Israel

La amenaza de anexión israelí acerca a las facciones rivales palestinas

Hamás y Fatah desafían a Israel con su primer acto público conjunto después de 13 años de ruptura

El dirigente de Fatah Yibril Rayub observa en la pantalla al responsable de Hamás Saleh al Aruri, el jueves en Ramala.
El dirigente de Fatah Yibril Rayub observa en la pantalla al responsable de Hamás Saleh al Aruri, el jueves en Ramala.ABBAS MOMANI / AFP

Trece años después de la guerra civil que estalló en Gaza entre las dos grandes facciones palestinas, el partido nacionalista Fatah y el movimiento islamista Hamás volvieron a acercarse el jueves para hacer frente común frente a la amenaza de anexión de parte de Cisjordania. En una inusual acto público conjunto, el secretario general del comité central de Fatah, Yibril Rayub, y el número dos de la dirección política de Hamás, Salah al Aruri, desafiaron el anuncio de Israel de extender su soberanía sobre los asentamientos judíos y el valle del Jordán.

Ambos aseguraron que sus organizaciones aspiran a pasar página y entrar en “una nueva fase de unidad”. No es la primera vez que formulan una promesa similar el partido del presidente palestino, Mahmud Abbas, que solo controla Cisjordania, y el movimiento islamista liderado por Ismail Haniya, que gobierna de facto en la franja de Gaza. Hay razones de sobra para la desconfianza tras la pugna fratricida que libraron en 2007. Todos los acuerdos de reconciliación que han suscrito —La Meca (2007), El Cairo (2011), Doha (2012), Gaza (2014) y de nuevo en El Cairo (2017)— fracasaron en medio de renovadas disputas.

Rayub intervino en el acto desde Ramala, sede administrativa de la Autoridad Palestina, mientras que Al Aruri, a quien tanto Israel como Estados Unidos han puesto precio a su cabeza, participó mediante videollamada desde Beirut. Los dos reconocieron que siguen existiendo grandes diferencias entre las facciones, aunque se mostraron dispuestos a dejarlas de lado por ahora para afrontar la amenaza de la anexión.

Mientras el segundo, antiguo dirigente de Hamás en Cisjordania, defendió recurrir “a todos los medios de lucha y resistencia”, el primero, exjefe de los servicios de seguridad palestinos, se mostró partidario de la “resistencia popular” y de incrementar la presión diplomática sobre Israel. “No mostraremos la bandera blanca. Todas las opciones están abiertas si los israelíes ponen en marcha la anexión”, advirtió, no obstante, el también presidente de la Asociación Palestina de Fútbol, que cobró protagonismo hace cinco años al promover sanciones contra Israel en la FIFA.

Desde que Hamás ganó por amplia mayoría las elecciones legislativas en 2006, los palestinos no han vuelto a votar a escala nacional. El acercamiento entre nacionalistas e islamistas parece formar parte de una estrategia de presión para que Israel no aplique a partir de este mes el plan avalado por la Casa Blanca y extienda su soberanía hasta sobre un 30% de Cisjordania.

En la teleconferencia interpalestina intervino también Ayman Odeh, líder de la Lista Conjunta que agrupa a los partidos árabes con presencia en la Kneset (Parlamento) israelí, para apoyar “avances en la reconciliación entre las facciones palestinas necesarios para combatir la anexión, poner fin a la ocupación y lograr una paz justa”. Odeh representa a los descendientes de los palestinos que permanecieron dentro de Israel tras su creación como Estado, en 1948, y que hoy suman una quinta parte de la población.

Más información

Lo más visto en...

Top 50