Rusia

Los principales sindicatos rusos apoyan a los huelguistas de Bielorrusia

La mayor agrupación de trabajadores, vinculada al partido de Putin, critica el trato de Lukashenko a sus "hermanos y hermanas" del país vecino

Un grupo de manifestantes, el martes en Minsk.
Un grupo de manifestantes, el martes en Minsk.TATYANA ZENKOVICH / EFE

La Federación de Sindicatos Independientes de la Federación Rusa (FNPR), el mayor sindicato del país, ha expresado este miércoles su apoyo a los trabajadores en huelga —”hermanos y hermanas”— de Bielorrusia y ha protestado por los métodos empleados contra ellos por la Administración de Alexandr Lukashenko.

El comunicado de solidaridad ha sido publicado en la página web oficial de estos sindicatos, que son descendientes de los antiguos sindicatos soviéticos y que tienen un marcado carácter oficialista.

La FNPR “expresa su extrema preocupación por la evolución de la situación sociopolítica en la república de Bielorrusia”, señala la toma de posición de esta entidad que tenía 20 millones de afiliados en 2017.

“La dirección actual del Estado [bielorruso] no solo amenaza con el empleo del Ejército contra la oposición, que incluye una significativa e importante parte de la sociedad. En los últimos días escuchamos que en vez de un diálogo pleno con la sociedad en relación con los trabajadores que han dejado de trabajar por motivos políticos, se recurrirá a los despidos, cierre de las empresas y lock-out (cierre unilateral de una fábrica)”, señala el texto. “Además, han sonado declaraciones según las cuales para la lucha contra los huelguistas es posible utilizar el trabajo de rompehuelgas extranjeros. Estos métodos son destructivos para las relaciones laborales, para los ingresos de los ciudadanos y para el Estado”, afirman los sindicatos rusos.

“La federación declara una decidida protesta contra semejantes relaciones con nuestros hermanos y hermanas bielorrusos”, señala. “Los apoyamos y vamos a apoyarles en adelante”, continúa, para acabar con la clásica frase “proletarios de todos los países, uníos”.

La aparición del mensaje de solidaridad de la FNPR parece indicar que un sector de la dirección del Estado en Moscú da la espalda ya abiertamente al presidente Lukashenko. La FNPR es socio de Rusia Unida (RU), el partido gubernamental, y miembros del sindicato están integrados en la representación parlamentaria de esta fuerza política mayoritaria en la Duma Estatal (Cámara baja del parlamento). El primer vicejefe de estos sindicatos, Andréi Isáiev, es el número dos en la jerarquía del grupo parlamentario de RU.

“Habida cuenta de la estrecha relación del FNPR con el Gobierno la declaración de solidaridad con los huelguistas de Bielorrusia es un reflejo de que un sector de la dirección del país se está distanciando de Lukashenko”, comentaba Pavel Kudiukin, exviceministro de Trabajo de Rusia y copresidente del sindicato Solidaridad Universitaria.

Este sindicato, al igual que otros sindicatos menos vinculados al poder que FNPR, ya expresaron anteriormente su apoyo a los huelguistas. Kudiukin llama la atención sobre la circunstancia de que Mijaíl Schmákov, el presidente del FNPR, ha sido persona de confianza de Putin en campañas electorales en el pasado.

Más información

Lo más visto en...

Top 50