libre mercado, la inversión extranjera y las élites empresariales del país. Los conservadores percibieron a este hombre que apenas conocían, que vivía en una granja en la montaña, montaba a caballo y llevaba un sombrero de ala ancha, como una amenaza. Lima se llenó de carteles avisando de la llegada del comunismo. El establishment apoyó de forma masiva a su rival, Keiko Fujimori. Castillo, que roza con los dedos la victoria (falta que el tribunal electoral supervise solo 270 pedidos de nulidad), quiso espantar este sábado los temores sobre su presidencia y le pidió al presidente del Banco Central de Reserva, Julio Velarde, que continúe en el cargo que ocupa desde hace 15 años.

Los agentes económicos de Perú perciben a Velarde como un guardián del sistema y la estabilidad monetaria del país andino. Si bien Castillo y su gurú económico Pedro Francke (un profesor universitario de izquierda moderada) habían dicho que estaban a favor de la continuidad de los dirigentes del Banco Central de Reserva, hasta ahora no lo habían pedido directamente. Ayer se hizo oficial la invitación. Velarde dijo hace una semana que, después de tres lustros al frente de la entidad, quizá le había llegado el momento de retirarse. La petición de Castillo puede hacerle replantear la jubilación.

Perú vive días convulsos. Fujimori no acepta la victoria por la mínima de su rival. Apenas les separaron 40.000 votos. La candidata de derechas ha pedido la nulidad de las mesas electorales en las que Castillo arrasó. Se tratan de lugares apartados, en la selva y en las montañas. Ni las autoridades electorales ni los observadores internacionales han detectado ningún tipo de irregularidad en los comicios peruanos. Los recursos y las impugnaciones se han emitido por televisión. Estados Unidos y la Unión Europea han certificado que se tratan de unas elecciones limpias y transparentes. Sin embargo, Fujimori y el aparato mediático y económico del país insisten en que se produjo un fraude del que no hay pruebas.

El discurso ha calado. Este sábado seguidores de Fujimori y Castillo salieron a la calle, cada uno por un motivo distinto. “¡Respeta mi voto!”, gritaban Irma y Míriam, dos amigas que marchaban por el barrio de Miraflores, en Lima. Son seguidoras de Fuerza Popular, el partido de Fujimori. “Estos izquierdistas nos quieren robar el país. Solo la gente sin cerebro puede pensar que Castillo ha ganado”, sostiene Irma. ¿Pedro Sagasti, el actual presidente en transición? “Un comunista”, dice. ¿Las autoridades electorales? “Preñadas de comunistas”. ¿Joe Biden? “Comunista pleno”. Su intención, explica, es marchar para evitar que el país caiga en manos de esos que cree ella que van a dañar el país.

Esa tensión a la espera de un resultado final ha envenenado la convivencia. Piero Corvetto, el jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), fue agredido el sábado en las instalaciones del Club Regatas Lima, uno de los lugares más exclusivos de la capital. Lo irónico es que antes del resultado era el partido de Castillo quien dudaba de la neutralidad de Corvetto al ser alguien más cercano a los sectores conservadores. El Ministerio Público, además, ha abierto una investigación contra los ex altos cargos miliares que han alentado un golpe de Estado para evitar la proclamación de Castillo.

