Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Radiografía de las alianzas que extienden la influencia de Irán en Oriente Próximo

El asesinado general Qasem Soleimani ha sido el arquitecto de la creciente presencia de fuerzas cercanas a Teherán en Líbano, Yemen y Gaza

El grupo Hezbolá despliega sus armas en un puesto de observación en el norte de Líbano, en 2017.
El grupo Hezbolá despliega sus armas en un puesto de observación en el norte de Líbano, en 2017.

Mientras Irán promete vengarse por el asesinato del general Qasem Soleimani en el ataque con drones perpetrado por Estados Unidos en el aeropuerto de Bagdad en la madrugada de este viernes viernes 3, el país liderado por el ayatolá Ali Jameini puede contar con el apoyo de grupos que forman parte de una alianza dirigida por Teherán en todo Oriente Próximo.

En los últimos años, grupos respaldados por Irán han luchado en Líbano, Yemen y Gaza contra aliados de Estados Unidos, entre ellos Arabia Saudí e Israel. En Irak, Estados Unidos acusó recientemente a combatientes apoyados por Irán de atacar directamente a personal estadounidense. La variedad de alianzas es en gran parte obra de Soleimani, arquitecto de la creciente influencia militar de Teherán en Oriente Medio.

Irak

Los grupos chiíes respaldados por Irán ganaron fuerza en Irak después de la invasión dirigida por Estados Unidos en 2003 y hoy cuentan con decenas de miles de combatientes. Bajo la supervisión de Soleimani, desempeñaron un papel fundamental contra el Estado Islámico, luchando como parte de las Fuerzas de Movilización Popular (Hashd al Shaabi).

Los grupos más fuertes, entrenados, equipados y financiados por Teherán, son Asaib Ahl al-Haq, la organización Badr, Harakat Hezbolá al-Nujaba y Kataeb Hezbolá, que ha sido un elemento importante en el último episodio de tensión. Su fundador, Jamal Jaafar Ibrahimi, conocido como Abu Mahdi al Mohandes, ha muerto también en el ataque contra Soleimani.

Por otro lado, algunos de los grupos iraquíes respaldados por Irán han luchado en Siria en apoyo del presidente Bachar el Asad, otro aliado de Teherán.

El Gobierno iraquí ha intentado integrar las organizaciones paramilitares en sus Fuerzas Armadas, pero Estados Unidos ha dicho que no ha visto suficiente acción de Bagdad para detener los ataques contra las fuerzas estadounidenses por parte de grupos respaldados por Irán.

Líbano

Hezbolá (el partido de Dios) se creó con la ayuda de la Guardia Revolucionaria iraní en 1982 y ahora cuenta con decenas de miles de combatientes. En los últimos años, su papel se ha expandido más allá de las fronteras del Líbano al participar en conflictos en Irak y Siria.

Establecido con el objetivo de luchar contra las fuerzas israelíes que habían invadido Líbano, Hezbolá ha seguido siendo un enemigo declarado de Israel, que lo ve como la mayor amenaza en sus fronteras.

En estos años, Estados Unidos ha responsabilizado a Hezbolá por el atentado suicida que destruyó la sede de la Marina estadounidense en Beirut en octubre de 1983 y mató a 241 personas. Washington, que lo considera grupo terrorista, le atribuye también un atentado suicida el mismo año en la Embajada de Estados Unidos. El grupo ha sido posteriormente atacado como parte de una campaña para ejercer presión contra Irán, con nuevas sanciones a miembros y empresarios acusados de apoyarles.

Hezbolá, que ha entrenado a grupos paramilitares en Siria e Irak e inspirado a otras fuerzas, como los Huthi —aliados de Irán en Yemen—, ha aumentado su influencia política en Líbano. El grupo y sus aliados obtuvieron la mayoría en las elecciones parlamentarias de 2018 y su papel en el Gobierno ha crecido.

Yemen

El movimiento Huthi, alineado con Irán y defendido como parte de su "eje de resistencia regional", ha estado luchando contra una alianza militar liderada por Arabia Saudí en Yemen durante casi cinco años. A pesar de que Riad y sus aliados acusan a Irán de armar y entrenar a los Huthi, no está claro el alcance de la relación y Teherán niega haber enviado armas a Yemen. Por su parte, los Huthi, que utilizan misiles balísticos contra Arabia Saudí, niegan que sean material iraní y dicen que fabrican sus propias armas.

Los Huthi, que cuentan con 180.000 y 200.000 combatientes bajo su control, según un informe de Chatham House, se atribuyeron la responsabilidad de un ataque que cortó temporalmente más de la mitad de la producción de petróleo saudí en septiembre. Estados Unidos señaló que Irán estaba detrás del ataque.

Palestina: Hamás y la Yihad Islámica

El grupo islamista palestino Hamás, que gobierna Gaza, tiene un poderoso brazo armado gracias al apoyo financiero y militar iraní. Los observadores estiman que el grupo tiene alrededor de 30.000 combatientes y miles de cohetes.

En un discurso de noviembre, el jefe de Hamás en Gaza, Yahya Sinwar, atribuyó a Irán la mejora de su arsenal. No obstante, los analistas consideran que la más pequeña Yihad Islámica está más comprometida con la agenda oficial de Irán que Hamás, si bien tiene menos combatientes y arsenal.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información