Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hamás logra con 76 escaños la mayoría absoluta en las elecciones legislativas palestinas

Abbas acepta la dimisión del Gabinete de Qrei, anuncia que Al Fatah no participará en el nuevo Gobierno y reitera su compromiso con la paz

Los resultados oficiales de las elecciones legislativas palestinas, hechos públicos esta tarde, confirman el espectacular vuelco electoral protagonizado por los islamistas de Hamás, que logran la mayoría absoluta al alzarse con 76 escaños y superar con holgura la mitad de los 132 asientos de los que consta la asamblea. Este resultado permite al movimiento radical gobernar en solitario, sin el concurso de Al Fatah, que ha logrado tan sólo 43 escaños. El desconcierto y el recelo que ha ocasionado en Israel y en occidente el ascenso de Hamás ha llevado al presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas, ha subrayar esta noche su compromiso con las negociaciones, con la paz y con Israel.

A media tarde, tras el recuento del 95% de los votos, el presidente de la Comisión Electoral Central, Hana Naser, ha anunciado la composición del nuevo parlamento en el que, además de los dos principales partidos, estarán presentes los siguientes: el Frente Popular para la Liberación Palestina (FPLP), con tres escaños; la lista de Mustafa Barguti, Palestina Independiente, dos escaños; la lista de Salam Fayad, La Tercera Vía, 2 escaños; la lista Alternativa que lidera el Frente Democrático, dos escaños; y otros cuatro escaños para candidatos independientes.

Antes de conocerse los resultados, la ANP, que ha estado los últimos diez años bajo el férrero control de Al Fatah, ha reconocido que Hamás es la formación que deberá formar Gobierno. A pesar de que fuentes diplomáticas y políticas habían indicado a lo largo del día que el presidente Abbas estudiaba presentar su dimision como consecuencia de la derrota sufrida por su partido, su mensaje de esta noche a su pueblo ha despejado toda duda de que quiere seguir al frente de la ANP: "Estoy comprometido a implantar el programa para el que me habéis elegido el año pasado. Es un programa basado en las negociaciones y un acuerdo pacífico con Israel". Abbas, que ha calificado las elecciones de "transparentes y honestas", ha confirmado que comenzará inmediatamente las consultas con Hamás para formar un nuevo Gobierno después de haber aceptado esta mañana la renuncia del actual Gabinete, dirigido por Ahmed Qurei.

Esta noche la tensión ha aumentado en Gaza cuando unos 500 miembros de los Mártires de Al Aqsa, milicianos de Al Fatah, molestos por la derrota electoral, se han echado a las calles de Gaza disparando sus rifles al aire.

Una derrota incontestable

De acuerdo con la Ley Básica (Constitución) palestina, el presidente tiene la capacidad de designar libremente al primer ministro. Además, Abbas ha reiterado su compromiso con la búsqueda de una solución pacífica al conflicto, con la Hoja de Ruta y con los acuerdos con Israel como el único marco para avanzar hacia la paz: "La Hoja de Ruta es el único marco para avanzar hacia la creación de dos estados". Tras repasar los principales hitos del proceso de paz con Israel, ha recordado que el "objetivo principal" de su pueblo es la "creación del Estado palestino independiente, acabar con la ocupación y poner en marcha ese Estado, con Jerusalén como capital".

El escenario que se abre ahora en la región es muy delicado, ya que un Gobierno encabezado por Hamás, que preconiza la destrucción del Estado de Israel, será rechazado casi toda probabilidad por EE UU y la UE, que lo consideran un grupo terrorista. Ismail Haniya, uno de los líderes de Hamás, ha asegurado que su formación quiere reunirse "de inmediato" con Abbas e iniciar negociaciones con Al Fatah y el resto de facciones palestinas para perfilar la composición del nuevo Ejecutivo. Lo que está claro es que los días de Al Fatah como líder de un régimen prácticamente de partido único están acabados. Es más, parece que ni siquiera estará en el Gobierno, tal y como ha adelantado esta mañana Abbas. En un comunicado, la presidencia palestina instaba además a todas las partes a respetar unas "elecciones transparentes y equitativas".

A pesar del intento de Abbas por tranquilizar a la comunidad internacional, la victoria de Hamás supone un serio revés para el proceso de paz con Israel e incluso la propia superviviencia de la Autoridad Palestina, ya que es la UE la que paga los sueldos de sus funcionarios. Los propios líderes de Hamás, Ismail Haniya y Mahmud Zahar, han adelantado que la victoria tendrá consecuencias internacionales sin precedentes para el proceso de paz. "Nuestra victoria es una lección a la comunidad internacional, y cambiará la actitud de Israel, los países árabes y Occidente hacia el conflicto palestino israelí", han dicho. También han exigido a EE UU que respete "los resultados de las urnas y la voluntad del pueblo palestino".

La sola posibilidad de que los radicales entraran en el Gobierno como socio minoritario de Al Fatah ya suscitaba el rechazo de la UE. Ni Washington ni Tel Aviv está dispuestos a negociar con un grupo al que consideran terrorista y que tiene entre sus objetivos la destrucción del Estado de Israel. Mientras, la UE ya ha avisado que trabajará con el nuevo Gobierno palestino siempre que sea "pacífico". El secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, ha dicho que para entrar en el Gobierno, Hamas debería desarmarse. El Gobierno israelí, dirigido de forma interina por ehud Olmert, ha reunido a su Gabinete para estudiar las consecuencias de la victoria de Hamás. Olmert, en todo caso, ha declarado ya que descarta cualquier diálogo con un Gobierno que "cuente entre sus miembros a una organización terrorista que llama a la destrucción de Israel".

Muere una niña palestina de 11 años

Una niña palestina de 11 años ha sido abatida esta noche por disparos de soldados israelíes en las inmediaciones de la verja fronteriza de la franja de Gaza, según fuentes médicas palestinas. Militantes de los Comités Populares de la Resistencia han disparado un cohete rudimentario contra el suelo israelí después de conocer la noticia sobre la muerte de la menor, aunque ha caído en una zona abierta sin causar daños.

Más información