Los seguidores de Keiko Fujimori se reunieron en la plaza Bolognesi. Llegaron desde distintos puntos de la ciudad. Llevaban crucifijos y velas. Su lema más escuchado es “no al fraude”. La teoría que los alienta es que el partido de Castillo logró torcer el resultado de las elecciones, aunque no haya pruebas de que eso haya ocurrido. Fujimori subió al estrado e invocó la ayuda de Dios para revertir los resultados. “Señor Jesús”, arrancó, “estamos aquí porque queremos saber la verdad. Te pedimos señor que le des sabiduría a las autoridades que tienen que tomar una decisión tan importante. Señor, tú que pones y quitas reyes, te pedimos llegar a las conciencias y corazones de los que nos pueden ayudar a guiar un mejor futuro para todos los peruanos”. La candidata ha asegurado que aumentó su fe en su paso por prisión por una investigación por corrupción. Ahora mismo está acusado de blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
People protest election fraud alleged by presidential candidate Keiko Fujimori weeks after the presidential runoff election in Lima, Peru, Saturday, June 26, 2021. With all the votes tallied from the June 6 presidential runoff, leftist Pedro Castillo leads Fujimori, but electoral authorities said they are scrutinizing a small number of ballots amid unproven fraud claims by Fujimori. (AP Photo/Martin Mejia)
People protest election fraud alleged by presidential candidate Keiko Fujimori weeks after the presidential runoff election in Lima, Peru, Saturday, June 26, 2021. With all the votes tallied from the June 6 presidential runoff, leftist Pedro Castillo leads Fujimori, but electoral authorities said they are scrutinizing a small number of ballots amid unproven fraud claims by Fujimori. (AP Photo/Martin Mejia)Martin Mejia (AP)

En otra parte, Castillo y los suyos. En la plaza San Martín, al filo de las siete de la noche, cuando los manifestantes habían caminado casi tres horas por las avenidas de Lima, Castillo agradeció a la OEA, a los organismos internacionales y a presidentes de América Latina y el Caribe que han reconocido su victoria. “No somos chavistas, no somos comunistas, no le vamos a quitar sus propiedades a nadie, es totalmente falso lo que se ha dicho, eso está sellado: somos democráticos, respetamos la gobernabilidad y la institucionalidad peruana”, añadió Castillo.

Añadió: “Somos respetuosos de esta Constitución y en ese contexto pido al doctor Julio Velarde que su trabajo sea permanente, coherente, frente al Banco Central de Reserva. Es necesario dar tranquilidad no solamente económica sino abrir las puertas para las grandes inversiones que tienen que darse en el Perú con reglas claras, sin robarle un centavo a este país para darle al más necesitado: para darle a los hombres y mujeres que necesitan un pan, necesitan educación, salud”.

AME8659. LIMA (PERÚ), 26/06/2021.- Seguidores de Pedro Castillo participan en una manifestación hoy, en Lima (Perú). Por segunda semana consecutiva dos marchas paralelas exhiben la profunda división del Perú entre quienes denuncian, sin pruebas, que hubo "fraude" en las elecciones del pasado día 6 y los que ven un "golpe de Estado" en las maniobras de la candidata Keiko Fujimori para revertir sus resultados. EFE/ Stringer
AME8659. LIMA (PERÚ), 26/06/2021.- Seguidores de Pedro Castillo participan en una manifestación hoy, en Lima (Perú). Por segunda semana consecutiva dos marchas paralelas exhiben la profunda división del Perú entre quienes denuncian, sin pruebas, que hubo "fraude" en las elecciones del pasado día 6 y los que ven un "golpe de Estado" en las maniobras de la candidata Keiko Fujimori para revertir sus resultados. EFE/ StringerStringer (EFE)

Juan, artesano de repujado en cuero, de 36 años, cuenta que desde el 6 de junio, día de las elecciones, ya ha estado en cinco manifestaciones en defensa de los votos de Pedro Castillo. “La lucha es permanente: mientras haya corrupción, injusticia, desigualdad tenemos derecho a salir. Espero la proclamación, y si Castillo no cumple lo que promete como presidente también voy a salir a reclamar”, expresó.

Cientos de manifestantes emiten sus “vivos” en Facebook o en otras plataformas. La mayoría de canales de TV y radios noticiosas de Lima dan más espacio a las manifestaciones de Keiko Fujimori, programadas a la misma hora que las de los votantes de Castillo. En la movilización de los simpatizantes de Castillo, llena de bandas de músicos y de organizaciones vecinales, gremiales, culturales -además de las bases del partido Perú Libre y sus aliados de izquierda- han estado como en las dos semanas anteriores miles de ciudadanos llegados de las regiones que votaron masivamente por Castillo.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS