Crisis del coronavirus

La Cámara de Representantes de EE UU aprueba el gran plan de estímulo de Biden contra la pandemia

El programa de ayudas, que debe votar el Senado, asciende a un total de 1,9 billones de dólares, más que toda la economía de Italia

La portavoz de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi en el Capitolio, Washington.
La portavoz de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi en el Capitolio, Washington.CARLOS BARRIA / Reuters

La Cámara de Representantes de Estados Unidos, controlada por los demócratas, ha aprobado este sábado sobre las dos de la madrugada el paquete de ayudas por 1,9 billones de dólares (1,573 billones de euros) para combatir la crisis del coronavirus y rescatar la economía. Una cifra que ligeramente inferior al total de la economía italiana (1,848 en 2020), según datos del Fondo Monetario Internacional. La legislación salió adelante pese a la negativa de los republicanos, que votaron en bloque, con 219 votos contra 212. El plan presentado por la Administración de Joe Biden incluye cheques directos por valor de 1.400 dólares, un bono de desempleo semanal de 400, una asignación anual por hijo de 3.600 y miles de millones de dólares para los gobiernos locales, escuelas, y para distribuir las vacunas contra la covid-19, cuando el país supera el medio millón de muertos. Ahora el Senado debe dar el visto bueno, aunque se espera una fuerte oposición de los republicanos, especialmente por la propuesta de incrementar el salario mínimo a 15 dólares la hora.

Los cheques por 1.400 dólares (más del doble que los 600 dólares aprobados en el último programa de ayuda del Congreso) se enviarán a las personas que ganan menos de 75.000 al año o matrimonios que ganan hasta 150.000, y su valor irá disminuyendo gradualmente hasta llegar a cero para los individuos con ingresos superiores a 100.000. Más de 50 mil millones se destinarán a la distribución, testeo y rastreo de vacunas, casi 200 mil millones a los colegios y 350 mil millones a los gobiernos estatales y locales. El líder de la minoría en el Senado, el republicano Mitch McConnell, ha afirmado que la legislación contempla “cientos de millones de dólares para proyectos favoritos [de los demócratas] sin una pizca de relevancia para la pandemia o la recuperación”.

Después de horas de debate a altas horas de la noche, dos congresistas demócratas, Jared Golden y Kurt Schrader, rompieron filas y votaron en contra del proyecto de ley. El monumental paquete de estímulos es el primero significativo de la era Biden, que se suma a los cuatro billones de dólares aprobados anteriormente para hacer frente a la crisis sanitaria y económica que atraviesa el país debido a la pandemia. El líder de la minoría de la Cámara de Representantes, el republicano Kevin McCarthy, atacó este viernes el proyecto de ley, calificandolo en Twitter de “costoso, corrupto y progresista”.

Una de las principales banderas de lucha del ala izquierdista del Partido Demócrata reflejadas en el paquete de ayudas es el aumento del salario mínimo federal de 7,25 a 15 dólares la hora, escalonado a lo largo de cuatro años. La Cámara de Representantes ha incluido esta propuesta, “un imperativo moral”, según la líder demócrata Nancy Pelosi, es probable que no sobreviva en el Senado. Elizabeth MacDonough, la asesora oficial del Senado sobre reglas y procedimientos -un cargo no partidista-, determinó este jueves que el alza del salario mínimo debería eliminarse del plan para combatir la crisis porque va en contra del proceso de reconciliación presupuestaria, un mecanismo que quieren usar los senadores demócratas para aprobar la legislación con mayoría simple (50 votos, el número de senadores demócratas), en lugar de 60.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, afirmó en relación al fallo de MacDonough que el presidente estadounidense está “decepcionado” pero “respeta la decisión” de la asesora legal y el proceso del Senado. Psaki agregó que el mandatario demócrata “determinaría el mejor camino a seguir” en un aumento del salario mínimo, pero pidió a los legisladores que “actúen rápidamente para aprobar” el resto del paquete de ayuda Covid-19 mientras tanto. Está previsto que a mediados de marzo el plan, ya aprobado por ambas Cámaras del Congreso, llegue al escritorio de Biden para que lo firme.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50