Sí, se mueve (la UE sin Londres)

La salida del Reino Unido ha sido, en ciertos sentidos, una amputación. En otros, la liberación de un lastre entorpecedor

Unos empleados remplazan la bandera del Reino Unido por una de la UE, en el Parlamento Europeo, en Bruselas, el pasado 31 de enero.
Unos empleados remplazan la bandera del Reino Unido por una de la UE, en el Parlamento Europeo, en Bruselas, el pasado 31 de enero.JOHANNA GERON / Reuters

Todo fluye, nos señalaron Heráclito y Vasili Grossman, y la UE de este terrible 2020 no es excepción: se la ve en tumultuoso movimiento. No solo se dio el mayor paso de integración en dos décadas con la decisión de emitir deuda común a través de la Comisión para luego repartir buena parte de esos fondos en forma de subsidios; también está cuajando un giro copernicano del foco y del gasto europeo hacia las cuestiones medioambientales y digitales; está echando a andar ...

Más información

Lo más visto en...

Top 50